redaccion
Redacción filmAnd

MIGUEL ÁNGEL VÁZQUEZ, UN CORREDOR DE FONDO
por Alberto Martín

El consejero de Cultura de la Junta de Andalucía es un hombre nervioso que transmite tranquilidad. Periodista metido a político y por tanto desde hace años más político que periodista, a Miguel Ángel Vázquez es difícil definirlo, porque su vida, como su persona, es polifacética. Periodista, portavoz político, político, militante incansable de la igualdad, lector disciplinado, cinéfilo, poeta aún sin obra consagrada, el consejero de Cultura de Andalucía es, sobre todo, un corredor de fondo. (1 hora y 38’ en su última media maratón).

El corredor de fondo sabe del esfuerzo, de la constancia, del valor del tiempo, de la autoexigencia, de la capacidad de superación, de la importancia del ritmo en el grupo, de la generosidad, la templanza y la firmeza.

¿Qué comparten la poesía y la política? La épica, responde sin dudar. Como buen corredor de fondo sabe que una carrera no se pierde por un mal sprint, ni se gana por una buena salida. Las carreras se conquistan cuando eres capaz de superar los peores momentos y recordar la extenuación pasada con una sonrisa. Quizá por eso, tras ejercer la portavocía del gobierno en etapas muy difíciles, ahora se siente en un oasis. O también porque la Cultura impregna su hábitat personal. Lector empedernido y disciplinado, todos los días sin excepción, lee (y escribe en su blog), aunque a veces sólo sean unas páginas, eso sí, los domingos más y siempre poesía.

El corredor de fondo sabe que es importante interpretar el terreno desde la positividad y desde la oportunidad, porque si el premio es sólo para el primero, la victoria es para todo el que se supera a sí mismo. Por eso se siente orgulloso de Andalucía, que sigue superándose día a día y del cine andaluz, que además de premios merecidos, está poniendo su acento en el panorama internacional con sonoras y sólidas victorias.

El corredor de fondo sabe que lo más importante de una carrera es respirar y que las cosas importantes hay que hacerlas como se respira: siempre y sin darnos cuenta.  Por eso no le cansa ser un militante de la igualdad, porque respirar no cansa. Por eso se ha rodeado de un equipo de personas capaces, que corren, respiran y sonríen junto a él con la mayor naturalidad, pero con todo el mérito.

El corredor de fondo sabe que de poco sirve intentar engañar porque la carrera siempre es más larga. Por eso Miguel Ángel Vázquez hace lo que siente como un político y siente lo que hace como un poeta.

***

También puedes leer nuestra entrevista con él en este enlace.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *