Reed Morano, directora de The Rythm Section. Foto: José Haro

“Queremos la mitad de todo, porque somos la mitad de todo”. La asociación AAMMA se ha unido a otras asociaciones de mujeres para “pasar a la acción” junto a otras 1.300 mujeres de todo el país y reclamar más igualdad en el audiovisual

https://filmand.es/wp-content/uploads/2020/01/oliva.jpg
3 Ene 2020
Oliva Acosta
the nest
Oliva Acosta, directora, vocal de la Junta Directiva de AAMMA (Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales)

Abordar cualquier plan de acción para el impulso del sector audiovisual andaluz pasa obligatoriamente por la aplicación de la perspectiva de género de manera transversal. Vaya novedad… pero la realidad es que aquí aún no se han hecho los deberes.

Esto no es nuevo. La tarea está sobre la mesa desde hace más de diez años y es de obligado cumplimiento desde 2007, año en el que se promulgan las leyes de igualdad estatal y andaluza, con su posterior actualización de 2018.

Nosotras lo acabamos de poner de nuevo sobre la mesa de quienes continúan el proceso para la elaboración de la estrategia del cine andaluz. Y ya no nos quedan mesas donde ponerlo, la verdad, porque desde hace más de cinco años, desde que empezamos nuestro trabajo para transformar la injusta realidad de las mujeres creadoras y técnicas del cine y el audiovisual andaluz, no hemos parado de perseguir este objetivo.

Uno de los instrumentos de impulso del cine que creemos deben analizarse prioritariamente desde la perspectiva de género son los festivales, de los que se espera sirvan como plataforma para visibilizar las obras y los autores. Lo de las autoras ya es otra cuestión, porque es evidente que aún no ha llegado la hora del equilibrio.

Solo el 18% de las 173 películas y documentales estrenadas en 2018 fueron dirigidas por mujeres

La conclusión que se deduce del análisis de la producción audiovisual en España hoy y que podemos extrapolar, es que el sector no es capaz de llegar a la igualdad, que no avanzamos, que las tibias medidas de acción positiva que se han intentado apenas ayudan. Que todo sigue igual o peor. Basten los datos de producción de 2018. Solo el 18% de las 173 películas y documentales estrenadas fueron dirigidas por mujeres: 31. Y ellos, 142. Y es incontestable que estar por debajo del 20% es permanecer en la más absoluta invisibilidad.

La igualdad no nos la van a regalar

Esto lo tuvimos claro en AAMMA desde el principio. El espacio en igualdad no nos lo van a regalar, así que tenemos que hacer todo por ser visibles, tenemos que poder compartir nuestra visión del mundo, mostrar nuestras obras.

Para ello hemos llamado a las puertas de cada uno de los principales festivales andaluces para ofrecer nuestra colaboración y propuestas, y trabajar conjuntamente creando espacios de visibilidad para las obras de las autoras. Y también espacios de reflexión y debate sobre la situación de la igualdad en el cine andaluz.

La realidad es que tras estos años de intentarlo, y salvo escasas excepciones (hay aliados solidarios en muchos espacios, vosotros sabéis muy bien quiénes sois), las puertas permanecen sólo semiabiertas.

Un camino decepcionante

No hemos encontrado un camino fácil, sino más bien decepcionante, con mayoría de dificultades, olvidos, más invisibilidad, espacios marginales a la programación principal, premios de segunda categoría que se entregan fuera de la gala oficial…

Y directores de festivales -no hay problema aquí con el lenguaje inclusivo, porque todos son varones- con discursos imposibles para tratar de explicar el porqué de su “es que no hay” suficientes obras de directoras en las secciones oficiales o espacio en su programación oficial para nuestras propuestas.

Y se trata de directores, y de festivales, que se nutren de presupuestos públicos que pagamos toda la ciudadanía con nuestros impuestos, y que proceden en un porcentaje muy importante de los bolsillos de las contribuyentes, que además son las mayores consumidoras de cine y cultura.

2019 no trae mejores noticias

Desafortunadamente, en 2019 no hay mejores noticias que compartir, y sí mucho que denunciar. La discriminación de las mujeres en los festivales sigue siendo real y sangrante. Para remitirnos a lo más próximo temporalmente, no hay más que ver las nominaciones a los 34ª Premios Goya para 2020.

Solo el 21,5% de las nominaciones de los próximos premios Goya son para mujeres

De las 91 nominaciones (no se tienen en cuenta las de interpretación), solo 19,5 son mujeres (los decimales corresponden a trabajos en los que las mujeres comparten especialidad con hombres), lo que significa el 21,5%.

Las cifras son las siguientes: en siete de las categorías más importantes no hay ninguna mujer nominada (Dirección, Guión Original, Fotografía, Dirección Artística, Música Original y Película de Animación). En seis categorías hay alguna mujer nominada compartiendo especialidad con algún o algunos hombres (Película, Guión Adaptado, Sonido, Cortometraje Documental, Cortometraje de Animación, Maquillaje y Peluquería).

En siete categorías sólo hay una mujer nominada (Dirección Novel, Diseño de Producción, Película Documental, Película Iberoamericana, Película Europea, Cortometraje de Ficción, Goya de Honor).

Las únicas categorías en las que hay más de una mujer nominada son Montaje, Diseño de Vestuario, Maquillaje y Peluquería, Cortometraje Documental y Cortometraje de Animación.

Pasamos a la acción

Por todo ello, hartas de ser prudentes y de la paciente espera que no transforma nada y es totalmente infértil; cansadas de que algunos de los directores de festivales andaluces no se dignen ni a contestar al teléfono, agotadas de plantear medidas estratégicas a favor de la igualdad que una buena parte de los compañeros del sector critican vehementemente y que los responsables institucionales olvidan sobre sus mesas… nosotras nuevamente hemos decidido pasar a la acción.

Ya somos más de 1.300 las profesionales del sector representadas en el grupo de trabajo integrado por las ocho asociaciones de mujeres del audiovisual de los distintos territorios del Estado: Andalucía, Canarias, Cataluña, Euskadi, Murcia y Valencia más la Asociación de Mujeres en la Industria de la Animación, MIA, y la asociación estatal CIMA (1).

Juntas hemos decidido actuar, coordinando nuestras propuestas, buscando consensos interterritoriales y decididas a pedir la luna para iniciar un verdadero proceso transformador para la igualdad en el audiovisual. En Andalucía y en cada uno de los territorios que representamos.

Así que no esperen ya llamadas a su puerta, ni nos supongan tan prudentes o pacientes. La paciencia se agotó y la necesidad es inmensa. Nos hemos puesto ya a reclamar lo que es nuestro por la vía del apremio, el compromiso, la voluntad política y la solidaridad, y no pararemos hasta verlo conseguido.

Como dijo la gran Carmen Alborch en una famosa entrevista: “Queremos la mitad de todo, porque somos la mitad de todo”.

(1) AAMMA, Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales.
AMMA, Asociación de Mujeres de Medios Audiovisuales de Murcia.
CIMA, Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales.
DONES VISUALS, Associació Promotora de Dones Cineastes i de Mitjans Audiovisuals de Catalunya. 
DONA I CINEMA, Associació de Dones del País Valencià.
HEMEN HERE, Asociación de Mujeres del Audiovisual del País Vasco.
MÁS MUJERES, Asociación Mujeres Canarias Profesionales del Cine y el Audiovisual.
MIA, Asociación de Mujeres de la Industria de la Animación.

Un comentario sobre “La estrategia, los festivales, la prudencia y la paciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *