avila
Alejandro Ávila

Marta Velasco y Laura Hojman se funden en un abrazo en la madrileña estación de Atocha. Con una foto inmortalizan su camino al éxito: Hojman va a presentar su ópera prima, Tierras solares, en la Seminci de Valladolid y Velasco, productora de Áralan Films, pone rumbo al cine Capitol, indonde celebrará esa misma noche el preestreno de Quién te cantará, dirigida por el “genio” Carlos Vermut y un reparto estelar de actrices: Najwa Nimri, Natalia de Molina, Eva Llorach y Carme Elias.

El casual encuentro pone de manifiesto algo que repiten ambas: es el gran año del cine andaluz. Un año en el que se han sucedido los rodajes de superproducciones extranjeras, una ley del cine andaluza elaborada para afianzar la industria, multitud de estrenos en cines, numerosos premios en festivales y una carrera a los Goya con serias candidatas andaluzas.

 

Allanarle el camino a la siguiente generación

Como insiste la productora, su generación recoge ahora lo que sembró la generación de Benito Zambrano y ha regado la que le precede a ella, la de “Alberto (Rodríguez) y Santi (Amodeo)”. La fundadora de la productora Áralan Films (una isla imaginaria que esbozó su socio, el director Gonzalo Bendala, cuando tenía 12 años) lo repite como un mantra: la tarea de su generación es ahora la misma, allanarle el camino a la generación que viene con su primer guión, corto o largometraje.

El fortuito encuentro de Marta Velasco y Laura Hojman revela una cosa más: las mujeres cineastas se están abriendo camino en una industria muy masculinizada. “Cuando entré, éste era un mundo de hombres, muy masculino. Ahora hay muchas mujeres productoras”, reconoce Marta.

 

Cuatro nominaciones a los premios Goya

En la tarjeta de visita de Áralan hay producciones propias como Asesinos inocentes o Cuando los ángeles duermencuatro nominaciones a los Goya o el descubrimiento de la debutante Ester Expósito, lanzada al estrellato instragramer  con más de un millón de seguidores, tras pasar de Cuando los ángeles duermenÉlite, la serie de Netflix.

Además, junto al productor Enrique Lavigne (Apache Films), ha coproducido Oro, de Agustín Díaz Yanes, y Quién te cantará, que se estrena este viernes 23 de octubre.  Benito Zambrano (Solas), Juan Miguel del Castillo (Techo y comida), Patricia Ferreiro (Los niños salvajes), el debut de Luis Melgar y una coproducción con Francia figuran entre los próximos proyectos de una de las productoras más importantes del panorama andaluz y nacional.

Alfombra roja de ‘Quién te cantará’

 

FilmAnd: ‘Quién te cantará’, de Carlos Vermut, se ha presentado en el Festival de San Sebastián, ha recibido muy buenas críticas y conseguido el premio Feroz. ¿Qué ha supuesto esta película para ti?

Marta Velasco: Trabajar con Carlos y estrenar en San Sebastián ha sido un regalo. Es un reconocimiento, un orgullo. Carlos Vermut es un pequeño genio, muy inteligente, y una gran persona. Sabe lo que quiere y es muy cómodo trabajar con él. Es un talento imprescindible del cine español. Cuando lo recibí, me maravilló el guion y saber que Carlos quería grabar en Andalucía.

 

¿Por qué quería Carlos Vermut trabajar en Andalucía?

Buscaba una ciudad con mar. Cuando visitó Rota y Zahara de los Atunes se quedó maravillado. Rota es un escenario que forma parte de la película. Hay muchos simbolismos con Andalucía y con la ciudad gaditana: un disco de la protagonista (Najwa Nimri) se llama Rota, por la ciudad, y porque ella está rota. Las actrices están fantásticas, a Carlos le encanta Andalucía y no descarto que vuelva a rodar aquí.

Quién te cantará

Quién te cantará

 

En ‘Quién te cantará’ has trabajado con Enrique Lavigne (Apache Films), uno de los productores de mayor peso en el panorama nacional. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Es un crack, un tipo súper inteligente, que lo ata todo muy bien. He aprendido muchísimo de él. Es muy generoso, en el sentido de que te enseña, te explica y comparte lo que sabe. Gracias a él tengo Quien te cantará y Oro (Agustín Díaz Yanes).

 

Has producido películas de Carlos Vermut, Patricia Ferreira o Benito Zambrano: ¿Qué aporta trabajar junto a cineastas de su talla?

Aprendes muchísimo de ellos. Es un gustazo sentarse con ellos y escucharlos. Cuando ves cómo le hablan al equipo, te das cuenta de lo grandes que son.

 

Tu productora Áralan tiene un amplio catálogo de cortometrajes. ¿Qué significa para ti este formato?

El cortometraje es la mejor escuela a nivel creativo y financiero. Cuando hice mi primer largo, Los niños salvajes, me alegré mucho de haber hecho tantos cortos. Los niños salvajes es una película a la que le tengo mucho cariño, porque creó un vinculo con Patricia Ferreira (a la que Velasco producirá su próximo largo, Salsa de Arándanos). Los niños salvajes ganó cuatro Biznagas de Oro en el Festival de Málaga y tuvo tres nominaciones a los Goya. Hubo un fallo durante la ceremonia de los Goya con la mejor banda sonora, pero gracia a ese fallo las ventas internacionales subieron, porque todo el mundo empezó a buscar lo que había pasado. Yo sé lo que es ganar un Goya y que te lo quiten. Yo sé lo que estaba pensando el productor de La La Land (Ríe).

Los niños salvajes

Los niños salvajes

 

Llevas 15 años en la profesión. Has hecho, de manera escalonada, cortos, televisión, documentales y largometrajes de ficción. Cuando buscas financiación para tu próxima película, ¿cuál es tu carta de presentación?

Ahora la gente nos conoce por las películas que hemos hecho. Como me dijo un productor hace tiempo: Tú eres lo último que haces. El corto que nos abrió muchas puertas en Andalucía fue Spaghetti Western, que estuvo nominado a los Goya. Luego vino Los niños salvajes, que nos abrió las puertas a nivel nacional. Poco a poco, te van conociendo y saben cómo vas a hacer las películas. Nos gusta tener a nuestros clientes financieros muy cuidados, algo que a la larga es muy importante porque te ganas la confianza de tus inversores.

 

Hablando de financiación. ¿Cómo se monta el puzzle financiero de una película?

Montar la financiación de una película depende de muchos factores. Debes tener una distribuidora desde el primer momento, porque las nuevas ayudas se han creado para que vayas con distribución. Además, debes contar con apoyo de televisión nacional y autonómica. También hay una parte esencial, que es la AIE, que permite que el inversor privado puedan invertir a través de un instrumento fiscal. Con las subvenciones regionales y estatales haces el puzzle para reunir financiación. Además, para compartir el riesgo, a veces compartes producción con otras productoras. Yo comparo las coproducciones con un matrimonio. Si la cosa empieza mal, puede terminar en divorcio.

 

En la liga de productores andaluces con proyección nacional, eres una de las pocas mujeres. ¿Qué retos supone ser mujer en el mundo de la producción?

Cuando entré, éste era un mundo de hombres, muy masculino. Ahora hay muchas mujeres productoras, con las que comparto argumentos. Comparto las reformas que se están haciendo en el Ministerio y la Junta de Andalucía en el tema de la mujer: es necesaria la visión de la mujer a nivel técnico y creativo. Creo que es justo que haya puntos por paridad (en las ayudas), sobre todo en la jefatura de equipos. Si eso no se hiciera, estaríamos como siempre. En la parte creativa, las mujeres tienen mucho que contar.

Cuando los ángeles duermen. Gonzalo Bendala

Rodaje de ‘Cuando los ángeles duermen’

En los últimos años, al calor de varios factores (incentivos, técnicos, ayudas), han florecidos los rodajes en Andalucía. ¿Qué están aportando los rodajes de productoras extranjeras a la industria andaluza?

La están internacionalizando. Antes hubiera sido muy difícil que la industria andaluza formara parte de las ultimas temporadas de Juego de Tronos, Fast and Furious o la ultima de Ridley Scott. Estos rodajes sirven para que fuera miren hacia acá y se den cuenta de que somos igual de profesionales que ellos y que abran esa cartera.

 

Es decir, nuevos socios para coproducciones.

Cuando vienen aquí se enamoran no solo de las localizaciones, sino del equipo. Eso favorece que, cuando estás montando un proyecto, puedas hacerlo en Canadá, Francia o India. Te abre el abanico.

 

¿Qué valor están aportando los nuevos jugadores, como Netflix o HBO?

Han cambiado el mercado. Como productora, creo que hay que adaptarse al nuevo mercado. Tienen muy claras sus premisas. Me parece muy interesante su modelo de negocio: producciones propias que se pueden ver a nivel mundial. Los cambios aportan creatividad y eso no es negativo.

 

¿Hacia dónde va la industria andaluza?

Vamos por muy buen camino. Nos miran mucho a nivel nacional e internacional. Gracias a la generación de Alberto (Rodríguez) y Santi (Amodeo) o a Benito Zambrano, mi generación está ahí y le debe mucho, porque fueron los que demostraron que se puede hacer cine en Andalucía. Ellos nos allanaron el camino y yo espero que nosotros sigamos allanándoselo a los que vienen detrás, porque hay mucho talento en Andalucía y nos lo están reconociendo a nivel internacional. Lo noto, porque cuando salimos, me proponen muchos proyectos enfocados en Andalucía.

Marta Velasco, en el centro, durante el rodaje de ‘Cuando los ángeles duermen’

¿Ves necesario que se incrementen los incentivos fiscales?

Estamos trabajando para que esos incentivos sean mayores, porque a día de hoy donde son muy atractivos es en Canarias o el País Vasco, que tienen un régimen especial.

 

¿Para cuándo la Academia del Cine andaluza, que se anunció hace un año en el Festival de Huelva?

Tenemos que trabajar para montarla. Es fundamental para que todos estemos representados. Es muy importante de cara a los Goya o los premios internacionales. Se habla del lobby catalán, porque tienen su propia Academia, ellos apoyan sus películas desde dentro y eso es lo que necesitamos nosotros.

 

¿Cuáles son los próximos proyectos de Áralan Films?

La más inmediata es La maniobra de la tortuga, dirigida por José Miguel del Castillo. Tenemos también una producción internacional con Francia y la próxima de Gonzalo Bendala, Lucidez, con guion de David Sueiro, sobre los sueños lúcidos, que es cuando eres consciente de que estás soñando. También están Carrington, de Luis Melgar, una película de terror y la comedia de Patricia Ferreiro, Salsa de arándanos.

Foto de portada: Curro Medina


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *