Chema del Barco ha triunfado en los Premios del Cine Andaluz, como mejor actor por ‘El plan’. Nominado a los Goya y los Feroz, el actor interpreta a Ramón, encarnando la crisis del hombre machista de mediana edad

https://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/Alejandro-Ávila.png
5 Feb 2021
Alejandro Ávila
the nest
Foto de portada: Curro Medina

Chema del Barco destila experiencia ante las cámaras. No importa que sea la de una serie como La casa de papel, una película como El plan o la microcámara del ordenador durante el Encuentro de Cine con FilmAnd. El intérprete jiennense acaba de ganar el Premio del Cine Andaluz a Mejor Actor Protagonista.

Lo ha hecho su papel como Ramón en El plan, el largometraje de Polo Menárguez, en el que comparte protagonismo con Antonio de la Torre y Raúl Arevalo.

Un éxito asumido “con calma”

Nominado a los Feroz (Actor de Reparto) y los Goya (Actor Revelación), asegura que el éxito a su edad, con 39 créditos en cine y televisión y muchas tablas (nunca mejor dicho) sobre los escenarios teatrales, “se asume con más calma. Cuando tienes una edad, se reciben con mucha alegría, pero con calma, porque no es para volverse loco”.

El plan llegó el año pasado a la gran pantalla pocas semanas antes del confinamiento de la pandemia. Lo hizo tras tres lustro viajando por toda España en forma de obra teatral.

Del Barco confiesa que yo “tenía ventaja sobre Antonio (de la Torre) y Raúl (Arevalo), porque llevaba tres años haciendo la función. Al interpretar al mismo personaje, llevaba tres años transitando por la cabeza de Ramón. Tuvimos que ajustar el lenguaje teatral al cinematográfico, pero la psicología del personaje es la misma”.

La crisis del hombre de mediana edad

En el largometraje, tres hombres de mediana edad se reúnen en un piso, antes de embarcarse juntos en “el plan” que da nombre a la película. Las conversaciones y situaciones, que comienzan cargadas de humor, van transformándose en reflexiones sobre la crisis del hombre de mediana edad y sobre su educación machista.

“Se le pone un espejo al espectador y se le dice: estas personas existen. Es algo cotidiano. Ramón es esa persona de tu bloque, ese vecino amable, al que, cuando hay un giro importante en su vida, le cambian los esquemas”.

De gira en estos momentos, interpretando Ricardo III de William Shakespeare, Del Barco ha encarnado personajes de otras obras del dramaturgo inglés, Moliere o Zorrilla. Ese poso, esa riqueza la define como bagaje: “La cultura es lo que te queda cuando olvidas todo lo que has leído y estudiado. En el subconsciente se van quedando cosas, que terminan conformando un estilo de trabajo”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *