Cine español 2019 Dolor y gloria
Victor Esquirol Molinas
29 Ene 2019 - Victor Esquirol Molinas

Pedro Almodóvar regresa con ‘Dolor y gloria’, Paco Plaza deja de lado el terror con ‘Quien a hierro mata’, mientras Isabel Coixet estrena ‘Elisa y Marcela’ en la Berlinale. Son solo algunos ejemplos de lo que nos depara el cine español en 2019

La tercera entrega de esta serie de reportajes sobre el cine que veremos en 2019 se centrará en el cine español, que parece ajeno a las grandes producciones del cine blockbuster y a las tendencias del cine de autor. Históricamente peleado con el público, así como con los comités de selección de los festivales más importantes del mundo, está por ver si la cinematografía patria (con buena parte de su talento enfrascado ahora mismo en la creación de series televisivas) será capaz de invertir esta dinámica.

Para ello, lo ideal parece seguir apostando por los nombres que más éxitos nos han dado hasta ahora. En este sentido, es imposible no depositar esperanzas en el que sin lugar a dudas es nuestro autor más internacional… el que no en vano debe considerarse como uno de los pilares más fundamentales del cine de autor (a nivel internacional) de las últimas décadas.

Pedro Almodóvar, quién si no, volverá con Dolor y gloria. Invocando estas dos pulsiones, el cineasta manchego hablará sobre un director en el ocaso de su vida, etapa en la que aprovechará para mirar atrás y reflexionar sobre la imposibilidad de separar sus vivencias de sus posteriores creaciones. En el reparto, quintaesencialmente almodovariano, encontraremos a Antonio Banderas, Penélope Cruz, Nora Navas, Carmelo Gómez y, por supuesto, a Rosalía.

En el otro extremo de lo comentado (y de cualquier otro extremo que nos venga en mente) encontramos, precisamente, a uno de los directores más extremos que pueden encontrarse ahora mismo en nuestro territorio. Albert Serra, prestigiosa vaca sagrada en los círculos de cinefilia más dura, volverá al ataque con Personalien, película en la que el controvertido autor seguirá explorando el ego creativo de figuras históricas relevantes. En esta ocasión, el objeto de estudio será ni más ni menos que Rainer Werner Fassbinder, en el contexto de preparación de una obra de teatro sobre el libertinaje del siglo XVIII. Albert Serra en su salsa.

 

Albert Serra.

Albert Serra.

 

Entre un punto y el otro (irreconciliables), debemos encontrar a la terna de cineastas que representan al conocido como “otro cine español”. Luis López Carrasco con El año del descubrimiento (nueva indagación del artista murciano en la siempre comprometida labor de interpretar la memoria histórica más reciente), Oliver Laxe con Aquilo que arde (lucha en varios frentes contra el horror de los incendios forestales en Galicia), Neus Ballús con Reservado al personal (ejercicio semi-documental que seguirá las vacaciones de una familia española en Senegal) o Lois Patiño con Tempo vertical (viaje interdimensional entre las imágenes y sonidos registrados en una remota aldea) son solo algunos de los nombres que deben llevar nuestro cine a las plazas más prestigiosas del mundo.

Volviendo al gran público (esa asignatura pendiente), Paco Plaza intentará alargar su excelente estado de forma con Quien a hierro mata, thriller vengativo con Luis Tosar en el papel protagonista, y con la venganza como único modo de relacionarse entre un enfermero y un narcotraficante. Rodrigo Sorogoyen seguirá asociándose con Isabel Peña, en Madre, largometraje que pondrá en práctica el cortometraje de idéntico título (y ficha artística), es decir, la explotación asfixiante del plano secuencia como herramienta para seguir el sufrimiento de una madre a punto de perderlo todo.

Por su parte, Alejandro Amenábar volverá a usar su lengua madre con Mientas dure la guerra, invitación a la siempre peliaguda memoria histórica (más en este país). Karra Elejalde se pondrá en la piel de Miguel de Unamuno para revivir los cruciales días de la Guerra Civil, en los que el escritor tuvo que posicionarse entre los republicanos y las tropas de Franco.

 

Imagen de 'Quien a hierro mata'.

Imagen de ‘Quien a hierro mata’.

 

Más propuestas: Carlos Marqués-Macet repetirá con David Verdaguer en La bona espera, drama romántico-familiar en la que una pareja de jóvenes que llevan juntos apenas un año, deberá aprender a gestionar un inesperado embarazo. Jonás Trueba seguirá dando señales de vida desde el clan más cinéfilo de nuestra industria. Para 2019 tiene pendiente concretar el proyecto juvenil Quién lo impide, que pudimos catar en el Festival de Sevilla a través de las piezas Sólo somos y Si vamos 28, volvemos 28. Además, se espera que estrene La virgen de agosto, un drama de retrato y exploración de personajes en busca de nuevas vidas durante un verano madrileño. Isabel Coixet llevará a la gran pantalla, con Elisa y Marcela la historia del primer matrimonio homosexual celebrado en España (y el único oficiado por la Iglesia).

Escena de la película 'Born a King'.

Escena de la película ‘Born a King’.

2019 será también el año del esperado regreso de Daniel Sánchez-Arévalo en el largometraje. Después de La gran familia española, nos traerá Diecisiete, drama sobre adolescentes conflictivos y el vínculo que establecen con los considerados como “mejores amigos del hombre”. Agustí Villaronga hará las maletas para brindarnos una película de habla inglesa. Born a King, biopic tipo ‘coming of age’, dedicado al príncipe Faisal de Arabia, y a su crucial estancia en Londres durante su pre-adolescencia. Cine con pátina de prestigio y con clara proyección internacional. Talento veterano en diálogo directo con la juventud. Posibles virtudes de una cinta… y líneas maestras de actuación (por pedir que no sea) de cara a un año que, de momento, ilusiona.

 


Un comentario sobre “Almodóvar, Coixet y Paco Plaza: el cine español se prepara para recuperar su público en 2019

  1. Leyendo este artículo, me surge la gran duda: ¿Ha encontrado FilmAnd a su Lombardo?

    No entiendo por qué este artículo tiene tantas connotaciones quisquillosas. Parece que al autor le molesta que se estrene cine español en 2019.

    “Históricamente peleado con el público (¿Podría molestarse en hacer su trabajo e investigar la recaudación de taquilla de 2018? El cine español supera por quinto año los 100 millones en taquilla, según El País), así como con los comités de selección de los festivales más importantes del mundo (¿Sabía que Frémaux, director del Festival de Cannes, aseguró que no le invitan a ver cine español?), está por ver si la cinematografía patria (con buena parte de su talento enfrascado (¿Es algo negativo?) ahora mismo en la creación de series televisivas) será capaz de invertir esta dinámica.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *