avila
Alejandro Ávila

Son solo las once de la mañana y ante el objetivo del equipo de fotógrafos de Sonsoles han desfilado ya más de 300 personas.

“A primera hora de la mañana es cuando más gente hay, porque vienen antes de ir a trabajar”, explica Sonsoles Cifuentes, la directora de Son de Casting, la productora sevillana encargada de seleccionar a los figurantes de la primera y la segunda temporada de La Peste, la serie creada por Alberto Rodríguez y Rafa Cobos (El hombre de las mil caras, La isla mínima, Grupo 7). 

El año pasado, explica Cifuentes, se presentaron unas 6.000 personas, a las que siguen guardando en su base de datos, para llamarlas este año. “Les he dicho que no hacía falta que se volvieran a presentar”. Este año calcula que entre el miércoles y el jueves, se presentarán entre 2.000 y 3.000 personas más: al finalizar el primer día de  pruebas, ya había 1.300 candidatos a extra que habían pasado por las instalaciones del casting.

Cola para el casting de 'La Peste' en el Estadio Olímpico de Sevilla

Cola para el casting de ‘La Peste’ en el Estadio Olímpico de Sevilla.

 

El cásting es simple: sólo tienen que inscribirse en la página web de la productora o acudir directamente al Estadio Olímpico de Sevilla, donde un equipo de cuatro fotógrafos les tomarán cinco fotos, con detalles de tatuajes o deformaciones, en caso de que los hubiera.

 

Una ciudad cosmopolita

Tras el descubrimiento de América, la Sevilla del siglo XVII era “una ciudad cosmopolita, donde había gente de todas las razas: esclavos negros procedentes de África, orientales como los japoneses que se quedaron Coria y marineros de todas partes”, explica la directora de cásting.

Efectivamente, en la cola esperan pacientemente personas negras, latinas, nórdicas y mediterráneas. Hay muchos niños, jóvenes, personas de mediana edad y ancianos.”El perfil que buscamos son nobles, que tenga un buen porte y no sean muy delgados; soldados; gente del pueblo y más de 200 niños, porque en aquella época no iban al colegio, trabajaban y las calles estaban llenas de ellos”, desentraña Sonsoles, mientras dos de sus compañeros fotografían a los candidatos en una sala del Estadio Olímpico.

Cola para el casting de 'La Peste' en el Estadio Olímpico de Sevilla

Cola para el casting de ‘La Peste’ en el Estadio Olímpico de Sevilla

En el anuncio del casting del año pasado llamaba la atención que se solicitaran personas con algún tipo de deformación o discapacidad, ya que en aquella época “las enfermedades no se curaban, sino que se amputaban… había muchos amputados por las calles”.

Manuel va en silla de ruedas. Sus piernas terminan a la altura de sus rodillas y habla de manera distraída, mientras mira el móvil, con este periodista. No ha visto la primera temporada, pero viene a “probar” suerte.

Más locuaz se muestra Ana, actriz de 33 años, quien ve “más gente que el año pasado. Hace un año no me cogieron, porque estaba haciendo de romana en el Antiquarium y tenía flequillo. Cortarse el pelo siempre es un riesgo”. Muestra su dedo índice izquierdo “torcido” y asegura que se presenta para la “cuota” de personas con algún tipo de discapacidad o deformidad. Su compañera Clara, de 38 años, también actriz, se ha presentado “para hacer pequeñas partes”, es decir de intérprete con frase.

 

Figurantes veteranos

A unos metros de ellas, un grupo de animadas amigas charlan tras haber hecho el cásting. Javier, Lola, Claudio, María, Cristina y Carmen son figurantes veteranos y ‘parroquianos’ del bar Kaia. Ya saben, el bar vasco de la serie Allí abajo, protagonizada por la actriz sevillana María León.

 

Cuentan que suelen trabajar tres o cuatro veces al mes en la serie de Antena 3 y que han participado en películas como Lejos de ti, Tu hijo o El mundo es suyo. La actriz Lola Jiménez es una figurante de pedigrí: el año pasado formó parte de la nobleza sevillana en la primera temporada de La Peste. “Fui noble en un mercado del siglo XVII y a las puertas de un hospital. Rodamos en Carmona y Alcalá de Guadaíra. La ambientación era brutal, es una experiencia que nunca se me olvidará. Cuando estás allí dentro, te crees que estás en el siglo XVII”.

La misma suciedad que prácticamente palpaba el espectador viendo las calles de aquella Sevilla mugrienta es la que describe la actriz. “Me dijeron que me tenían que manchar de mugre. Les dije que yo era noble y me contestaron que los nobles también llevaban las manos sucias. Todo era sucio: cuando me puse las medias el segundo día, vi que estaban cuarteadas de barro. El suelo era un mantillo negro con fruta podrida y la ropa no se limpiaba”, explica Jiménez.

El actor Pablo Molinero encarna Mateo, protagonista de La Peste

El actor Pablo Molinero encarna Mateo, protagonista de La Peste

La serie se rodará entre Sevilla, Carmona y Los Palacios. Repiten los protagonistas (al menos, aquellos que no murieron en la primera temporada) y “habrá incorporaciones”. A Sonsoles Cifuentes la llamarán de la dirección en pleno mes de agosto y se encargará de elegir a los cientos de figurantes que tendrán la fortuna de aparecer en una de las series con mejor presupuesto de la historia de la televisión española. El rodaje comenzará en octubre y durante seis meses, actores, técnicos y figurantes se zambullirán en la apasionante Sevilla que vivía con un pie en América y otro, en el Puerto de Indias.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *