avila
Alejandro Ávila

El triunfo de la diversidad. De la diversidad de géneros cinematográficos, de nacionalidades, de tonos de piel, de opciones sexuales. En su gran noche, Hollywood se ha abierto a mexicanos, transexuales, jugadores de baloncesto negros y, por supuesto, al movimiento feminista.

Hollywood le ha vuelto a ganar la partida a su presidente, Donald Trump, ofreciendo la cara más amable y comprometida de Estados Unidos. Esa América del Norte que mira al sur, para tenderle una mano amiga a sus autores, sus artistas, sus trabajadores y su cultura. De este modo, cuatro han sido los Oscar que se ha llevado La forma del agua del director mexicano Guillermo del Toro: mejor película, mejor director, mejor banda sonora y mejor diseño de producción.

Del Toro ha recibido la codiciada estatuilla de manos de Warren Beatty y Faye Dunaway. Pero esta vez sin fallos, como se ha encargado de recalcar Jimmy Kimmel en referencia a la pifia con Moonlight y La la land (la vencedora más breve de la historia de los Oscar). El cineasta mexicano, con los ojos anegados en lágrimas y el alma cargada de humildad, se ha acordado del maestro Steven Spielberg en su discurso de agradecimiento.

“Steven Spielberg me dijo que si subía al escenario, formaría parte del legado de cineastas. Quiero dedicárselo a todos los jóvenes cineastas, ya que cuando yo era niño en México jamás pensé que esto pudiera ocurrir. Usad la fantasía para contar historias”. Eso es precisamente lo que ha hecho él: tirar de un clásico de su infancia, La mujer y el monstruo, para reinventar una historia de amor entre una chica muda y un ser anfibio. Cine de género, ciencia ficción, con trasfondo político: el triunfo de la tolerancia y la diversidad.

Guillermo del Toro, que le ha tomado el testigo a Cuarón e Iñárritu en unos Oscar muy latinoamericanos, ha pronunciado uno de los discursos más políticos de la noche al recibir el Oscar a mejor director de manos de Emma Stone:  “Soy un inmigrante, igual que Alfonso (Cuarón) y Alejandro (Iñárritu), como Gael (Garcia Bernal) y Salma Hayek). en los últimos 25 años he vivido en un país que está dividido. (El cine) borra las lineas en las arenas que nos separan, para seguir uniendo a los pueblos”.  El francés Alexander Desplat no se fue con la música a otra parte y ganó el Oscar a mejor banda sonora con la deliciosa y melancólica melodía de La forma del agua.

“¡Viva Latinoamérica!”, grita alguien sobre el escenario. Guillermo del Toro no es el único vencedor latinoamericano de la noche. Los vecinos del sur han estado muy presentes en una gala, donde Gael García Bernal cantó con voz queda la canción de Coco, ganadora de dos Oscar como mejor película de animación y como mejor canción (Remember me). La deliciosa película de Pixar no es sólo un derroche de color y fantasía, sino un delicado y profundo homenaje al culto a los muertos que se profesa en México.

 

Chile hace historia

Mucho más al sur, Chile también ha hecho historia con su primer Oscar: la gran película Una mujer fantástica, se ha llevado el Oscar a mejor película extranjera. La cinta del chileno Sebastián Lelio es un grito contra la transfobia y está protagonizada por la espectacular actriz Daniela Vega, quien también ha hecho historia al ser la primera transexual en entregar un Oscar. Carrerón de la película que se llevó un Oso de Plata en la Berlinale del año pasado, venía de ganar la noche anterior un Spirit y le robó la estatuilla a la Palma de Oro, la danesa The Square. La calidez de la tolerancia venció a la frialdad de la ironía nórdica.

No ha habido tabúes en esta nonagenaria edición de los Oscar, donde los premios han estado tan repartidos que pocas películas nominadas se han ido de vacío. Los Oscar han dejado de ser “muy blancos”, como se ha encargado de subrayar con mucho humor la actriz Tiffany Haddish. Y también, poco a poco, están dejando de ser cosa de hombres. Así ha quedado patente en uno de los grandes momentos de la noche. Con la misma intensidad con la que desarrolla su papel en Tres anuncios en las afueras, Frances McDormand ha puesto en pie a todas las mujeres nominadas. McDormand, ganadora de su segundo Oscar como mejor actriz (ya lo hizo con Fargo), ha pedido a los productores que “no nos habléis en la fiesta, sino que nos invitéis a los despachos. (Las mujeres) tenemos historias que contar y necesitamos financiar nuestros proyectos”.

El otro Oscar para la película de Martin McDonagh, que en esta película se aleja de Tarantino para acercarse a los Coen, ha recaído en Sam Rockwell, que subió a recoger su estatuilla como mejor actor de reparto. “Sois la caña, me habéis inspirado siempre”, le espetó Rockwell al resto de sus compañeros nominados, entre los que había pesos pesados de la interpretación como Willem Defoe (fantástico en The Florida Project, que hizo las delicias en Cannes) o Woody Harrelson, su compañero de reparto en el film de Martin McDonagh. Los fans de El Ala oeste de la Casa Blanca saltaron en sus sofás (o su butaca) cuando la magistral C.J. Cregg, perdón, Allison Janney se llevó la estatuilla a mejor actriz de reparto.

A sus 59 años, el camaleónico Gary Oldman se ha llevado su primer Oscar por su impresionante papel en El instante más oscuro como Winston Churchill, que “ha estado conmigo en este viaje tan increíble”. El británico también ha reivindicado, en estos tiempos de intolerancia made in Trump, que América es “mi hogar”, porque “he vivido en América durante mucho tiempo y estoy eternamente agradecido por el amor y la amistad que me han ofrecido aquí”. Oldman borda el papel de su compatriota en uno de los momentos más complicados de la historia de Reino Unido: cuando Hitler acorrala durante la II Guerra Mundial, en la costa francesa, al ejército británico y el francés. Una historia que curiosamente entronca con el Dunkerque de Christopher Nolan.

 

Los Oscar, contra el abuso sexual

“Oscar no tiene pene” y Jimmy Kimmel ha cumplido con las expectativas. El cómico ha aparecido en el brillantísimo escenario (con millones de cristales de bisutería) de la 90ª edición de los premios de la Academia del Cine norteamericana bromeando sobre la metedura de pata con Moonlight y La la land (“Por favor, cuando oigan su nombre, no se levanten inmediamente”), Harvey Weinstein y el movimiento contra el abuso sexual en Hollywood. “Recordaremos 2017 como el el año en el que los hombres la cagaron tanto, que las mujeres terminaron saliendo con anfibios”, ha bromeado Kimmel en referencia a La forma del agua y el acoso sexual en la meca del cine.

La alfombra roja no ha vestido de negro (el color elegido en los Globos de Oro contra el acoso sexual en la industria del cine), sino de blanco. Han sido Mira Sorvino y Ashley Judd las encargadas de recordarle al mundo que se acabó lo que se daba: el principio del fin del abuso sexual en la industria del cine. Y en cada rincón del mundo laboral. Ha sido quizás el momento más importante y reivindicativo de la noche: Ashley Judd, una de las denunciantes de abuso sexual contra el productor Harvey Weinstein, subió al escenario para reivindicar ese “potente sonido de nuevas voces, que se unen en un coro que recita: “Time´s up” (Se acabó el tiempo, el lema contra el abuso sexual)”.

La sororidad ha hecho también acto de aparición con unas sonrientes Nicole Kidman y Sandra Bullock bromeando ante las cámaras de la ABC o una Greta Gerwig y Laura Dern cogidas de la mano en la entrega del mejor documental a Icarus, otro Oscar más que cantado. El primer Oscar de la historia para Netflix.

Uno de los grandes momentos de la gala ha sido el de Jimmy Kimmel sorprendiendo a los espectadores del cine que había frente al Dolby Theater, con una buena pandilla, Margot Robbie, Mark Hammill, Gal Gadot o Guillermo del Toro, entre otros, que repartieron chuches y perritos calientes a un público enfervorecido ante la dulce gamberrada. Una apuesta aún más divertida que la del año anterior, cuando metieron en la gala de los Oscar a un nutrido grupo de turistas, que no salían de su asombro.

 

Se han cumplido las quinielas

Casi tan mayor como los premios de la Academia del Cine: el veterano James Ivory, de 89 años, se ha hecho con el Oscar a mejor guion adaptado por Call me by your name, la cinta europea con distribución americana, que se ha ganado el corazón de muchos con una tierna historia de amor veraniego entre un chico y un joven, interpretados por Armie Hammer y Timothée Chalamet.

La avanzada edad de Ivory no le ha impedido llevar una camisa con la cara del protagonista de la película ni reivindicar la diversidad sexual, porque el amor “es algo que conocemos todos, seamos heterosexuales, gays o algo intermedio. Todos hemos tenido un primer amor y hemos salido intactos. He tenido unos padres que me han querido mucho. Es una película llena de emociones”. Ese amor paternal se deja entrever en una de las escenas más emocionantes de la película. Por otro parte, el guion original ha recaído en Déjame salir, una pequeña producción de apenas 4,5 millones de dólares, que denuncia el racismo desde el género de terror. Ha sido una de las pocas sorpresas de la noche, que ha cumplido con casi todos los pronósticos.

Las quinielas también lo habían previsto: mejor maquillaje para El instante más oscuro (primer asiático en ganar un Oscar); mejor vestuario para, cómo no, El hilo invisible, la película del perverso Paul Thomas Anderson sobre un modisto con dificultades para amar y doblete en sonido (montaje y mezcla) y mejor montaje para Dunkerque, el angustiante film bélico de Christopher Nolan, cuyo envolvente sonido es fundamental para llevarte al centro de la batalla en las costas francesas de la II Guerra Mundial.  A la 14ª nominación fue la vencida: Roger Deakins, director de fotografía de Blade Runner 2049, por fin se llevó a casa la ansiada estatuilla dorada. La espectacularidad visual de la película de Denis Villeneuve, uno de los directores más solventes, se merecía que su director de fotografía (y un habitual de los hermanos Coen) por fin triunfara. La película de Villeneuve se llevó otro merecido galardón por efectos especiales.

Por su parte, Kobe Bryant metió el mate de la noche con su corto de animación, Dear Basketball. Blanco, negro carbonillo, morado y dorado (los colores de Los Lakers, el equipo de Bryant), mientras que el corto documental fue para Heaven is a Traffic Jam on the 405 (Frank Stiefel) y el de ficción se lo llevó The Silent Child.

 

LISTA COMPLETA DE GANADORES

MEJOR PELÍCULA

‘Call Me by Your Name’

‘Déjame salir’

‘Dunkerque’

‘El hilo invisible’

‘El instante más oscuro’

‘Lady Bird’

‘La forma del agua’

‘Los archivos del Pentágono’

‘Tres anuncios en las afueras’

 

MEJOR DIRECTOR

Cristopher Nolan por ‘Dunkerque’

Greta Gerwig por ‘Lady Bird’

Guillermo del Toro por ‘La forma del agua’

Jordan Peele por ‘Déjame salir’

Paul Thomas Anderson por ‘El hilo invisible’

 

MEJOR ACTOR PROTAGONISTA

Daniel Day-Lewis, por ‘El hilo invisible’

Daniel Kaluuya, por ‘Déjame salir’

Denzel Washington, por ‘Roman J. Israel, Esq’

Gary Oldman, por ‘El instante más oscuro’

Timothée Chalamet, por ‘Call Me By Your Name’

 

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA

Frances McDormand, por ‘Tres anuncios a las afueras’

Margot Robbie, por ‘Yo, Tonya’

Meryl Streep, por ‘Los archivos del Pentágono’

Sally Hawkins, por ‘La forma del agua’

Saoirse Ronan, por ‘Lady Bird’

 

MEJOR ACTOR DE REPARTO

Christopher Plummer, por ‘Todo el dinero del mundo’

Richard Jenkins, por ‘La forma del agua’

Sam Rockwell, por ‘Tres anuncios a las afueras’

Willem Dafoe, por ‘The Florida Project’

Woody Harrelson, por ‘Tres anuncios a las afueras’

 

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Allison Janney, por ‘Yo, Tonya’

Laurie Metcalf, por ‘Lady Bird’

Lesley Manville, por ‘El hilo invisible’

Mary J. Blige, por ‘Mudbound’

Octavia Spencer, por ‘La forma del agua’

 

MEJOR GUION ORIGINAL

‘Déjame salir’, de Jordan Peele

‘Lady Bird’, de Greta Gerwig

‘La enfermedad del amor’ (The Big Sick), de Emily V. Gordon e Kumail Nanjiani

‘La forma del agua’, de Guillermo Del Toro

‘Tres anuncios a las afueras’, de Martin McDonagh

 

MEJOR GUION ADAPTADO

‘Call Me By Your Name’, de James Ivory

‘Logan’, de Scott Frank, James Mangold e Michael Green

‘Molly’s Game’, de Aaron Sorkin

‘Mudbound’, de Virgil Williams and Dee Rees

‘The Disaster Artist’, de Scott Neustadter e Michael H. Weber

 

MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA

‘El insulto’, de Líbano

‘En cuerpo y alma’, de Hungría

‘Sin amor’, de Rusia

‘The Square’, de Suecia

‘Una mujer fantástica’, de Chile

 

MEJOR PELÍCULA ANIMADA

‘Coco’, de Lee Unkrich, Darla K. Anderson

‘El bebé jefazo’, de Tom McGrath, Ramsey Ann Naito

‘Ferdinand’, de Carlos Saldanha

‘Loving Vincent’, de Dorota Kobiela, Hugh Welchman, Sean Bobbitt, Ivan Mactaggart, Hugh Welchman

‘The Breadwinner’, de Nora Twomey, Anthony Leo

 

MEJOR FOTOGRAFÍA

‘Blade Runner 2049’, de Roger Deakins

‘El instante más oscuro’, de Bruno Delbonnel

‘Dunkerque’, de Hoyte van Hoytema

‘Mudbound’, de Rachel Morrison

‘La forma del agua’, de Dan Laustsen

 

MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN

‘Blade Runner 2049’, de Dennis Gassner, Alessandra Querzola

‘Dunkerque’, de Nathan Crowley, Gary Fettis

‘El instante más oscuro’, de Sarah Greenwood, Katie Spencer

‘La Bella y la Bestia’, de Sarah Greenwood; Katie Spencer

‘La forma del agua’, de Paul D. Austerberry, Jeffrey A. Melvin, Shane Vieau

 

MEJOR VESTUARIO

‘El hilo invisible’, de Mark Bridges

‘El instante más oscuro’, de Jacqueline Durran

‘La Bella y la Bestia’, de Jacqueline Durran

‘La forma del agua’, de Luis Sequeira

‘La reina Victoria y Abdul’, de Consolata Boyle

 

MEJOR MONTAJE

‘Baby Driver’, de Jonathan Amos, Paul Machliss

‘La forma del agua’, de Sidney Wolinsky

‘Dunkerque’, Lee Smith

‘Tres anuncios en las afueras’, de Jon Gregory

‘Yo, Tonya’, de Tatiana S. Riegel

 

MEJORES EFECTOS ESPECIALES

‘Blade Runner 2049’, de John Nelson, Paul Lambert, Richard R. Hoover, Gerd Nefzer

‘Guardianes de la galaxia Vol. 2’, de Christopher Townsend, Guy Williams, Jonathan Fawkner, Dan Sudick

‘Kong: La Isla Calavera’, de Stephen Rosenbaum, Jeff White, Scott Benza, Mike Meinardus

‘Star Wars: Los últimos Jedi’, de Ben Morris, Mike Mulholland, Chris Corbould, Neal Scanlon

‘La guerra del planeta de los simios’, de Joe Letteri, Dan Lemmon, Daniel Barrett, Joel Whist

 

MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA

‘El instante más oscuro’, de Kazuhiro Tsuji, David Malinowski, Lucy Sibbick

‘La reina Victoria y Abdul’, de Daniel Phillips and Lou Sheppard

‘Wonder’, de Arjen Tuiten

 

MEJOR MONTAJE DE SONIDO

‘Baby Driver’, de Julian Slater

‘Blade Runner 2049’, de Mark Mangini, Theo Green

‘Dunkerque’, de Alex Gibson, Richard King

‘La forma del agua’, de Nathan Robitaille, Nelson Ferreira

‘Star Wars: Los últimos Jedi’, de Ren Klyce, Matthew Wood

 

MEJOR MEZCLA DE SONIDO

‘Baby Driver’, de Mary H. Ellis, Julian Slater, Tim Cavagin

‘Blade Runner 2049’, de Mac Ruth, Ron Bartlett, Doug Hephill

‘Dunkerque’, de Mark Weingarten, Gregg Landaker, Gary A. Rizzo

‘La forma del agua’, de Glen Gauthier, Christian Cooke, Brad Zoern

‘Star Wars: Los últimos Jedi’, de Stuart Wilson, Ren Klyce, David Parker, Michael Semanick

 

MEJOR BANDA SONORA

‘Dunkerque’, de Hans Zimmer

‘El hilo invisible’, de Jonny Greenwood

‘La forma del agua’, de Alexandre Desplat

‘Star Wars: Los últimos Jedi’, de John Williams

‘Tres anuncios en las afueras’, de Carter Burwell

 

MEJOR CANCIÓN

‘Mighty River’, en ‘Mudbound’, de Mary J. Blige

‘Stand up for something’, en ‘Marshall’, de Diane Warren, Common

‘Remember Me’, en ‘Coco’, de Kristen Anderson-Lopez, Robert Lopez

‘This is me’, en ‘El gran showman’, de Benj Pasek, Justin Paul

 

MEJOR DOCUMENTAL

‘Abacus: Small Enough to Jail’, de Steve James, Mark Mitten, Julie Goldman

‘Faces Places’, de JR, Agnès Varda, Rosalie Varda

‘Icarus’, de Bryan Fogel, Dan Cogan

‘Last Men in Aleppo’, de Feras Fayyad, Kareem Abeed, Soren Steen Jepersen

‘Strong Island’, de Yance Ford, Joslyn Barnes

 

MEJOR CORTOMETRAJE DOCUMENTAL

‘Edith+Eddie’, de Laura Checkoway, Thomas Lee Wright

‘Heaven is a Traffic Jam on the 405’, de Frank Stiefel

‘Heroin(e)’, de Elaine McMillion Sheldon, Kerrin Sheldon

‘Knife Skills’, de Thomas Lennon

‘Traffic Stop’, de Kate Davis, David Heilbroner

 

MEJOR CORTOMETRAJE DE FICCIÓN

‘DeKalb Elementary’, de Reed Van Dyk

‘My nephew Emmett’, de Kevin Wilson, Jr.

‘The Silent Child’, de Chris Overton, Rachel Shenton

‘The Eleven o’clock’, de Derin Seale, Josh Lawson

‘Wate Wote/All of US’, de Katja Benrath, Tobias Rosen

 

MEJOR CORTOMETRAJE ANIMADO

‘Dear Basketball’, de Glen Keane, Kobe Bryant

‘Garden Party’, de Victor Caire, Gabriel Grapperon

‘Lou, Dave Mullins’, de Dana Murray

‘Negative Space’, de Max Porter, Ru Kuwahata

‘Revolting Rhymes’, de Jakob Schuh, Jan Lachauer


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *