La productora gaditana Guión 13 acaba de estrenar el largometraje documental ‘Sueño de libertad. Presos de la memoria’, que reivindica el recuerdo de los presos políticos del franquismo a través de la voz alta y clara de Marcos Ana

http://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/robles.jpg
11 May 2019
Mª Angeles Robles

Un grupo de expresos políticos del franquismo toman la palabra en el documental Sueño de libertad. Presos de la memoria que ha producido Guión 13, una asociación gaditana dedicada a la promoción, difusión y realización de proyectos cinematográficos. La película ha contado con recursos propios de Guión 13 y con la colaboración de la Diputación Provincial de Cádiz y Ganemos Jerez. Además, se han unido al proyecto artistas como la dibujante María Luz Reyes, el músico Juan Pablo Otero o el animador Óscar Ibáñez.

El objetivo de la película queda claro desde el principio. “La memoria histórica no se puede dejar enterrada como se ha dejado a tantos que hay enterrados todavía en las cunetas”. Lo ponen sobre la mesa, mientras conversan, los mismos que sufrieron tortura y represión en las cárceles españolas durante la dictadura por el sencillo hecho de pensar y sentir de forma diferente a como predicaba el régimen franquista.

La voz de Marcos Ana

El expreso político, activista y escritor Fernando Macarro Castillo, conocido como Marcos Ana, que estuvo encarcelado durante 23 años, se erige en digno representante de los presos políticos del franquismo y marca con su voz fuerte y clara las líneas maestras de este reivindicativo documental escrito y dirigido por el gaditano Jaime Contreras, que es además presidente de Guión13, y la madrileña Nuria López Leal.

Las declaraciones de Marcos Ana que aparecen en el documental han sido extraídas de tres entrevistas realizadas por Nuria López Leal y por Jaime Contreras y suponen un testimonio sobrecogedor de las vivencias de un hombre que fue encarcelado en 1939, cuando tenía 19 años, y que no fue liberado hasta 1961, gracias a las presiones de Amnistía Internacional.

Nuria fue la promotora de la idea que dio inicio al documental. Todavía vivía en Madrid cuando conoció la historia de Marcos Ana, “una vida apasionante que sentí que debía transmitir”. Se puso en marcha con el proyecto, que se inició muy lentamente y con muchas dificultades hasta que se cruzó en su vida la ciudad gaditana de San Fernando, donde se fue a vivir, y Jaime Contreras, que “enseguida apoyó la idea”. Juntos se pusieron manos a la obra para armar Sueño de libertad, que ya se ha presentado en varias ciudades gaditanas.

Nuria López Leal asegura que querían dar al documental un carácter testimonial pero también artístico, “porque, al fin y al cabo, a través de Marcos Ana, también estamos hablando de la cultura del una época”. Por eso la transición de los diferentes capítulos de la película está protagonizada “por los característicos trazos” de los dibujos de María Luz Reyes y por la voz de Ana, que recita algunos de sus poemas.

El papel de las mujeres

Uno de estos capítulos está dedicado al papel que las mujeres jugaron durante el franquismo y a su inestimable aportación para mejorar la situación de los presos políticos de la dictadura, un papel no suficientemente valorado ni visibilizado. Mujeres valientes que desde fuera de las cárceles apoyaron y cuidaron a los presos, como las “madrinas”. Pero, sobre todo, las madres, esposas y hermanas que, como explica uno de los participantes en el documental, Matías Esteban, “daban lo máximo”.

La directora del fillm recuerda que las mujeres, durante la dictadura, hicieron “un doble esfuerzo y sufrieron una doble derrota, porque ellas pierden todos los derechos que consiguieron durante la República”.  López Leal admite que se quedó “con las ganas de incluir a presas políticas en la película, que también hubo muchas”, aunque “no fue posible”.

La realizadora explica que, “en general, fue complicado encontrar personas que quisieran participar”. Finalmente, contactaron con un grupo de expresos políticos que se reúnen en Madrid –casi todos forman parte del mismo expediente– y que, junto a Marcos Ana, son los que aparecen en el documental.

Llamar la atención de los jóvenes

Los artífices de Sueño de libertad persiguen que el documental sea una “iniciación a la memoria para jóvenes que no conocen esta historia, a través de pequeños detalles que llamen su atención”. Nuria López Leal está convencida de que todo esfuerzo es poco porque, “es verdad que hay muchas películas sobre la guerra civil, pero se habla más de la guerra en sí que de los cuarenta años de dictadura. En el documental, contextualizamos, pero nos centramos más en la represión”.

La directora cree que esta época de nuestra historia reciente aún no es suficientemente conocida y habla desde su experiencia personal: “Soy de Madrid y tengo 38 años. Cada vez que paso por la Puerta del Sol y veo los bajos de la que fue Dirección General de Seguridad recuerdo que ahí se torturaba a la gente, pero cuando hablo de ello con mis amigos no tienen ni idea de eso”.

Para López Leal es fundamental que se haga un esfuerzo importante por “recuperar esos pequeños memoriales” e insiste en la necesidad de no olvidarnos de lo que pasó en España durante la posguerra porque “así no surgirían partidos como Vox”.


Un comentario sobre “‘Sueño de libertad’ saca de las cunetas a los presos políticos del franquismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *