La 45ª edición del Festival de Huelva ha incrementado su público un 18% en tres años y ha triplicado su alcance en medios. Los profesionales del sector destacan que la dirección de Manuel H. Martín «le ha dado frescura y una nueva vida»

avila
27 Nov 2019
Alejandro Ávila

Una «nueva vida». El Festival de Huelva ha cerrado su 45ª edición con el apoyo de un público que ha incrementado su afluencia, unos medios cada vez más atentos a lo que ocurre en la muestra de cine iberoamericano, unos profesionales del mundo del cine que halagan su proyección internacional y unos invitados a los que se hace sentir más que bienvenidos.

El balance de la edición de 2019 habla de un festival que sigue creciendo cualitativa y cuantitativamente, a pesar de contar con un presupuesto, de algo más de medio millón de euros, que palidece frente a otros grandes festivales andaluces, que lo duplican o cuatriplican.

Desde que el cineasta Manuel H. Martín tomó las riendas del festival en 2016, los espectadores que acuden al Teatro Central, Casa Colón y el resto de salas de la muestra cinematográfica se ha incrementado casi un 18%. Para Martín, se trata de un resultado que cumple con el objetivo de «atraer más público a las salas».

Este año han asistido en total 34.232 personas a disfrutar de 90 películas,  procedentes de 16 países latinoamericanos, difuminadas en más de 200 proyecciones no solo en salas de la capital, sino de poblaciones como Moguer, La Palma del Condado, Moguer, Gibraleón o Corrales.

El festival ha hecho una apuesta de programación asentada sobre dos pilares, el cine de autor de una sección oficial, alabada por la crítica, y en la que triunfado Canción sin nombre, y varias secciones que apostaban por un cine de género cercano, como la comedia, la nostalgia ochentera o el emergente terror latinoamericano, que goza de una gran proyección internacional.

A esta 45ª edición han acudido artistas, directoras y productoras tan reconocidas como Juana Acosta, Leticia Dolera, Francisco J. Lombardi, Cruz Delgado, Marta Velasco o Remedios Malvárez, todos ellos homenajeados por el festival.

Una vida nueva con frescura

También han acudido profesionales del sector, como Javier Angulo, director del Festival de Valladolid, que ha presentado este año un potente documental en la muestra onubense, La maleta de Helios. Angulo destaca que esta 45ª edición ha sido «muy potente en cuanto a películas latinoamericanas, además de muy valiente por la mezcla de documentales y de ficción».

Confiesa que dejó de venir al festival en su momento, porque «hubo un bajón. Empezó a remontar un poco con Eduardo Trías, pero ha remontado definitivamente con la presencia del actual director, que le ha dado una vida nueva, le ha dado frescura».

Señala que «Manuel H. Martín entiende bien de cine, porque también está en el mundo de la producción, así que el festival está viviendo un tiempo nuevo que este director ha sabido aprovechar muy bien».

Para Pierre Emile Vandoorne, secretario ejecutivo de la Conferencia de Autoridades Audiovisuales y Cinematográficas de Iberoamérica (CAACI), el Festival de Huelva ha sido una gran plataforma tanto para mostrar el cine peruano actual, como para homenajear a figuras de la talla de Franciscco J. Lombardi.

Vandoorne no solo valora la calidad de la programación, sino su «gran interés por acercar el cine latinoamericano al público. El Festival se está enfrentando a esta tarea con mucha responsabilidad y cumpliendo con una gran labor, con una función social, al acercar a toda la comunidad películas que no tienen espacio en los circuitos comerciales».

Las luces de antaño

Por su parte, el célebre actor Félix Germán (El proyeccionista), que ha estado en el Festival de Huelva hasta en cuatro ocasiones en los últimos diez años, observa un «repunte. La nueva dirección del festival tiene un compromiso más directo. El festival ha vuelto a tomar las luces que tenía antaño. Es algo que me alegra mucho, porque ha sido un trampolín para toda Iberoamérica, sobre todo para países como la República Dominicana».

El apoyo de los profesionales se corresponde con la atención mediática que ha recibido: 4.200 impactos en prensa, medios digitales, televisión y radio, triplicando las 1.400 apariciones del año anterior. Se trata de una audiencia potencial de 331 millones de euros y un valor publicitario de 4,6 millones de euros, según datos del festival.

Los programas de prime time de las cadenas nacionales se hicieron eco de, por ejemplo, el premio a la actriz hispano colombiana Juana Acosta.  En total, se han acreditado más de 300 profesionales del cine y periodistas.

El festival, que cuenta con el apoyo de las administraciones local, provincial, autonómica y estatal, ha sido también el punto de encuentro de la nueva asociación de productoras de cine andaluzas Ancine, que ha sumado en Huelva más de 40 empresas audiovisuales asociadas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *