logo filmand
publi


Por primera vez, los académicos no tendrán que desplazarse a Madrid, Barcelona o Valencia para participar en una asamblea general de la Academia de Cine, que se celebrará de manera presencial y con derecho a voto también en Málaga y Sevilla

http://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/avila.jpg
8 Sep 2020
Alejandro Ávila

La protesta de los académicos andaluces ha tenido efecto: la próxima asamblea general de la Academia de Cine se celebrará también en Andalucía.

La institución que otorga los galardones más importante del cine español, los premios Goya, «ha habilitado sedes en Barcelona, Madrid, Valencia, Málaga y Sevilla«, según fuentes de la Academia, para que los académicos puedan participar y votar de manera presencial en dicha asamblea. En un principio, solo estaba prevista su celebración en Madrid, Barcelona y Valencia.

La decisión tiene lugar tras una protesta pública en la que los profesionales del cine andaluz reclamaban que «la relación de la Academia de Cine español con Andalucía no puede limitarse a una gala al año y, por esa razón, reivindicamos que diversifique sus actos en nuestra comunidad autónoma».

Hito histórico

El objetivo era que se habilitarán dos sedes, en Málaga y Sevilla, para «eventos y actos culturales, sociales y de otra índole en nuestra comunidad». De momento, han logrado que, por primera vez en la historia, esta «importante» asamblea general se celebre también en las dos ciudades andaluzas.

La misiva de protesta estaba firmada por los profesionales del cine andaluz agrupados en asociaciones sectoriales como AAMMA (Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales), AEPAA-APRIA (Asociación de Empresas de Producción Audiovisual y Productores Independientes de Andalucía), ANCINE (Asociación Andaluza de Productoras de Cine de Ficción, Documental, Animación y Seriado), ANDALUCÍA FILM COMMISSIONASECAN (Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía), CAVC (Plataforma de Cine y Audiovisual Cordobés), CINECADIZ (Asociación Comunidad Audiovisual de Cádiz), TESA (Asociación de Técnicos y Empresas del Sector Audiovisual de Almería) y TESEA (Asociación Profesional de Técnicos Audiovisuales y Cinematográficos de Sevilla)

En este sentido, las asociaciones señalan en un comunicado para sus socios que «esta asamblea va a marcar un hito, que esperamos que sea el primero de una serie de pasos tendentes a igualar los derechos de los académicos andaluces con los de otras comunidades autónomas». Y que, por tanto, se trata de «una Asamblea muy importante en la que se van a discutir temas trascendentales para el futuro de la Academia».

Participación presencial

Aunque la organización cinematográfica ha habilitado una aplicación tecnológica para poder asistir a dicha asamblea, dicha modalidad solo permite «escuchar, no participar» y, por esa razón, las asociaciones animan a los académicos a participar de manera presencial en el Cine Albéniz de Málaga o La Platea (Centro Comercial Plaza de Armas) en Sevilla.

Se trata de una importante asamblea general en la que se va a renovar a la mitad de la junta directiva actual. Según el orden del día, aparte de celebrar elecciones para las comisiones de especialidad y renovar la mitad de la junta, se aprobarán las cuentas (o no), se leerá un informe de la Presidencia, se anunciará el resultado de las elecciones y se atenderán «asuntos varios».

La carta de protesta

En su carta abierta, los académicos andaluces tachaban de intolerable que «que la Academia de Cine español obligue a desplazarse a Barcelona, Madrid o Valencia a los/as académicos/as que residen en Andalucía, poniendo en riesgo su salud y obligándoles a realizar un gasto inútil e innecesario, en plena crisis sanitaria y económica».

Y anunciaban su derecho a impugnación, además de recordarle que «Andalucía es una tierra de industria y talento cinematográfico, que, a través de sus profesionales e instituciones, ha demostrado un firme compromiso con el cine español y con la Academia de Cine español, celebrando las dos galas de los premios Goya más exitosas de los últimos años».

El cine andaluz ha vivido un momento de enorme desarrollo en la última década, gracias a la combinación de apoyo institucional, talento y especialización profesional de sus técnicos, que le ha valido, por ejemplo, que el 25% de las nominaciones a los Goya de 2020 fueran de producciones andaluzas como La trinchera infinita (Goenaga, Arregi, Garaño), Intemperie (Benito Zambrano) o Adiós (Paco Cabezas), entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *