‘Litoral, el cortometraje del cineasta malagueño Juanjo Rueda, confluye con la rica corriente del cine doméstico familiar andaluz, convirtiendo la memoria íntima en una poderosa arma contra el olvido histórico

https://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/avila.jpg
22 Abr 2020
Alejandro Ávila
the nest

Litoral (Juanjo Rueda) confluye con una corriente que desde hace unos años explora con ímpetu el cine andaluz. Hablo del cine doméstico familiar, la lucha titánica de una generación de jóvenes cineastas, que han hecho de la necesidad, virtud y han buscado su propia voz artística entre la de sus familiares, las cintas domésticas de VHS y la brillante explotación de unos limitados recursos materiales.

A nombres como Carlos Rivero, Alonso Valbuena o Miguel Rodríguez, podemos sumar ya el del malagueño Juanjo Rueda. Todos ellos han encontrado su hueco generacional en festivales que cuidan las corrientes más audaces del cine español, como, por ejemplo, el Festival de Sevilla, donde este corto documental resultó premiado.

 

En Litoral no abunda el Super 8 ni el VHS, como ocurría con Valbuena o Rodríguez. Tampoco hay una filmación cinéfaga, como pasaba con Rivero en El misterio de Aaron o, más aún, en Las cosas. El bonito hallazgo cinematográfico de Juanjo Rueda es combinar la entrevista contemporánea a su abuela con imágenes de archivo, que terminan componiendo el collage de una memoria singular y colectiva. El relato de la anciana queda unido a las fotografías del pasado, desde esos años cuarenta en los que celebró su boda hasta los últimos paseos con su marido fallecido, a comienzos del siglo XXI.

La memoria de la abuela desgrana los recuerdos familiares, mientras siembra su relato de apuntes históricos. Ahí están las ayudas sociales (o caritativas) del franquismo, las tradiciones religiosas más imperecederas, la pavimentación salvaje del litoral que le ha sustraido sus vistas al mar o esos desahucios que la mantienen con el alma en vilo.

La nostalgia se convierte así en una íntima y poderosa alma contra el olvido histórico. Rueda hilvana los recuerdos familiares centenarios con la historia de un país, en la que, como en la bella banda sonora de María Arnal y Marcel Bages, sus habitantes luchan contra la desmemoria.

 

Disponible en Filmin


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *