Marta Jiménez
Marta Jiménez

Marta Jiménez – www.filmand.es

El viernes se estrenó Rings, Señales, en muchas salas de España. La nueva entrega de la franquicia de terror lleva la firma de un director andaluz, F. Javier Gutiérrez (Córdoba, 1973), quien debuta en el cine americano de la mano de Paramount y de ese icono del cine de terror que es Samara Morgan. Alex Roe, Matilda Lutz, Johnny Galecki -Leonard en la serie The Big Bang Theory– y Vincent D’onofrio protagonizan el filme que tan buena taquilla está cosechando en Estados Unidos.

Pero, ¿cuál es el camino que ha acortado distancias entre Córdoba y Hollywood? Dibujamos la carrera de F. Javier Gutiérrez en cinco viñetas.

Brasil

 El corto Brasil, de 2001, no solo descubrió el sello cinematográfico tan personal de F.Javier Gutiérrez, sino que lo lanzó al circuito de los festivales internacionales. Un conocido cazatalentos de Hollywood, Edward Pressman, productor original de Brian de Palma u Oliver Stone, contactó al director al ver el cortometraje y Gutiérrez tuvo claro que el día que hiciese las maletas tendría una puerta a la que llamar en la meca del cine. Pero aún tenía que debutar con un largo.

Tres Días

El poderío visual de la primera película del director, un cuento postapocalíptico cruzado con un psychothriller llamado 3 días (2008), fue el que puso definitivamente a Gutiérrez bajo el rádar de Hollywood. La película fue producida por los andaluces Antonio Pérez y Antonio Banderas, ganó la Biznaga de Oro en el Festival de Málaga y pasó por la Sección Oficial Panorama del Festival de Berlín, acompañada por la polémica y la división de los críticos a causa de la violencia de su contenido. Los padres del director lo acompañaron entonces al festival alemán y descubrieron que la idea de hacer cine de aquel hijo que quisieron que fuese abogado iba muy en serio. Un año después Gutiérrez cambió el sol de Andalucía por el de California.

El Cuervo

Cuando llegó a Los Ángeles el realizador tuvo bastantes tentativas para dirigir proyectos de terror o de exorcismos, pero el remake de The Crow (El Cuervo) se cruzó en su camino. En el verano de 2013 la nueva versión de The Crow iba hacia delante con el Estudio Relativity y The Weinstein Company, 60 millones de dólares de presupuesto y Luke Evans como protagonista. Además, Gutiérrez logró arrimar al proyecto al creador del cómic, James O’Barr, y juntos y sonrientes aparecieron aquel verano en la edición de Comic-Con. Pero el karma de la película cambió, algo normal en Hollywood, donde algunos filmes tardan mucho en levantarse mientras viajan de un lado para otro. Gutiérrez recibió la llamada de Rings y pactó dirigirla con Paramount. El director de cortos y videos musicales Corin Hardy tomó las riendas y el director cordobés quedó como productor ejecutivo de un proyecto que sigue luchando por salir, ahora en una nueva etapa con un grupo financiero detrás.

Rings

A Walter Parks y a Laurie MacDonald, productores de Rings, les gustó mucho 3 días y acertaron al pensar que el director andaluz podría resucitar la franquicia, otro proyecto “maldito” que llevaba parado seis años. Querían a alguien con visión personal y, aunque el director estaba intentado evitar películas de terror de consumo rápido, le atrajo la idea de hacerla porque era muy fan de la saga,  sobre todo de la película de Gore Verbinski, The Ring. La señal, (2002), así como de la versión original japonesa. Se llegó a un acuerdo con Paramount, se contrató al guionista de Una mente maravillosa, Akiva Goldsman y comenzó el proceso.

“Creo que la peli es muy diferente a The Ring, la original”, opinaba el director en el digital Cordópolis. “Ha sido muy complicado mantener el equilibrio y aportar cosas nuevas respetando el esquema de la antigua, algo que siempre pasa en las franquicias. Tienes que hacer una película que satisfaga a los fans de la primera, que ahora tendrán alrededor de cuarenta años, y a la gente joven que no tiene ni idea de esa película o les pareció lenta y muy atmosférica porque tienen otro ritmo. Combinar esos dos elementos es la clave de relanzar una franquicia bien. Un proceso que Hollywood sabe muy bien y creo que hemos hecho una buena combinación”. La crítica mundial no ha opinado lo mismo tras ver la película y ha sido casi unánime al señalar que se nota el poco margen que las exigencias del estudio han dejado al talento creativo de Gutiérrez. Sin embargo, en su primer fin de semana de exhibición en Estados Unidos el filme recaudó 13 millones de dólares y fue segundo en taquilla.

F. Javier Gutiérrez (tercero por la izquierda) en la premiere de 'Rings' en Los Ángeles. Foto: Jonathan Leibson/Getty Imges para Paramount Pictures

Planes EE.UU.- España

Gutiérrez está a punto de anunciar un nuevo proyecto “grandecito” en Hollywood. Pero se muere por rodar en España. “Yo piso España desde que aterrizo en el avión, paseo por una calle de Madrid o me bajo en Córdoba del AVE, miro a mi alrededor y se me ocurren dos mil millones de ideas donde poner la cámara. Esa riqueza de matices no la tienes en Los Ángeles. Tienen otras cosas que está muy bien y que ya están muy explotadas por el cine americano. Por eso me gusta la idea de alternar y rodar cosas muy nuestras, de nuestra cultura y con nuestros técnicos. Aquí se pueden hacer productos muy buenos e incluso con factura americana si se quiere. Así que voy a intentar trabajar entre Los Ángeles y España”. El director está en conversaciones con varios productores, entre ellos su amigo Antonio Pérez con quien tiene un proyecto de coproducción con Estados Unidos. También está en el aire el remake hollywoodiense de 3 días, por el que tanto se interesó el desaparecido Wes Craven. Puestos a soñar, a Gutiérrez le gustaría que lo dirigiese Cronnenberg.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *