Te presentamos las 10 series que han hecho historia en un año para olvidar. La selección de las mejores producciones que nos han hecho reír o llorar, pero sobre todo que han conseguido que nos escapemos a otros… universos

https://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/lopera.jpg
31 Dic 2021
Esther Lopera
the nest

2021 ha sido un año lleno de incertidumbre y de locura, en el que el protagonista absoluto ha sido un innombrable bicho que nos ha cambiado la vida. Un año en el que, a pesar de querer volver a la normalidad, hemos tenido que regresar al pasado, una y otra vez, convirtiendo nuestra vida en el día de la marmota, pero sin la gracia de Bill Murray.

Un año en que los estrenos del sector audiovisual se han visto menguados por los efectos colaterales que ha causado la pandemia y en el que las series se han antojado más necesarias que nunca, entre tanto toque de queda y cierres del ocio y la cultura. En este escenario y con permiso del cine, las series se han convertido en la nueva religión de la humanidad, el opio que nuestro cuerpo pedía a gritos. Por suerte, entre opiáceos y otras sustancias, este año no ha faltado materia de primera calidad.

Aquí te dejamos una selección de las mejores series para recordar, en un año condenado a olvidar. Revísala bien, pues es posible que encuentres algo que todavía no hayas probado. Rezamos para que así sea y puedas marcarte un buen viaje a nuestra cuenta.

10. SEX EDUCATION – Temporada III (NETFLIX): Hablemos de tu vagina

Una de las parejas del rollito High School británico que más nos enternecen son Otis (Asa Butterfield) y Maeve (Emma Mackey), los consultores sexuales de la serie Sex Education, que arrancaban esta tercera temporada con otros intereses parejiles pero que poco a poco van acercando posiciones para demostrarnos que hablar de sexo es fácil, si sabes hacerlo bien.

La serie creada por la australiana Laurie Nunn nos descubrió a una Gillian Anderson magnífica en tono de comedia (interpretando a la madre de Otis) y no tiene pelos en la lengua para hablar tanto del poso que pueden dejar las agresiones sexuales en las adolescentes como de la diversidad sexual o el sentido emocional y psicológico de los jóvenes con su género. Todo ello, cumplimentado con divertidas escenas que abarcan temas tan dispares como explicar que todas las vaginas son únicas (e igual de bellas), a través de una rica bandeja de magdalenas.

Esta serie nace sin complejos y se desarrolla en su temática con una elegancia que resulta ejemplar para muchas otras que lo intentan sin éxito. Otra baza de Sex Education es que goza de una banda sonora de esas que no puedes dejar de Shazamear. Aunque pueda parecerlo, esto no es un producto solo para teenagers, de hecho, el grado de madurez que va alcanzando el discurso temporada a temporada es sorprendente.

09. REYES DE LA NOCHE – Temporada I (MOVISTAR+): “Lo peor no es perder, es la cara de gilipollas que se te queda”

Esta producción española creada y escrita por Adolfo Valor y Cristóbal Garrido entraba con fuerza en el catálogo de Movistar+ con una fórmula que se antojaba ganadora: un hecho popular en la historia española y grandes actores. Estamos en los años 80, Francisco Javier Maldonado, alias Paco “el Cóndor”, es el periodista deportivo más importante de la radio española y reúne cada medianoche a millones de oyentes. “El Cóndor” no tiene rival hasta que entra en juego su antiguo compañero desde el canal de la competencia.

La serie abordaba de forma libre la histórica rivalidad entre José María García y José Ramón de la Morena, o lo que es lo mismo: el sucio periodismo deportivo nocturno de finales de los 80; sin perder los papeles y con interpretaciones estelares. Javier Gutiérrez lo borda como el Cóndor, evitando caer en la imitación a lo Carlos Latre y aportando al personaje un abanico de matices.

¡Ojo! Tan bien les salió la jugada que las personas en las que parece que se ha inspirado esta serie se han molestado y han movido algunos hilos, con lo que la cadena tuvo que cancelar la segunda temporada (que ya habían confirmado), alegando “baja audiencia”. Como diría el propio José María García: «lo peor no es perder, es la cara de gilipollas que se te queda».

08. IT’S A SIN (HBO) – Miniserie: Eso te pasa por depravado

Tiene en su contra que se estrenó a principios de año y esa memoria de Dory que tan bien nos representa posiblemente no nos permita recordar lo maravillosa que es. Creada por Russel T Davies, responsable de Years and Years (HBO-2020), It’s a sin es un viaje a los años 80, cuando los jóvenes ávidos de fiesta visitaban los tugurios londinenses de moda y se montaban unas bacanales que ríete de los afters de los 90. Es también cuando la chavalada más promiscua comenzaba a ver las orejas al lobo a un virus mortal que parecía afectar solo a homosexuales, dígase de esos renglones torcidos de Dios, que subyacían a los placeres más carnales en cuartos oscuros.

Destacan muchas cosas de esta serie, como ese final áspero y asquerosamente realista del que no vamos a decir nada más, pero sin duda quien más brilla en esta producción es el estupendo Olly Alexander, que además de actor, es el líder de la banda Years and Years (que sí, se llama como la serie, que no nos hemos equivocado). El bueno de Olly canta, baila e interpreta que se las pela. Si todavía no has visto esta serie, reza treinta avemarías y cuarenta padrenuestros, porque eso sí que es un pecado.

07. THE WHITE LOTUS – Miniserie (HBO): La insoportable levedad del ser

Este año ha sido el año de las series sobre ricos y esta es la producción que mejor lo ha retratado. El responsable de esta miniserie es Mike White, que cuenta con un largo recorrido en Hollywood como guionista de comedias, y explica las vacaciones de varios huéspedes de un resort tropical durante una semana mientras se relajan y rejuvenecen en el paraíso. Con esta premisa, White hace una caricatura de la burguesía norteamerincana y construye una crítica social punzante desde diferentes ejes para demostrar que el hombre es un ser ruin y egoista por naturaleza.

Una familia (im)perfecta que no sabe cómo comunicarse; una joven periodista de pega que busca su lugar como esposa; una masajista que sueña con montar su propio negocio; o el gerente libertino del propio hotel, que lucha con su sonrisa manufacturada por satisfacer las necesidades de sus huéspedes, cuando no se caga en ellos (de manera literal). Estos son algunos de los perfiles que nos han hecho reír entre paisajes paradisíacos y situaciones rocambolescas.

Entre el montón de ricos que lloran el mejor personaje es el de Tanya, interpretada por Jennifer Coolidge, una mujer soltera, adinerada e inestable, adicta a los caftanes, que trata de recuperarse de la muerte de su madre y viaja sola al hotel para esparcir las cenizas y encontrar algo del afecto y estabilidad. No te pierdas el hilarante el momento de la despedida de su madre en el barco.

06. THEM – Miniserie (AMAZON PRIME): Horror Noire

Hacemos un pequeño parón aquí para recordar algunas de las producciones que se nos han quedado en el tintero y que justamente forman parte del catálogo de Amazon Prime. Títulos que merecerían una posición respetable en esta lista, como por ejemplo Soul Mate y Solos, ambas pequeñas producciones con guiones de fina Sci-Fi que hará las delicias de los amantes del género; y Yellow Jaquets, una especie de Viven que mezcla terror psicológico y drama, y exprime los temas juveniles de los 90, desde el punto de vista de la mujer.

Centrémonos ahora en Them, la serie que recoge la estela de Jordan Peele para mostrar el horror noire a través del martirio de una familia afroamericana que se muda al vecindario blanco Compton, situado en el condado de Los Ángeles, huyendo de Carolina del Norte del 53 donde impera la segregación. Lo que más miedo da de esta historia son las blanquísimas amas de casa del vendindario, con sus sonrisas “profident” y sus lazos perfectos a juego con sus vestidos. El diseño de las casitas del barrio del sueño (afro)americano sigue los colores que se usan películas como Eduardo Manostijeras (Tim Burton, 1990)  o Vivarium (Lorcan Finnegan, 2019) y también da escalofríos.

Otra de las virtudes de esta serie, además de una crueldad no disimulada en algunas de las escenas que más recordaremos, es el uso que el creador de la serie Little Marvin hace de lo sobrenatural aplicado a la psique de los protagonistas. Ya sabes, los monstruos tienen entrada gratis a la locura y eso lo saben bien los maestros del terror.

05. VIDA PERFECTA – Temporada II (MOVISTAR+): Empoderamiento sin clichés

Leticia Dolera vuelve a clavarla (y qué bien lo hace) en la segunda entrega de una serie que se ha convertido ya en todo un icono del feminismo. Continua abordando los temas que nos afectan hoy en día con frescura y sin tapujos. María (Leticia Dolera), Cristina (Celia Freijeiro) y Esther (Aixa Villagrán) afrontarán -desde un ángulo eminentemente femenino- cuestiones como la depresión postparto, el amor en tiempos de Tinder, cuestionarse una relación abierta e incluso la infidelidad en un matrimonio de larga duración o la masturbación femenina aparecen reflejadas en las tramas de las tres chicas protagonistas.

Manuel Buerque y Leticia Dolera, que comparten pluma en esta producción, también cuestionan (y muy bien) la dificultad de integración en la sociedad de las personas con discapacidad, a través del personaje que interpreta Enric Auquer y su paternidad. Temas espinosos que no son fáciles de digerir. Una comedia con tintes dramáticos porque los diálogos en esta segunda entrega van in crescendo en dramatismo capítulo a capítulo y es una auténtica lección del empoderamiento femenino que toda mujer (y hombre) debería ver.

04. SUCCESSION – Temporada III (HBO): Ricos y deleznables

La tercera temporada de la serie más esperada de este año no ha decepcionado. Los Roy no tienen parangón: ni los Colby ni Angela Channing, ni el mismísimo Satanás, nadie gana a esta familia como seres ruines y despreciables. Justo esta máxima puede ser la que te eche un poco para atrás en los primeros capítulos, pues es difícil caer rendido bajo los encantos de una pandilla de cabrones de alto nivel. Eso y una realización dinámica con movimientos de cámara que abusan un poco del zoom in a lo Sorkin en The Newsroom (HBO, 2012).

La serie sigue a Logan Roy y sus cuatro hijos, que controlan una de las empresas de medios de comunicación y entretenimiento más importantes del mundo. En esta última entrega, continúan las trifulcas por la sucesión del trono del patriarca, pero ahora los cuchillos ya no solo se clavan por la espalda. ¿Lo mejor? Las interpretaciones de Brian Cox (papá-ruin), Jeremy Strong (el hijo yonqui), Sarah Snook (el demonio vestido de Prada), Kieran Culkin (el que se saca la chorra gratuitamente) y Hiam Abbass (el eterno ignorado).

No te engañamos si te decimos que en la cena de Nochebuena de la familia Roy hay más tensión que en el bautizo de un gremlin. Otro dato: el último capítulo de esta temporada ha tocado el cielo y ha pasado a los anales de la historia. ¿Más datos? Joder, está en el número 4 de esta  lista, ¿qué más necesitas?

03. MARE OF EASTTOWN  – Miniserie (HBO): Asesinatos en la América profunda

Mare Sheehan (Kate Winslet) es una detective de un pequeño pueblo gris de Pennsylvania que investiga un asesinato local mientras intenta que su vida personal no se desmorone. Con esta sencilla premisa, el creador y guionista de todos los episodios Brad Ingelsby (The way back) con Craig Zobel (The Leftovers) a la dirección consiguen hilar un buen thriller con un puñado de cliffhangers que te mantienen atada al sofá y con los muñones carcomiditos durante siete capítulos. Y no, no sabes quien es el asesino hasta el final, por mucho que te estrujes el cerebelo. Ah perdón, que Stephen King -fan total de la serie- sí adivinó quién era el asesino y lo colgó en las redes.

La serie ha sido una auténtica revelación tanto por el guion como por la magistral interpretación de la chica que vio congelarse a Di Caprio desde su tabla. Kate Winslet se mete en el papel de una policía desaliñada, con algunos kilos de más y sin maquillar para demostrar el poderío y la belleza natural de las mujeres de más de 45 años. ¡Que no estamos tan mal, leñe! Su personaje encuentra un equilibrio perfecto en la interpretación de una madre depresiva y alcohólica y una policía que desciende a los infiernos utilizando métodos cuestionables en su propio beneficio.

Todo ello, con una línea argumental que busca descubrir a un asesino en serie que tiene aterrorizadas a madres y adolescentes de la comunidad. Con ecos a Twin Peaks y a The Killing, esta serie busca luz en la oscuridad de unos personajes que no lo han tenido nada fácil en esta vida. Lo ha petado tanto que fue concebida como miniserie y ya se está planteando una segunda temporada.

02. MIDNIGHT MASS – Miniserie (NETFLIX): Terror pop

Midnight Mass es la serie que consagra a Mike Flanagan como el maestro del terror pop de nuestra era. La historia recorre las vidas de un pueblo costero que recibe la llegada de un carismático sacerdote, que trae consigo milagros, misterios y un renovado fervor religioso. El guion muestra una revisión de una historia que ya conocemos y de hecho, los amantes del maestro del terror verán muchos guiños a El misterio de Salem’s Lot.

Además de este homenaje a Stephen King, Midnight Mass es un caballito ganador por cómo disecciona los miedos de los personajes en el primer tramo de la serie. Los brillantes (y largas) conversaciones de los personajes afrontan temas como la culpa, la búsqueda de redención, el perdón y la fe, o las adicciones. Pero Flanagan solo calienta motores rodando estas escenas para recoger en su segundo tramo todas las ideas sembradas en su planteamiento para regalarnos un desenlace que ya ha hecho historia. Amén, Mike.

01. SECRETOS DE UN MATRIMONIO – Miniserie (HBO): El amor es tóxico

Nuestro número uno es un remake y no es una serie fácil, pero es que no nos engañemos: nosotros tampoco somos seres fáciles. Hagai Levi, creador de dramas de altos vuelos como In treatment o The Affair, coge por los cuernos la célebre serie que Ingmar Bergman rodó para la televisión en los 70 y la lleva a la actualidad. No es de extrañar que el resultado sea más que notable, viniendo del Bergman de las series de nuestra era, si hablamos sobre cierta maestría al retratar la complejidad del ser humano.

Con tan solo cinco capítulos de una hora y una puesta en escena de corte teatral, la serie examina el amor, el odio, el deseo, la monogamia, el matrimonio y el divorcio, a través de la evolución de una pareja que Levi arrastra hasta el infierno. Gran parte del éxito de esta producción radica en las aplaudidas interpretaciones de sus protagonistas: Jessica Chastain, a la que odiarás y amarás a la par, como Mira; y Oscar Isaac, tremendamente sexy encarnando a Jonathan. Entre los cambios que aplica Levi en su libre adaptación, aquí es la mujer quien escoge su (supuesta) felicidad individual por encima de los lazos del matrimonio, eximiendo incluso en ocasiones parte de su responsabilidad como madre.

Con todo, el guion de esta producción es una patada en el estómago porque pone sobre la mesa temas reconocibles y extrapolables a las parejas que nos rodean, y hace uso de códigos conocidos que como te resulten familiares te harán mucha pupita, y porque el amor es a veces tan tóxico que no puedes despegarte de él. Tal y como argumenta Jonathan para explicar su apego a Mira: “solo puedes enamorarte una vez; el corazón es como un trozo de celo, una vez lo despegas de la pared nunca vuelve a pegarse de la misma manera”.

Una serie ideal para ver si no tienes pareja o bien si quieres romper con la tuya. Tampoco hace falta que en tu primera cita de Tinder saques a relucir las citas de Jonathan o Mira, mejor comenta las aventuras de The Mandalorian, vaya a ser que te tome por intensito/a y salga por patas antes de los postres.

Si Bergman levantara la cabeza no nos cabe duda que estaría orgulloso de su hija bastarda.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.