Héroes de barrio asalta la taquilla con una comedia familiar, con el fútbol de trasfondo y un punto de vista feminista que ensalzan a sus protagonistas, un reparto encabezado por Luna Fulgencio, Antonio Pagudo, Lisi Linder, Álex O’Dogherty y Antonio Dechent

https://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/Alejandro-Ávila.png
30 Jul 2022
Alejandro Ávila
the nest

España hacía historia el 20 de julio de 2022. Le plantó cara a la anfitriona, a Inglaterra, pero terminó cayendo, por la mínima, en los cuartos de final de la Eurocopa. Paula, la protagonista de Héroes de barrio, habría estado orgullosa de ellas y, seguramente, habría sumado a Jennifer Hermoso o Alexia Putellas en su lista de jugadoras favoritas, junto a Joaquín, el jugador del Betis y macguffin de la divertida comedia dirigida por Ángeles Reiné (Salir del ropero) y producida por Antonio Pérez (Solas), junto a Álamo Producciones.

Un punto de vista feminista

Héroes de barrio se ha estrenado este viernes 29 de julio, plantándole batalla a los dinosaurios jurásicos, esbirros amarillos y superhéroes hipermusculados de turno, hasta situarse entre las seis películas más vistas del día. Una buena noticia para una comedia andaluza que, como cuenta su directora, “debía tener una orientación feminista, porque el fútbol femenino está cada vez más en auge. Es muy importante contarle a esas niñas, que van a ser las mujeres del futuro, que pueden hacer exactamente lo mismo que sus compañeros de clase”.

En Héroes de barrio se habla de derrotas y sueños, de familia y amigos, y se hace desde un punto de vista cercano, feminista y natural. Paula está interpretada por Luna Fulgencio y es la hija de unos padres interpretados por Lisi Linder y Antonio Pagudo, una pareja que mantiene el cariño y la cordialidad, a pesar de su reciente separación.

Una chica luchadora y soñadora

A Luna Fulgencio, la niña de la trilogía de Padre no hay más que uno, que se encuentra ahora mismo en cartelera, le ha encantado interpretar a Paula, porque es “una chica luchadora, soñadora, que quiere mucho a su padre y que, como a mí, le gusta mucho el fútbol.  En casa, además, todos somos muy fans de Joaquín, de su fútbol y de sus chistes… ¡De todo!”.

Joaquín es el detonante de una situación absurdamente cómica: para ganarse el cariño de su hija, Luis se ve envuelto en una serie de promesas al asegurar que conoce personalmente al jugador del Betis, desatándose una serie de hilarantes situaciones.

La cinta está vertebrada, así, en un discurso de asunción de la derrota, redención y… ¿victoria?, como buena película de deportes que se precie. Antonio Pagudo, al que conocemos desde hace décadas por su papel en Aquí no hay quien viva, como pareja de Macarena Gómez, señala que Luis es “un perdedor, una persona que termina como no esperaba. Un soñador al que le apetecía dibujar, ser artista, pero al que una serie de situación le terminan llevando a un punto donde no le queda más remedio que adaptarse”.

“Un discurso moderno”

Pagudo y Lisi Linder coinciden en el mensaje positivo y feminista de la película. “Ángeles (Reiné) tiene un discurso moderno, inclusivo. Me gusta dónde está colocada Carmen, mi personaje, que es valiente y cuando huele el matrato, sale pitando”, apunta Linder.

Así lo ve también Jesús Olmedo, que interpreta a la nueva pareja de ella. “Lo que más me interesaba es que, dentro de una comedia fresca y emotiva, aparece un personaje que no pasa desapercibido. Me gusta cómo lo resuelve la madre, pone la barrera y deja claro que no se puede dejar pasar ni una. Por desgracia, como Mario hay muchos hombres. Es un quiero y no puedo: quiero mucho, pero no quiero bien”, apunta.

El punto cómico… y el tierno

La nota de humor, el descanso cómico, lo pone Álex O’Dogherty y el punto más tierno, Antonio DechentO’Dogherty  es el amigo de aventuras de Luis, el rockerito sin oficio ni beneficio que está dispuesta a embarcarse en una odisea para conseguir el apoyo de Joaquín. “Es un personaje muy agradecido, que se disfruta mucho haciendo. Viví 15 años en Sevilla y es un personaje que conozco bien: un rockero entrado en años, que no tiene oficio conocido y que, aparte de sus cosas, se dedica a pasearse y tomarse su cerveza”.

Frente a estos cuarentones algo perdidos, Dechent aporta “un personaje simpático, un exboxeador”, el padre de Luis, que resulta perfecto para “una comedia familiar, donde los problemas de la vida se edulcoran con el cariño. Es un personaje recio y noble, que decide tomar las riendas. Ha estado caído durante mucho tiempo y quiere volver a estar con todos los suyos sin mentiras de por medio”.

Con estos ingredientes, Héroes de barrio le ha ganado el primer asalto a la taquilla y lo ha hecho metiéndole un gol a los malos rollos… y a las visiones más tradicionales de la vida.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.