Entre dos aguas. Isaki Lacuesta
Marta Jiménez
Marta Jiménez

La 66ª edición del Festival de San Sebastián llega a su fin. Y esta noche conoceremos los ganadores.  Entre dos aguas de Isaki Lacuesta y Quién te cantará de Carlos Vermut, que ya se ha hecho con el premio Feroz de la crítica, compiten en la Sección Oficial y son claros aspirantes a la Concha de Oro. La película de José Luis Cuerda, Tiempo después, participada por Canal Sur, ha participado fuera de concurso.

‘Entre dos aguas’: En el territorio mítico del cante

La última película de Isaki Lacuesta comenzó en 2004. A Entre dos aguas la precedió La leyenda del tiempo, que seguía la vida de los hermanos Israel y Cheíto Gómez Romero en su adolescencia. Catorce años después vuelven a la gran pantalla en uno de los filmes más esperados de la competición de la 66ª edición del Festival de San Sebastián. Una coproducción con parte andaluza -Álvaro Alonso a través de All go movies- participada por Canal Sur y rodada íntegramente en San Fernando, ese “territorio mítico del cante”, como lo definió el jueves el músico Kiko Veneno.

El filme, escrito de forma muy abierta por Isa Campo y Fran Araujo, diluye la línea que separa la ficción del documental. Pero se trata de ficción, por mucho que no parezca una película escrita, filmada de forma muy realista y que gira en torno a aquellos que se tienen que buscar la vida en la provincia con más paro de España. “No quiero que las formas se interpongan con el espectador para poder generar empatía”, explicaba ayer el director que abre su filme con una secuencia de verdad, el parto de la tercera hija de Israel y Rocío, Manuela.

El sonido de la película acompaña de forma realista y expresionista a las imágenes de Entre dos aguas e incluso forma parte de una banda sonora firmada por Kiko Veneno y Refree, que incluye desde una malagueña cantada por un niño de la calle, hasta cantes inéditos de Rocío Márquez o El niño de Elche. “A mí me impactó La leyenda del tiempo”, confesaba Veneno sobre una película con el título del mítico trabajo de Camarón, un disco en el que él también participó. “Es una película que he llevado en el corazón y que ha ido creciendo dentro de mí. Por eso es un honor participar ahora en su continuación”.

Una secuela que también lleva el nombre de un tema mítico de Paco de Lucía y que alude a varios aspectos de la película: dos hermanos opuestos, pero también la ubicación de San Fernando entre España y Marruecos, o el propio formato de la película, entre la ficción y el documental.

 

‘Quién te cantará’: una diva en Rota

La última película de Carlos Vermut, un artefacto pop que narra una historia de mujeres, se rodó entre Rota y Zahara de los Atunes y también posee producción andaluza a través de Aralan Films. En ella, Nawja Nimri es Lila Cassen una cantante española de éxito que desapareció misteriosamente de un día para otro. Diez años después Lila prepara su triunfal vuelta a los escenarios pero, poco antes de la esperada fecha, pierde la memoria al sufrir un accidente. Violeta (Eva Llorach, muy aplaudida en este certamen), una fan de Lila que vive dominada por su conflictiva hija Marta (Natalia de Molina) enseñará a a Lila Cassen a volver a ser Lila Cassen.

El origen andaluz de esta película arrancó en pleno rodaje de Oro, de Agustín Díaz Yanes, película en la que también participaba Aralan Films. Enrique López Lavigne, productor de Apache, envió el guión a la productora andaluza Marta Velasco “y cuando leí el guión me encantó, no pude dejar de leerlo y acabé llorando”, explica Velasco en la terraza del Hotel María Cristina.

“Querían un sitio con playa y con la luz de Andalucía y se acabó rodando íntegramente en Cádiz, donde el pueblo de Rota tiene un simbolismo muy especial”. La película tuvo un gran recibimiento en Toronto, según la productora de Aralan, y el mismísimo Hollywood Reporter ensalzó a Vermut,a las cuatro actrices y, también, a las localizaciones andaluzas, “lo que ha posicionado el filme internacionalmente”.

Marta Velasco es una de las pocas productoras de cine que hay en España. En un festival en el que se ha firmado la carta por la paridad de las mujeres en el cine impulsada por CIMA, Velasco afirma que se habla poco de las mujeres productoras y distribuidoras “que son muy importantes también en una película”. La productora andaluza ve muy necesaria que se haya firmado esta carta y afirma que su trabajo “es una carrera de fondo”. Aunque por fortuna, “cada vez hay más mujeres productoras”.

 

‘Tiempo después’

Canal Sur también participa en la secuela de Si amanece que no es poco, la película Tiempo después, de José Luis Cuerda, estrenada en la sección oficial de San Sebastián fuera de concurso acompañada por una gran parte de su coral reparto, entre quienes están Antonio de la Torre, Estefanía de los Santos y Manolo Solo.

El director comenzó la rueda de prensa quitando a su reparto la condición de discípulos: “Jesucristo las pasó canutas, le hicieron de todo. Yo no quiero pasar por ahí”. Tiempo después transcurre en el año 9177, mil años arriba, mil años abajo, futuro en el que el que la población del planeta se ha visto reducida a un Edificio Representativo, una de las madrileñas, Torres Blancas, y a unas afueras. Cuerda, entre filosóficos diálogos e ideas surrealistas, aprovecha para arremeter contra todo segmento poblacional actual, desde el poder establecido hasta la masa aborregada, pasando por los jóvenes inquietos y, sobretodo, a la izquierda.

“A España no hay por dónde pillarla”, se lamenta el cineasta. “Yo hago lo que puedo, y sale lo que sale, y se ve como se ve. Las perspectivas desde donde se miran las cosas parece que no cambian, y deberían. Se debían de circunstancializar más y tener en cuenta todos los datos que podemos extraer de la contemplación de nuestros compañeros humanos y deducir que no lo estamos haciendo bien”. “La sátira es la vaselina para que esto entre mejor”, remató Valls.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *