Silvia Acosta encarna en ‘Una vez más’ (Guillermo Rojas) a Abril, una joven treinteañera dividida entre dos mundos: los que parten y los que se quedan. Su honestidad ante la cámara le ha valido el reconocimiento de crítica, público y premios

https://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/avila.jpg
2 Nov 2020
Alejandro Ávila
the nest

Una vez más, la ópera prima de Guillermo Rojas que acaba de llegar a plataformas digitales, une dos mundos: el de los que se van y el de los que se quedan. Abril pertenece al de los que se marchan y regresan en busca de sus raíces y se encuentran con que u viejo mundo ha cambiado por completo.

Silvia Acosta es la encargada de encarnar a esta treinteañera que trabaja en un famoso estudio de arquitectura londinense y vuelve a casa, para despedir a su abuela fallecida, encontrándose no sólo a amigos con hijos, bodas y otras vidas, sino a esos viejos amores (Dani, interpretado por Jacinto Bobo) que siguen quemando.

La honestidad de la película y de la interpretación de Acosta -que trabaja ya en una serie para Bambú, Dos Vidas– no solo le han valido una decena de premios y un puñado de buenas críticas, sino el sorprendente reconocimiento de un amplio abanico de espectadores de diferentes edades, que se sienten reflejados en su crisis generacional, la precariedad y todos es sentimientos a flor de piel.

Ella, Silvia Acosta, actriz revelación en los Premios Asecan del Cine Andaluz, es responsable de darle piel a un cóctel emocional, que, cómo no, florece en Sevilla en primavera.

¿Cómo construiste un personaje tan especial como el de Abril?

Lo preparé antes de rodaje con Carmen Rico, coach con la que suelo trabajar. Es un personaje muy cercano a mí y en la peli había escenas que yo reconocía como muy cercanas. Durante rodaje tuvimos la ayuda inestimable de Fran Pérez Román y Julio León (dirección de actores), que nos cogieron da la mano a los actores todo el tiempo. En cualquier caso, grabar esa historia en Sevilla era algo muy cercano para mí.

¿Qué indicaciones, referencias te dieron Guillermo Rojas, Laura Hojman, Fran Pérez, Julio León… para darle vida?

Guille y Laura me dieron bastantes pelis de referencia, hablamos de su idea original. El objetivo era crear una peli para tomarse el tiempo de sentarse a disfrutarla, sin las prisas de la vida diaria. Eso fue muy importante a la hora de grabar.  Fran y Julio se dedicaban a cuestiones más específicas durante rodaje, complementando a dirección, como el raccord emocional o el momento de la escena.

El objetivo era crear una película para tomarse el tiempo de sentarse a disfrutarla, sin las prisas de la vida diaria

¿Cómo ha sido en general el trabajo con el resto del equipo técnico y artístico? Tengo entendido que terminasteis formando una pequeña familia…

Fue muy divertido y fácil. Guille tiene mucho mérito como capitán del equipo. Muchos de ellos ya habían trabajado juntos antes, en Tierras solares (Laura Hojman) y eso ayuda mucho, nos reímos mucho grabando por Sevilla. En mi caso, hubo una conexión muy especial con el director de fotografía, Jesús Perujo.

¿Qué vivencias personales te han ayudado a construir este personaje tan especial, en el que nos vemos reflejados tantos?

Trabajar fuera de Sevilla, en mi caso en Madrid. Volver a Sevilla y encontrarme amigas con la vida más encarrilada, con niños, casándose, o a la boda de una amiga en plan express, sin disfrutar o relajarme todo lo que quisiera. Y, bueno, también alguna relación que se quedó a medias. Hay muchas situaciones que, al cambiar de ciudad por cuestiones laborales, son comunes a muchos.

Aunque no vivas en Londres, sí trabajas en Madrid: ¿despertaba la película en ti esa nostalgia del que tiene que partir de su ciudad para ganarse la vida?

Sí, pero mi caso es diferente porque Madrid está a tiro de coche: la cercanía para cualquier cosa es más fácil y el clima más parecido, algo que resulta muy importante. El estilo de vida de Andalucía es muy particular, incomparable, aunque en mi caso tengo la suerte también de tener a casi todos mis amigos andaluces en Madrid.

El estilo de vida de Andalucía es muy particular, incomparable

Aalguna referencia cinematográfica a la que hayas acudido?

Antes del Amanecer (Richard Linklater), La Reconquista (Jonás Trueba), Beautiful Girls (Ted Demme).

¿Cómo ha sido trabajar con Jacinto Bobo, otro actor sevillano con carrera en el teatro como tú?

Muy bien, creo que no hace falta mucha explicación porque queda patente en la película. No nos conocíamos anteriormente, pero la relación en rodaje fue muy buena. Es muy fácil trabajar con él, es muy profesional y un gran compañero.

¿Cuál es tu escena favorita? ¿Por qué?

Cada vez va siendo una. Me encantaba el plano secuencia de la casa de Dani, pero reconozco que, últimamente, me gusta mucho la escena a las puertas de la habitación de la abuela, al comienzo de la peli. Ese primer encuentro tenso entre ellos dos que, sin ser muy conscientes, creamos Jacinto y yo. También me encanta la escena del río: me enamora la luz de esas imágenes, porque nos cambia mucho la cara a los actores.

Me encanta la escena del Guadalquivir: su luz nos cambia la cara a los actores

Una de las escenas más potentes es la que acabas de mencionar: el plano secuencia de 14 minutos en casa de Dani. ¿Cómo lo viviste y trabajaste?

Llevábamos toda la semana grabando de noche y el cuerpo se vuelve loco por el cansancio. La grabamos a las 2 o 3 de la mañana en la calle Baños, y fue muy bonito porque Jacinto y yo estuvimos muy unidos antes de rodarla. Yo, además, trabajé con fotos personales, que voy sacando de la caja. Tengo una relación muy personal con la película, pero especialmente con esa escena, en la que abrí muchas cuestiones personales. Acabamos agotados… menos mal que estábamos en la cama.

Una de las sorpresas de la película es que, más que a los millenial tardíos, la película ha impactado en espectadores que rondan los 25 años. ¿Lo esperabas?

La verdad es que no, creo que eso indica que la situación (de crisis) se acrecienta en las generaciones venideras, con la gravedad que conlleva eso. Yo pensaba que iba a ser algo más relacionado con gente nacida en los 80, pero es el momento que nos ha tocado vivir… y ya con el COVID ni hablamos.

¿Cuál crees que es el secreto de Una vez más, para emocionarnos tanto?

Su honestidad, verdad y falta de presunción. Bueno, y, probablemente, la belleza de Sevilla en primavera.

¿Esperabas el Premio Asecan del Cine Andaluz? ¿Ha tenido alguna consecuencia positiva sobre tu carrera?

Fue una sorpresa muy bonita, como tantas que está trayendo esta peli. Fue un día muy emocionante en el Lope de Vega, con profesores de la ESAD (Escuela de Arte Dramático) de Sevilla, donde yo comencé, con compañeros, con familia… Y, de momento, lo que ha traído ha sido el reconocimiento del sector del cine andaluz, que ya es mucho.

Una vez más

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Aparte del teatro, estoy arrancando ahora en una serie de la productora Bambú que se llama Dos Vidas. Y además encarno un personaje que nada tiene que ver con Abril, ya que es mucho más mayor y de época.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *