Mario Casas interpreta a un malvado narcisista en ‘El practicante’. Entrevistamos en nuestros Encuentros de Cine a Mario Casas y a Carles Torra, protagonista y directo de esta película estrenada en Netflix

https://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/avila.jpg
23 Sep 2020
Alejandro Ávila
the nest

Una aguja en las manos y mucha maldad acumulada en las neuronas. En El practicante (Carles Torra), Mario Casas interpreta a Ángel, un temible paramédico que le hace la vida imposible a todo bicho viviente a su alrededor: desde el perro de su vecino a su novia, pasando por su compañero de trabajo.

En nuestro último Encuentro de Cine FilmAnd, entrevistamos al protagonista y al director de esta película que, aunque no lo pretende, ofrece altas dosis de terror.

De hecho, para Mario Casas, resulta interesante “que la llamemos película de terror, porque el ser humano puede ser lo más terrorífico del mundo. Lo pasamos mal. Yo no quería juzgar al personaje en ningún momento, porque se lo hubiera hecho, me habría parecido muchas cosas terroríficas y no habría podido actuar de la misma manera”.

ENCUENTRO DE CINE | Charlamos con Mario Casas y Carles Torras

ENCUENTRO DE CINE | Charlamos con Mario Casas, que interpreta su papel más terrorífico en 'El practicante', y Carles Torras, el director de este thriller psicológico ya en Netflix.

Posted by filmAnd on Thursday, September 17, 2020

Atmósfera perturbadora y asfixiante

En este sentido, Carles Torra considera que “no es la típica de terror. El objetivo era hacer algo realista, con una estética inquietante, atmósfera perturbadora y asfixiante”.

Para crear el personaje, Casas destaca que “trabajamos con un psiquiatra y analizamos el guion con unos patrones de conducta. El protagonista sufre trastorno antisocial de la personalidad, es un psicópata. Nos intentamos ceñir al realismo, a los patrones que tienen estos individuos, que parece que está podrido, es un vampiro”.

El terrorífico potencial de Casas

A la hora de elegir a su protagonista, el director apostó por el actor, conocido por sus papeles en Grupo 7 o Tres metros sobre el cielo, porque “Mario tenía un potencial que estaba por explorar. Nadie le había dado la oportunidad de explotar ese lado más oscuro que toda persona y actor tiene. No tenía ninguna duda de que con su talento y su experiencia podría dar muy bien ese perfil de personaje inquietante, perturbador, amenazante… y que diera miedo”.

Taxi Driver, El síndrome de Berlín, Nightcrawler, Quien a hierro mata… son solo algunos de los referentes cinematográficos que vienen a la mente al pensar en este personaje tan aparentemente normal, pero sumamente inquietante y malvado.

Manuales de psicología

“Muchas de las referencias son esas”, subraya Casas, mientras Torra añade Custodia compartida o Repulsión (Roman Polanski), aunque las referencias más útiles estaban en los manuales de psicología.

“Los narcisistas son personas muy conscientes de la realidad, que la manipulan y manipulan a las personas que tienen a su alrededor. No partimos de referencias cinematográficas, sino personas reales que tienen esos rasgos”, destaca el director.

Mario Casas, que ha destacado en comedias dirigidas por Álex de la Iglesia (El bar, Mi gran noche, Las brujas de Zugarramurdi), reconoce que, en un principio, el guion tenía un humor muy negro, cercano a los hermanos Coen, “pero se acabó diluyendo.Era una película con un tono muy sarcástico. En mi caso, la comedia me ha dado personajes, sobre todo con Álex de la Iglesia, que no tengan nada que ver contigo y te permitan volar y de crear.

Acento gallego

En algún momento de la película, el acento gallego de Casas aflora. “Inconscientemente, a la hora de crear, puede que haya algo del norte de Galicia. Estoy deseando crear un personaje con un acento claro, con un acento de mi tierra”.

En ese sentido, bromea con el acento andaluz que adoptó en Adiós (Paco Cabezas), ambientada y rodada en Las Tres Mil Viviendas de Sevilla, Mario Casas reconoce que “me gusta componer desde lo físico, desde el acento, como también hice en La mula. Puede crear un conflicto, pero los actores tenemos que arriesgarnos”.

Por último,  Carles Torra reconoce que Amanecer de Friedrich Wilhelm Murnau es una de las películas que más le ha marcado, mientras que Mario Casas considera American Psycho, con Christian Bale, una de sus películas favoritas con un perturbado como protagonista.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *