El director y guionista Jorge Naranjo (Casting) estrena su columna de opinión en FilmAnd, donde averiguaremos qué es lo más difícil de escribir un guion: Saber por qué cada cosa va en un sitio y no en otro.

https://filmand.es/wp-content/uploads/2020/02/21688372_1843195636010714_8504679102532115633_o.jpg
27 Feb 2020
Jorge Naranjo
the nest

Decía Azorín que escribir es poner “una cosa después de otra”. La primera vez que oí hablar de esta frase fue gracias a Teresiano Rodríguez, un amigo de mis padres que dirigía el diario HOY de Extremadura cuando yo era un periodista de veinte años al que le había tocado hacer prácticas aquel verano en Badajoz.

Me lo dijo segundos después de entregarle mi primer reportaje escrito para una publicación, una crónica que, no solo me había medio inventado (ya entonces me llamaba la ficción y, antiperiodísticamente, creé personajes y declaraciones) sino que estaba profundamente desordenado. El texto carecía de un elemento fundamental para la escritura, los guiones y, de algún modo, la vida: estructura.

Palabra de Azorín

Y a eso mismo se refería Azorín. Porque una palabra que está ubicada en un lugar concreto de la página traslada su contenido a otra que suma el significado anterior al suyo propio, y luego, ese vocablo repite esa misma operación con la siguiente, y ésta con su predecesora y su posterior, en una secuencia de letras y significados donde nace el mensaje. Y con el mensaje, un poema, un artículo, una novela de dos mil páginas o una línea de diálogo como “nadie es perfecto”.

Y para que eso funcione, hace falta estructura. Saber por qué cada cosa va en un sitio y no en otro. Y creo que eso es lo más complicado de escribir un guion.

Años después de aquel agosto pacense, pasé de periodista a guionista, y como tal sigo trabajando en series, programas, películas… y todo aquello donde siga siendo necesario “colocar una cosa después de la otra”; y veinte años después de aquellas prácticas, sigo pensando en esa frase que aprendí en Badajoz y que he repetido sin saciarme en todos los cursos de guion que he impartido.

Punto de giro

Pero este espacio no se llama “Estructura”. Este hueco que me han dejado en FilmAnd se llama “Punto de giro”, porque ese es otro de los elementos más importantes del guion y, quizás, el que más controversias despierta. Porque ¿qué es un punto de giro? ¿Cuántos puede haber en una obra audiovisual? ¿Cada escena no es en sí misma un punto de giro? ¿O solo son giros aquellos que abren y cierran los actos principales?

Sinceramente, no sé si en los próximos artículos responderé alguna de estas cuestiones. Hay que tener en cuenta que esto es solo el detonante. Probablemente, es algo que averigüe escribiendo. O lo que es lo mismo, poniendo una columna después de la otra.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *