Manuel Summers
avila
15 Ene 2019 - Alejandro Ávila

El documental dirigido por Miguel Olid verá la luz en 2020 y retratará “la persona detrás del mito” de un director andaluz con “uno de los debuts más brillantes del cine español”

Una maquinaria hecha para imaginar. Así describió Lucía Summers a su padre, el director de cine andaluz Manolo Summers, en el homenaje que más de un centenar de personas le rindieron a finales de año en el Ateneo de Sevilla.

“Mi padre era mucho más que un director de cine, era una máquina de imaginar, de crear, de dibujar, de hacer películas, de crear historias y de poner sus sueños siempre en pie”, recogía el diario ABC en su crónica del acto. Ese espíritu genial y díscolo es la esencia del documental que el crítico cinematográfico Miguel Olid dirigirá bajo el nombre Summers, el rebelde.

Con un presupuesto de unos 125.000 euros, Olid, que ha organizado a lo largo de todo el año el 25º aniversario de la muerte de Summers, recalca que “no va a ser un documental nada biográfico. Vamos a analizar su persona con testimonios de gente que lo conoció y a analizar sus películas con gente que no lo conoció. A partir de ahí trataremos de ver si las dos imágenes coinciden”.

El productor de la cinta, Olmo Figueredo (La Claqueta), señala que el objetivo es “indagar en la persona detrás del mito”, como ya hicieron en su productora con otras figuras históricas de personajes andaluces en Bécquer desconocido o los documentales sobre el torero Ignacio Sánchez Mejías o el presidente de la II República Niceto Alcalá-Zamora.

To er mundo é güeño

¿Y cuál es esa persona detrás del mito? Como recuerda Olid, Manolo Summers quedó grabado en la memoria de los españoles por su trilogía de humor con cámara oculta de los años 80: To er mundo é güeno, To er mundo é… ¡mejó! y To er mundo é.. ¡demasiao!.

“Esa imagen que se nos quedó como espectadores era muy diferente a la verdadera”, sentencia el periodista.  “Mucha gente ha empleado el término genio, otra la de rebelde. Tenía una relación compleja con los censores. De hecho, muchos críticos y cineastas dicen que fue el que más enfrentó a los censores”, apuntilla.

Como genio tuvo “uno de los debuts más brillantes del cine español“, ya que apenas siendo un veinteañero ganó la Concha de Plata a mejor director con su ópera prima Del rosa al amarillo, una mención del jurado con La niña de luto y ganó el Festival de Valladolid con Juguetes rotos.

Fue uno de los debuts más brillantes del cine español. Con 25 años hace Del rosa al amarillo y la lleva al Festival de San Sebastián y gana la Concha de Plata al mejor director. Con La niña de luto va a Cannes y consigue una mención del jurado. Y luego, con Juguetes rotos, gana el Festival de Valladolid.

Producida por La Claqueta, dirigida por Miguel Olid, ha recibido una ayuda a la producción en la última convocatoria de la Junta de Andalucía y el objetivo es estrenarla en 2020, tras producirla en el primer semestre de 2019 y con una fase de investigación que hunde sus raíces en 2017.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *