Crítica social, comedia y subversión: ‘Andalucía en corto’ del MK2 Corto Fest reúne a algunos de los cineastas andaluces más jóvenes y talentosos

http://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/avila.jpg
10 Oct 2019
Alejandro Ávila

Terror, humor, cine social… En definitiva, un amplio panorama de propuesta cinematográficas del nuevo talento andaluz. El festival de cortos MK2 Corto Fest propone en su sección Andalucía en Corto, que se proyecta hasta el próximo 20 de octubre (consulta aquí la programación), una selección de cortos dirigidos por cineastas andaluces. Muchos de ellos son jóvenes realizadores recién egresados, que convirtieron un trabajo de clase en una potente obra artística o se lanzaron a producir su película con un pequeño presupuesto.

La subversión de las tradiciones

Así encontramos propuestas tan sorprendentes como Mi arma, dirigida por Jesús Pascual, en la que un joven drag se desnuda espiritualmente ante la cámara, mientras revela algunas claves de la subversión de las tradiciones y la cultura de su tierra.

Jesús Pascual explica que el corto nace como proyecto de la carrera de un grupo de trabajo en el que «casi todos éramos del colectivo LGTB y teníamos una fascinación con el drag andaluz. Nos pusimos en contacto con Berial y elegimos el tema de la subversión de los elementos tradicionales del imaginario andaluz».

¿Hasta qué punto tiene derecho la cultura drag de subvertir estos valores? «La conclusión a la que llegamos es que si estas personas se crían y desarrollan en esta cultura, con estos referentes, es orgánico que lo utilicen en su expresión artística. ¿Por qué lo puede utilizar un dramaturgo o un director de cine, pero no una drag queen? Lo que termina chirriando es que lo utiliza un hombre gay o una mujer transexual».

Pascual reivindica así la figura de José Pérez Ocaña, el artista de Cantillana que se enfrentó a la dictadura trasvistiéndose y que aparece en su corto documental. «Es una figura a reivindicar, porque supo conciliar la modernidad y la tradición, abrazándola y poniéndola en valor de una manera rebelde y llevada a su terreno».

Una reflexión sobre los prejuicios

Otra joven cineasta es la malagueña Alejandra Perea, que dirige otro corto documental protagonizado por Victoria, la joven que da nombre a la película. Según explicaba Perea en esta entrevista con FilmAnd, «Victoria relata un sábado noche con mis amigos y amigas. Desde que nos maquillamos, salimos por pubs y discotecas, hasta que volvemos a casa. De esta forma planteamos una reflexión sobre los prejuicios y la inclusión».

Una escena de 'Victoria', un cortometraje de Alejandra Perrea Martín.

El corto se rodó en unas condiciones muy especiales, en las que el propio equipo genera un juego de espejos en la que filma y se filma a sí mismo. «El cortometraje Victoria se rodó en dos noches en las que de verdad salimos de fiesta por Fuengirola y nos lo pasamos muy bien, a pesar de todo el aparataje que llevábamos encima. Tenemos varias anécdotas, por ejemplo, había gente que pensaba que Vicky era famosa y por eso le estábamos filmando, así que pedían fotos», apunta Perea.

Por su parte, la joven Nieve Castro, graduada en comunicación audiovisual y especializada en producción y guion, tira de humor para su breve corto (3 minutos) en Ama, un gag sobre las «frustraciones, miedos y conflictos de la vida» de un grupo de amigo que cotorrea (y cotillea) en un coche minutos antes de llegar a la boda de unos amigos.

«La idea fue un poco improvisada. Queríamos hacer comedia, que es nuestra marca. Se trata de un género maltratado y que no se considera serio. Mis compañeros dicen que hago comedias con pellizco, es decir, que dan que pensar. Por eso, a partir de una anécdota real, creamos este corto sobre las frustraciones y las libertades que nos coartamos o nos coartan las demás, en un espacio tan pequeño como un coche».

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *