Kiti Mánver, nominada al Goya como Mejor Actriz por ‘El inconveniente’, participa en los Encuentros de Cine de FilmAnd: “Ha sido un proceso de creación hermosísimo”

https://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/Alejandro-Ávila.png
28 Ene 2021
Alejandro Ávila
the nest

“¡Sobre todo quiero ganar mi segundo Goya!” (Risas). Kiti Mánver destila mucho humor. No solo como Lola, el personaje que interpreta en El inconveniente (Bernabé Rico). También desde el comedor de su casa, tras haber sacado a su perro, entre los restos de hielo del temporal que ha asolado Madrid en estas semanas.

Durante el Encuentro de Cine de FilmAnd, la actriz andaluza desgrana algunas de las claves de una comedia, que narra la historia de Sara (Juana Acosta) y Lola (Kiti Mánver), que le vende su piso en nuda propiedad a la primera (“con bicho dentro”) y que triunfó con el Premio del Público del Festival de Málaga y que le ha valido a ella premios (en los festivales de Málaga y Almería) y nominaciones en los Premios del Cine Andaluz, los Forqué, los Feroz, las Medallas CEC y los Goya.

“Los premios hacen ilusión, porque una es consciente de la gran oferta que hay. Somos muy conscientes de que mientras estamos nominados, la película suena y se anima más gente a verla, pero lo importante es no creérselo: no pensar de que eres la mejor actriz, sino que se han dado una serie de circunstancias, para que tu papel haya gustado mucho”, revela.

“La película no hace concesiones”

La actriz malagueña confiesa su debilidad por la comedia. Y en su trabajo en la ópera prima de Bernabé Rico, El inconveniente, una película sobre la amistad, la soledad y la necesidad vital de franquear nuestros propios prejuicios, logra no solo arrancarnos una carcajada tras otra, sino más de una lágrima e emoción junto a su compañera de reparto, Juana Acosta.

“Es una peli pequeñita, que no parece que vaya a funcionar tan bien como parece. La película no hace concesiones: tiene momentos muy trágicos, con personajes como Carlos Areces, que te pone en el mundo… en el mundo de los perdedores y de los que no encuentran su sitio”.

Kiti se muestra generosa con sus compañeros de reparto y con el director, Bernabé Rico, al que conoce bien, después de años de giras teatrales e intercambiándose los puestos de producción, dirección e interpretación en múltiples obras.

“Tiene un ritmo que va hacia arriba”

“Se le nota mucho a la hora de dirigir, que es actor, porque llega al actor de manera más rápida. Es un director con un gran peso específico. Es una comedia con un ritmo, unos personajes con un desarrollo increíble y un ritmo que va hacia arriba. Estoy muy contenta y orgullosa  de él… casi como una madre”, confiesa.

Sobre la película, rodada en invierno de 2019 en Sevilla, afirma que Rico “ha abordado una historia, que tiene muchas cosas dentro, sin quedarse en la comedieta ni en lo lacrimógeno, haciendo una simbiosis, un equilibrio fantástico de esas dos cosas (comedia y drama)”.

Para conseguir la química entre los dos personajes, Acosta y Mánver trabajaron juntas durante semanas, antes del rodaje. Primero, fueron diez días de trabajo con el director y, luego, “con un mes por delante y la base que nos había dado Bernabé, le propuse a Juana estudiar juntas. Estuvimos un mes trabajando, disfrutando y discutiendo. Ha sido un proceso de creación hermosísimo. Es una historia de sororidad“.

“Lola es una vieja egoísta”

Sobre Lola y Sara, cuenta que es “una historia de dos mujeres muy diferentes. La joven es estructurada, piensa en el futuro y lo tiene todo tiene totalmente hilado. Y la mayor es una vieja desahuciada, que le importa todo tres narices y que lo único que quiere es vivir un poco mejor. Es un poco una vieja egoísta. Esta historia es hermosa por la posibilidad de que dos seres humanos tan distintos lleguen a escucharse y a hacerse un hueco en la vida de la otra”. Eso permite a Lola “introducirse en un mundo de generosidad, amor y empatía”.

La actriz rondeña admira el punto “tan fino, tan delicado” que Juana Acosta, también nominada a los Goya, proporciona a su interpretación. “El suyo no es el trabajo tan evidente como el mío, que es el que gusta al público. Es lo que llamamos en teatro ‘el hueso’. A mí me emocionan mucho los trabajos tan generosos“. Las circunstancias globales han influido en la manera que percibimos la película, según la intérprete, abordando temas como “la soledad o la angustia por tener el futuro controlado”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *