redaccion
Redacción filmAnd
Más de 2000 espectadores han participado en las diferentes actividades que la 23ª edición del Festival Internacional de Jóvenes Realizadores (FIJR) ha llevado a cabo en varios espacios de Granada. La clausura, celebrada en el Centro Federico García Lorca el sábado 18 de noviembre, incluyó la proyección del documental Converso y un encuentro con su director, David Arratibel, además del anuncio de los ganadores del Premio Aguaespejo: Gabriel Roca, primer premio con br.a|MAR y María Sánchez Martínez, mención especial del jurado con Sin título. Al día siguiente, la muestra tuvo su epílogo con una sesión de cine familiar en la que se proyectó La vida de Calabacín.
El Premio Aguaespejo, dotado con 500 euros, estaba orientado a obras audiovisuales de un máximo de 30 segundos y se ha convocado con la intención de fomentar la creatividad y la experimentación, con la referencia inspiradora de tres frases de David Lynch, Jonas Mekas y Val del Omar, tomando su título de una de las obras más renombradas de este último (Aguaespejo granadino). En este enlace se pueden ver todas las obras presentadas a este concurso.
Tras un año de ausencia de la programación granadina, el FIJR ha vuelto en 2017 con renovadas energías bajo la dirección de José Luis Chacón y Maite García Ribot, y ha dejado en la capital del Darro una intensa semana de proyecciones y encuentros, entre otros actos. Han pasado así por el certamen granadino los creadores María Cañas, Fernando Franco o el propio David Arratibel, director y guionista navarro que ha sido galardonado con su documental Converso en prestigiosos festivales como Punto de Vista, Alcances y el Festival de Málaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *