Ana Gámiz
Ana Gámiz

Resulta familiar escuchar entre los que trabajan en el audiovisual que dedicarse profesionalmente a este sector es algo así como una carrera de fondo, con muchos obstáculos, a veces demasiados, pero que al final acaba siendo satisfactorio. Porque emplear tu energía en aquello que te apasione siempre compensa, aunque el premio gordo se tome su tiempo en aparecer.

Hoy os contamos la historia de los creadores andaluces Fali Álvarez (Algeciras, 1979) y Vladimir Ráez (Fuengirola, 1978). Los dos confabulan personajes y situaciones, el primero dirige, el segundo escribe, juntos forman un tándem inquebrantable desde que se conocieron en un campus de cine allá por 2007 en Málaga.

Diez años de periplo que han dado para mucho y para aventurarse en todo tipo de proyectos, que les llevará dentro de poco tiempo a rodar su primer largometraje. Hasta llegar a este punto de inflexión en sus vidas, han desarrollado un sello propio, como ellos denominan ‘neorrealismo andaluz’, que se ha ido consolidando desde la creación de su propia productora, Plano Subjetivo, en 2009.

Fali Álvarez y Vladimir Raez

Vladimir Raez y Fali Álvarez

“Tenemos una necesidad innata de crear historias, y la falta de medios no nos va a frenar nunca”, explican. Y así, entre trabajo y trabajo, siempre bajo un estado continúo de brainstorming, como ellos describen que es su día a día, surgió la idea del cortometraje Un día de estos (2013), que cuenta la historia de una madre que acude a la entrevista de trabajo de su hijo.

“Fue un riesgo el apostar por una persona que no era actriz profesional”, comentan, pero la sorpresa fue mayúscula. El corto viajó por más de cuarenta festivales, logró una decena de premios, en el FIBABC y el Festival de Málaga, entre muchos, y el privilegio de proyectarse por toda la geografía española de la mano de la plataforma Cortos España.

“Decidimos crear un cine cercano, social, donde la gente se siente reconocida, pero con situaciones surrealistas”. Y así, siguiendo fieles a su estilo, Álvarez y Ráez, emprendieron una nueva aventura esta vez en formato de webserie: Don Nadie. Una historia que comenzó su andadura ganando la Sección Oficial de Pilotos del WebSurFestival en 2015.


Si algo caracteriza a Don Nadie es su carácter 100% malagueño y gamberro. La webserie toma las calles de la ciudad como plató para contar en tono de comedia negra la historia de Antonio, un perdedor, con fobia social, que se topa con un tipo muy peculiar que da un giro radical a su, hasta entonces, insulsa existencia.

Gracias al impulso de la productora Kai Visualutions, el proyecto comienza a crecer hasta hoy día que están inmersos en el rodaje del episodio desenlace de la primera temporada. “En el piloto éramos cuatro personas, y en el último capítulo somos más de treinta en el rodaje”, nos cuentan. Entre los muchos que se han sumado al proyecto, se encuentra el actor Juanma Lara.

Lo hacen “por amor al arte”, lo hacen para disfrutar, y así es como viven los rodajes. Después de esta etapa un poco “punky”, reconocen, para la segunda temporada quieren dar un paso hacia delante para acercarse a un modelo más estandarizado de producción, y están en fase de búsqueda de patrocinadores, tras la buena acogida de la primera temporada.

Sienten que, tras esta carrera de fondo, se encuentran en “su mejor momento” y buena cuenta de ello es que están a punto de traspasar una de sus más importantes metas profesionales. Están en fase de preproducción del que será su primer largometraje: un documental sobre Pablo Ráez, el joven que a través de las redes sociales se convirtió en símbolo de la lucha contra la leucemia y la concienciación a la sociedad sobre la donación de médula ósea.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *