avila
23 May 2019 - Alejandro Ávila

A lo largo de cuatro temporadas, Andalucía se ha convertido en una de las grandes protagonistas de ‘Juego de tronos’, una las series más populares del mundo. Su capítulo final la ha coronado como la gran reina del Trono de Hierro

Juego de tronos ha conquistado Andalucía. O quizás al revés: Andalucía se ha ganado el corazón de los dragones Targaryen. Sea como sea, desde que los creadores de la serie más popular del mundo descubrieron estas tierras meridionales bañadas por la luz, no han dejado escapar ni una temporada sin que las provincias de Sevilla, Almería o Córdoba se transformaran en los Siete Reinos.

Juego de Tronos

Todo comenzó en la quinta temporada, donde disfrutamos de nuestra tierra convertida en un reino de Poniente y dos ciudades libres, lejos de los dominios del Trono de Hierro. Un equipo de HBO llegó hasta Andalucía en busca del reino de Dorne y quedaron prendados de la variedad de localizaciones que ofrecía la región.

Con el apoyo de la Andalucía y la Spain Film Commission, la serie en mayúsculas terminó convirtiendo la Península Ibérica en su gigantesco escenario. Y su localizador, Tate Aráez, del equipo de service malagueño Fresco Films, terminaría siendo galardonado en los Location Managers Guild International Awards de Hollywood por su trabajo en la serie.

La guinda a este largo recorrido por Poniente ha llegado con la temporada final. En el último capítulo, El trono de hierro, las ruinas romanas de Itálica (Santiponce) se erigían con majestuosidad en una secuencia clave para el desenlace. Durante cerca de 15 minutos, aparecen buena parte de los grandes protagonistas de la serie, como Tyrion Lannister (Peter Dinklage), Sansa Stark (Sophie Turner) o Arya Stark (Maisie Williams), entre otros muchos.

Juego de tronos revoluciona Sevilla

Hace tan solo un año, Turner, Williams y compañía revolucionaron la ciudad de Sevilla. (Casi) todo el reparto de Juego de tronos paseó por la ciudad, mientras hordas de fans dothrakis los perseguían por cada rincón de la capital andaluza.

Los primeros en dar la voz de alarma fueron los dobles de Tyrion (Peter Dinklage), Sansa (Sophie Turner) o Varys (Conleth Hill). Luego llegaron los auténticos: desde Arya Stark (Maisie Williams) a Cersei Lannister (Lena Headey), pasando por Gwendoline Christie (Brienne de Tarth).

Se alojaron en el lujoso y céntrico hotel Alfonso XIII, pasearon por el casco histórico de Sevilla y atendieron amablemente a sus fans. Las más jóvenes, como Turner y Williams, aprovecharon para hacerle trastadas adolescentes a los cazafirmas, mientras que los más sibaritas, léase Dinklage, se acercaron al gaditano Aponiente (que no a Poniente) para probar la vanguardista cocina de Ángel León.

Como buenos británicos, el fútbol unió a este reparto de actores ingleses, que disfrutó de un Sevilla-Real Madrid en el estadio Sánchez Pizjuán. Fue un encuentro en el que no faltó ni el Señor de la Noche.

El elenco de ‘Juego de tronos’ durante el partido entre el Sevilla FC y el Real Madrid

La foto levantó muchas suspicacias y durante un año los fans se han devanado los sesos elucubrando cómo todos esos personajes iban a terminar rodando en el Pozo Dragón de Desembarco del Rey (Itálica). El final de la serie ha desvelado el enigma: muchos aparecen en la célebre escena, pero otros pasearon por Sevilla solo para jugar al despiste con los aficionados.

Muchos actores del reparto de Juego de tronos llegaron a Sevilla para despistar a los fans durante el rodaje de la última temporada

Las medidas contra las filtraciones han sido draconianas. Nombres en clave, producciones fantasma para despistar a los negocios locales, repartos enteros desplazándose al extranjero para despistar a los fans y muchísimas escenas rodadas en platós de Belfast (Irlanda). Para evitar los temidos spoilers, la producción de HBO ha apostado por rodar el mayor número de escenas posibles en decorados. Los créditos de cada final de capítulo han dado fe de ello con auténticos ejércitos de carpinteros, pintores y albañiles.

¿Son Las Atarazanas?

En el penúltimo capítulo de la serie, Las campanas, aparecía una escena fundamental rodada en Las Atarazanas de Sevilla. Pero… ¿era de verdad el antiguo astillero sevillano? En el making of del capítulo, la directora de arte, Deborah Riley, asegura que “por desgracia, el Salón de los Dragones tuvo que recrearse. Para poder destruir el sitio, antes teníamos que construirlo. Hubo que traer un montón de ladrillos, aparte de levantar algunas estructuras arquitectónicas grandes”. Y abunda: “Lo mejor es que yo tenía toda la información sobre el sitio (Las Atarazanas). La habíamos medido, dibujado y teníamos todas las fotografías del espacio”.

Aunque en la temporada anterior se rodó en las propias Atarazanas una escena con Cersei (Lena Headey), en ésta se optó por su reconstrucción. Como se muestra en el vídeo del making, la escena está rodada en el estudio de Belfast, con algunos fondos verde de croma, en las que, presumiblemente, se emplearon planos grabados el año pasado por un pequeño equipo.

Making of del capítulo ‘Las campanas’ recreando Las Atarazanas

Verde que te quiero verde: croma a tutiplén

Verde que te quiero verde. El croma ha estado muy presente en los diferentes rodajes en Andalucía de una serie fantástica como ésta. En otros no ha hecho falta. La primera vez que Juego de tronos se acercó a España vino buscando los Reales Alcázares de Sevilla. Fue en la quinta temporada. Según cuentan, George R.R. Martin, escritor de los libros en los que está basada la serie, tenía en mente los jardines reales cuando imaginó los Jardines del Agua de Dorne.

Al recrear el reino más meridional de Poniente, tomó Al Andalus como inspiración. Resulta emocionante ver cómo el palacio mudéjar y sus jardines resplandecen, sin un ápice de croma, al ser transformados en Dorne en la quinta temporada: desde la Puerta del Privilegio, hasta la cúpula del Salón de los Embajadores, la belleza de Las mil y una noches llenan de cálida magia estos episodios.

Donde no quedó más remedio que emplear efectos digitales fue en la Plaza de Toros de Osuna, que puso la guinda a la quinta temporada. Allí vimos cómo la mismísima Madre de los Dragones tenía que huir a lomos de su fiel Drogo, ante el acoso de los Hijos de la Arpía, que le habían tendido una trampa en la Fosa de Daznak.

La quinta temporada ofreció, unos capítulos antes, una vista totalmente fantástica del Puente romano de Córdoba, transformado, por arte y magia del CGI, en el Puente Largo de Volantis. El 15 de octubre de 2014, un equipo de veinte personas se plantó en Córdoba, dron en mano, para hacer una toma aérea del monumento.

En una charla con fans en Sevilla, David Benioff, creador de la serie, reveló que el Puente Romano se convertiría “en el Puente Largo de Volantis. Nuestros técnicos se encargarán de hacer que parezca el triple de grande, aunque puede ser que no se identifique”. Pero bien que se identificó al final.

Andalucia en Juego de Tronos

 

Sexta temporada: Almería, gran protagonista

En la sexta temporada, los dragones de Poniente volaron hasta el Levante andaluz. Almería fue, así, la gran protagonista de las localizaciones andaluzas de Juego de tronos: Vaes Dothrak, Meereen y el reino de Drone. El desierto de Tabernas se convirtió en la única ciudad de los temibles guerreros dothrakis, Vaes Dothrak. Por suerte para los productores de la serie, Ridley Scott había ‘abandonado’ en El Chorrillo un pueblo completo, tras rodar Exodus.

El desierto de Tabernas resplandece de manera especial en la rambla del Búho, donde se rueda la salida a caballo de Daenerys de Vaes Dothrak, junto a sus guerreros dothrakis y su fiel Ser Mormont.

No muy lejos de allí, en la cantera de yeso de Sorbas, también se grabaría una escena de la ciudad de Meereen, con Los Hijos de la Arpía.

En Torre de Mesa Roldán (Cabo de Gata), la Madre de los Dragones le daba lo suyo a los esclavistas que venían a recuperar la ciudad de Meereen. En la secuencia, no solo se puede disfrutar de la espectacular aparición del dragón Drogo sobre el monumento del siglo XV, sino que hay una maravillosas vistas del parque natural costero de Cabo de Gata.

La capital almeriense se convirtió durante unos días en la capital de Dorne. La Alcazaba se transformó en Sunsepear, el lugar perfecto para que tres víctimas de la reina Cersei Lannister conspiren contra ella.La Alcazaba es es una de las ciudadelas árabes más grandes de la Península Ibérica.

 

Séptima temporada: un castillo de altos jardines

En la séptima temporada, rodada en 2016 y emitida un año después, Sevilla retomó su protagonismo. Pero no lo hizo sola, Córdoba tuvo un papel primordial de la trama: los rastreadores de localizaciones habían sido vistos a la caza de castillos medievales. El afortunado fue el Castillo de Almodóvar del Río, una imponente fortaleza enclavada en Sierra Morena: de una belleza medieval abrumadora, en perfecto estado de conservación y con unas envidiables vistas al Río Guadalquivir. ¿Qué más se podía pedir? Pues que se transformara en Altojardín, el cuartel general de la todopoderosa (y rica) familia Tyrell.

El Alcázar, Itálica y Las Atarazanas. Ni más ni menos. Ese fue el trío de monumentos que la capital y la provincia de Sevilla le cedieron gustosamente a la serie de HBO. Las Atarazanas se transformaron en un lúgubre sótano repleto de cráneos de dragones. Allí terminaron las calaveras de los gigantesco lagartos voladores, cuando la casa Targaryen cayó en desgracia. Y allí descubre Cersei la clave para aniquilarlos.

Cráneo de dragón en Las Atarazanas

La reina de la familia Lannister es también una de las grandes protagonistas de la escena que se desarrolla en Itálica. Allí mantiene una importante conversación en la que Jon, Danerys, Tyrion y compañía le revelan, caminante en blanco presente, la amenaza que se cierne sobre ellos.

Escena de Juego de Tronos en Itálica (Sevilla)

Escena de Juego de Tronos en Itálica (Sevilla)

Habría que esperar hasta el último capítulo para que la luz de Andalucía volviera a brillar en una temporada bañada por la oscuridad de la noche y la sangre derramada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *