Paula Echevarría protagoniza la segunda temporada de Los nuestros Foto Mediaset
Juan Gabriel García
Juan Gabriel García

En Almería nunca se ha dejado de rodar. Aunque hubo un periodo en el que, de pronto, el número de películas rodadas en la tierra del Indalo descendió hasta casi desaparecer. Tras la etapa de mayor esplendor de rodajes en los paisajes almerienses, periodo que ocupa aproximadamente el decenio que va de 1965 a 1975, se abrió un lapso en el que la visita de producciones se espaciaba cada vez más.

Esos años de crecimiento negativo (mi eufemismo favorito para no decir crisis), que van desde 1975 y hasta 2013, contaron con ilustres excepciones: Conan, el bárbaro (1982), Guerreros del sol (1986), Las aventuras del Barón Munchausen (1988) e Indiana Jones y la última cruzada (1989), películas que, más allá de contar con resultados artísticos y comerciales muy diferentes, se erigen en grandes superproducciones que gozaron de una amplia distribución internacional.

Sin olvidar otro tipo de cine que se había desarrollado poco en Almería, el denominado de autor, más personal e intimista, con títulos como El pájaro de la felicidad (1993) o Martín Hache (1997). Pero la estadística de rodajes quedaba muy lejos de los dulces sesenta.

Entonces, ¿qué ocurrió en 2013? Pues que Ridley Scott rodó en Almería una parte fundamental de una gran superproducción como Exodus: dioses y reyes (2014), hecho que volvió a colocar a la provincia en la primera página de los libros de localizaciones de las más destacadas productoras internacionales. Además, este nuevo periplo ha provocado que cualquier noticia relacionada con los rodajes se magnifique y acapare mayor atención mediática, política y social, algo que quedó dormido en el periodo de crisis antes citado.

Andalucía Film Commission, entidad clave en la promoción de Andalucía como destino de cine, cifró en su momento el gasto de Exodus en alojamiento, con unas 16.000 pernoctaciones y 3.600 contrataciones entre personal técnico y eventuales, en más de dos millones de euros, a lo que habría que añadir el capítulo de alquiler de vehículos y carburantes, que alcanzó otros dos millones y medio de euros más. Andalucía Film Commission calificó este rodaje como “el más importante en España en los últimos 20 años”.
Panorámica de la Isleta del Moro con la decorción preparada para el rodaje. Foto Lourdes Tortosa

Panorámica de la Isleta del Moro con la decoración preparada para el rodaje. Foto: Lourdes Tortosa

La actualidad nos devuelve a aquellos maravillosos años en los que en Almería coincidían hasta cuatro o cinco producciones rodando a la vez. Experimentados directores de producción, como José Salcedo, recuerdan que, de manera informal, los directores de producción de los equipos que rodaban al mismo tiempo en la provincia mantenían reuniones de trabajo para no coincidir al día siguiente en la misma localización.

Y para terminar de contextualizar esta realidad, nos viene de maravilla una divertida anécdota que cuenta el actor Giuliano Gemma, uno de los principales héroes del ‘spaghetti western’ y de los que más películas protagonizaron en la árida Almería, sobre el caótico ambiente que se vivía en aquellos rodajes.

En el prólogo que escribió Gemma para el libro Western a la europea, un plato que se sirve frío (Entrelíneas Editores), de Anselmo Núñez Marqués, el actor relata que “Un año se estaban rodando al mismo tiempo once westerns: todo se había convertido en un gran plató. Una mañana un actor se montó sin darse cuenta en un autocar que no era el suyo. Cuando llegó, como todos los días, se dirigió a maquillaje y después de llevar allí por lo menos una media hora, advirtió que estaba en un plató que tampoco era el suyo: ¡se había equivocado de película! Parece increíble, pero esta anécdota revela lo mucho que se trabajaba en Almería en aquella época”.

En los últimos días Almería ha recuperado aquella atmósfera que se evoca con melancolía, entre otras cuestiones porque muy pocos apostaban porque esta situación se volviese a repetir. Recientemente han coincidido en la provincia hasta cuatro producciones rodando a la vez, o con muy pocos días de diferencia.

Trabajos en la Isleta del Moro para la ambientación del rodaje de la nueva entrega de Terminator

Trabajos en la Isleta del Moro para la ambientación del rodaje de la nueva entrega de Terminator

La nueva de Terminator

El rodaje que mayor atención ha acaparado, por lo que representa en el imaginario popular del género de ciencia ficción, ha sido el de la nueva entrega de Terminator, producida por Skydance Media, Lightstorm Entertainment y Paramount Pictures con el servicio de Fresco Film en España. Finalmente no ha vuelto a producirse el encuentro entre Almería y Arnold Schwarzenegger, como sucedió en 1981 cuando el musculoso actor dio vida a Conan en estos paisajes, la película con la que alcanzó el estrellato.

El rodaje se llevó a cabo en dos jornadas, los días 29 y 30 de mayo, si bien los trabajos de construcción de decorados se iniciaron hacia mitad de ese mes. Tras muchas especulaciones, se rumoreó que este rodaje abarcaría varias semanas en la provincia y que se grabarían espectaculares escenas de acción, la nueva de Terminator rodó en una sola localización, en la playa de la Isleta del Moro, en el Parque Natural Cabo de Gata – Níjar.

En la playa se levantaron unas terrazas de bar cubiertas por hojas de palmeras, y un helicóptero derribado se colocó sobre la arena. Presumiblemente la Isleta del Moro se habrá disfrazado como un pueblo de México en esta película, o de otro país centroamericano, ya que en el casting, que se celebró unas semanas antes del rodaje, buscaban a figurantes que tuviesen rasgos físicos latinos y que no se mareasen con facilidad en el mar.

En el rodaje sí participó la actriz Linda Hamilton, la misma que encarna al personaje de Sarah Connor en las dos primeras entregas, las dirigidas por James Cameron, que esta vez vuelve a la saga pero no como director, sino en labores de producción. También estuvo presente el actor que dobla a Arnold Schwarzenegger en esta franquicia, al igual que el director de la cinta, Tim Miller, conocido por Deadpool, ya que hasta en algún momento se pensó que el rodaje en Almería correría a cargo de una segunda unidad.

El guión de este nuevo episodio de Terminator cuanta con un equipo capitaneado por el propio Miller y David S. Goyer, basado en el universo que Cameron y Gale Anne Hurd crearon en 1984.

Terminator 6, así nos referimos a esta producción a la espera de conocer el título oficial, continúa durante unas semanas su rodaje en diferentes puntos de España, como en las provincias de Murcia, Madrid y Salamanca, donde en este último punto se rodarán escenas en la presa de Aldeadávila.

Rodajes Almería

Rodaje de ‘Los nuestros’ en Almería. Foto: Mediaset

Los nuestros 2

Hace mucho tiempo que los rodajes de series se equipararon a los de largometrajes en cuanto a movimiento de medios, calidad del resultado final, interés mediático o la cantidad de figuración necesaria. Así ocurre con la grabación de la segunda temporada de la miniserie Los nuestros, de Mediaset y Melodía Producciones que emitirá Tele 5.

En la segunda parte de esta serie, dirigida por Joaquín Llamas con guión de Alejandro Hernández, y cuyo argumento se centra en las aventuras de la Brigada Paracaidista en zonas de conflicto bélico, Paula Echevarría y Rodolfo Sancho encabezan un reparto en el que figuran otros rostros conocidos, como los de Aida Folch, Elvira Mínguez o Carlos Francino.

El rodaje en Almería concluyó el pasado 1 de junio. Una de las localizaciones se ha ubicado en El Paraje de El Chorrillo, perteneciente al municipio de Pechina, muy próximo a la capital, y que se ha convertido en la localización más demandada de la etapa actual del cine en Almería. Aquí se han rodado películas como Exodus, Assassins creed o la serie Juego de tronos, por resumir mucho.

El Chorrillo es demandado por las productoras por varios motivos. Uno radica en su versatilidad. Permite representar, por ejemplo, el Egipto de Ramsés, o cualquier país en conflicto en la actualidad con verosimilitud. Además de la espectacularidad del paisaje, se presenta como una extensa llanura rodeada por una cadena montañosa que permite establecer diferentes sets de grabación y varios puntos para la entrada de camiones, construir decorados, espacio para los servicios de catering…, y todo apenas a 15 minutos de la capital, y a otros 15 del Desierto de Tabernas.

Otros lugares de rodaje en la provincia de Los nuestros se han realizado en la Base Militar Álvarez de Sotomayor, en Viator, Roquetas de Mar y en diferentes puntos de la capital. Estas localizaciones recrearán lugares como el Sur del Sáhara o Siria.

La bandera francesa en la Estación de Almería durante el rodaje de Hanna

La bandera francesa en la Estación de Almería durante el rodaje de Hanna

Hanna

Antes del rodaje de Terminator 6 y de Los nuestros, que sí coincidieron físicamente en el tiempo, se grabaron en Almería escenas de otra serie, Hanna, una producción de NBC y Amazon TV, creada por David Farr y dirigida por Sarah Adina Smith. Cuenta la historia de una familia inglesa que viaja en caravana por el Sur de España y Marruecos.

Almería se convirtió en una ciudad del Sur de España, así que Almería podría ser Almería en esta serie, un hecho que ocurre en muy pocas producciones, aunque habrá que esperar a verla para saberlo con certeza. En la capital se rodó en el Puerto y en la Estación Intermodal, y otras escenas se materializaron en el Desierto de Tabernas.

Como ha comunicado el Ayuntamiento de Almería en una nota de prensa, lo que se ha rodado en la ciudad corresponde a la despedida de Hanna de su familia en la Estación Intermodal, y cómo la caravana recorre las calles de la ciudad.

La anécdota de este rodaje residió en la sorpresa de muchos viandantes al ver una gran bandera francesa ondear en un mástil delante de la fachada de la antigua estación de ferrocarril. No se trataba de la celebración de ningún título deportivo o que Almería hubiese sido conquistada por el país galo, sino que la Estación de la capital se convirtió, por la magia de la ficción audiovisual, en una estación francesa.

Una circunstancia que perfectamente puede pasar por real debido a que la bella fachada de la antigua estación de tren de Almería, que ha servido como localización a varios rodajes, data de 1893 y su diseño corrió a cargo de Laurent Farge, que logró una armoniosa obra que constituye un importante exponente de la arquitectura del hierro y del cristal, que tanto arraigo tuvo en Francia.

Fotografía de Almeriacine donde se ve uno de los coches que están utilizando en los ensayos por el casco histórico de Almería

Fotografía de Almeriacine donde se ve uno de los coches que están utilizando en los ensayos por el casco histórico de Almería

The rhythm section

Por ahora se trata de la última producción internacional, a cargo de EON Productions e IM Global con la colaboración de Babieka Films, que se va a rodar en Almería. Su rodaje, como ya se contó en Filmand, estaba previsto para el mes de enero de este año, pero una lesión en una mano de la protagonista, Blake Lively, durante la grabación de una escena de acción, obligó a suspender el proyecto hasta que la actriz se recuperase.

Desde finales de mayo un amplio equipo de especialistas ensaya trepidantes persecuciones en coches por el casco histórico de Almería, por las calles que quedan a los pies de la milenaria Alcazaba y en Pescadería-La Chanca. La cinta la dirige otra mujer, Reed Morano, que ya ha compartido fotos de Almería en sus redes sociales, y además de Lively, en el reparto se encuentran actores tan populares como Jude Law.

La película se basa en el primero de los cuatro libros del escritor británico Mark Burnell, quien también firma el guión: la saga de Stephanie Patrick, y seguro que nace con vocación de adaptar el resto de libros a la gran pantalla. Se presentará en clave de un thriller de acción en el que la protagonista empieza a investigar la misteriosa muerte de su familia en un accidente aéreo.

El rodaje en Almería arrancará el 27 de junio y se prolongará durante 13 días. Madrid y Cádiz son las otras localizaciones españolas de esta película. El Ayuntamiento de Almería ha comunicado, según datos que ha ofrecido la productora Babieka, algunas cifras que evidencian el importante desembolso económico y los enormes beneficios, añadidos a los de la proyección internacional y la retroalimentación con el turismo, que traen consigo este tipo de rodajes.

Según Babieka Films, The rhythm section generará más de 6.000 pernoctaciones en Almería, hasta donde se desplazarán 250 profesionales. La productora cifra en 8 millones de euros el gasto que ejecutará este largometraje en su paso por las localizaciones españolas. Babieka también ha comunicado que las escenas que se van a rodar en Almería serán las de mayor espectacularidad de la cinta y que, para realizarlas se contará con los más prestigiosos especialistas de la industria.

Otros formatos

No solo de largometrajes de ficción viven los paisajes almerienses. Otros muchos formatos audiovisuales también fijan su mirada en este decorado natural como continente de sus historias. En este apartado se encuentran los vídeos musicales, anuncios de televisión, cortometrajes, documentales o reportajes fotográficos publicitarios, entre otros.

En el caso de los vídeos musicales, la lista de ilustres cantantes y grupos que han escogido Almería poco tiene que envidiar a la de las películas. Por citar algunos de los más populares que hayan grabado sus vídeo clips en Almería: Depeche Mode, Europe, Queen, Jamiroquai, Joe Strummer, Kilie Minogue, Sting…, o los españoles Los enemigos, Malú, Medina Azahara, Rosendo, Siniestro Total, Tam tam go, Camela, dirigidos por el jurásico Jota Bayona y, cómo no, David Bisbal, entre un ectéra casi infinito.

En esta línea, la grabación y/o reciente estreno de vídeos musicales protagonizados por los grupos Levery, o el del dúo francés de rock electrónico Almeria, y de las campañas publicitarias de marcas de moda como Silbon, Scalpers, Undiz…, o un spot de Mercedes protagonizado por Javier Cámara, mantienen viva la relación de estos otros formatos audiovisuales con la provincia.

Perspectiva de futuro

En los últimos cinco años los rodajes en la provincia de Almería se han consolidado y el almeriense de a pie ha vuelto a sentir interés por el cine y, lo que parece más importante y percibimos muchos que ya llevamos un tiempo tratando este tema, ha crecido el orgullo provincial por la magnética relación del cine con esta tierra.

La clave radica en que esta dinámica tenga continuidad en el tiempo y Almería no vuelva a experimentar otro periodo de crecimiento negativo. Y que esta realidad vaya asociada a una cada vez mayor implicación de los profesionales autóctonos en estos rodajes que, lejos de lo que ocurría en el pasado, donde siempre hubo grandes profesionales almerienses pero la mayoría trabajaba como figuración porque no poseía conocimientos para realizar otra tarea, actualmente hay decenas de almerienses con la formación, talento, profesionalidad y experiencia suficientes como para desarrollar cargos de mayor responsabilidad.

El futuro inmediato se presenta lleno de rodajes. No lo podemos confirmar aún pero están a punto de cerrarse destacados proyectos que se cristalizarán parcialmente en Almería. Esperamos que todo el sector reme en la misma dirección con el apoyo de las instituciones y con la complicidad de la ciudadanía para que Almería, tierra de cine, deje de ser solo un eslogan para convertirse en una perdurable realidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *