Unos ángeles de lo más descarados, Darío Adanti y Edu Galán de la revista satírica Mongolia, han tirado de irreverencia para presentar este viernes la inauguración de la 17ª edición del Festival de Sevilla y rendir homenaje a la matriuska del cine andaluz, español y europeo

https://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/avila.jpg
7 Nov 2020
Alejandro Ávila
the nest
Fotos: Festival de Sevilla (Lolo Vasco)

Los festivales de cine se crearon hace más de medio siglo para demostrar el poderío cultural de un país o una potencia: Occidente en la Berlinale, Francia en Cannes o España en San Sebastián. 2020 ha convertido los festivales también en un termómetro de la pandemia mundial: Berlín se celebró en febrero sin presencia asiática (ay…), Cannes no tuvo lugar, Málaga disfrutó del respiro del desconfinamiento y San Sebastián, Sitges y Valladolid han resistido bajo estrictas medidas de seguridad.

El Festival de Sevilla se ha inaugurado este viernes (… que no es poco) con la sombra del confinamiento y, como ha destacado estos días su director, José Luis Cienfuegos, lo ha hecho con el apoyo y el cariño del sector y las instituciones.

El festival ha escenificado su agradecimiento desnudándose, brindándole su escenario a esa matriuska de cinematografías que lo conforman (cine europeo, español y andaluz) y poniendo al mal tiempo, buena cara… y enormes dosis de humor irreverente, con Darío Adanti y Edu Galán (quien siempre parece a punto de soltarte un chiste o un sopapo).

Los humoristas se subieron al escenario para hacer lo que mejor saben: el mongolo. Al fin y al cabo, son los fundadores de la revista Mongolia, la irreverente versión española inspirada en el semanario satírico francés Charlie Hebdó.

Bajo la protección de El cielo sobre Berlín

A sus espaldas portaban unas alas de ángeles (en referencia a los protagonistas de El cielo sobre Berlin (Wim Wenders), la película homenajeada este año en el cartel del artista Julepe)  y el solemne Teatro Lope de Vega mostraba sus entrañas, desnudándose de toda pompa, para homenajear a todos esos profesionales que trabajan entre bambalinas y hacen posible el espectáculo, el humor y la cultura.

La crisis sanitaria no ponía fácil la tarea: apenas un centenar de personas (“y autoridades”, como bromearon Adani y Galán) sentadas en un frío patio de butacas, al 40% de aforo por necesidades de seguridad sanitaria.

Ante semejante panorama, Edu y Darío optaron, como siempre, por jugar al límite y, cual bufones reales, se mofaron de las autoridades y el director del festival, arrancaron con bromas escatológicas y sexuales, ironizaron sobre las imposturas culturales (“¡Ninguno habéis visto El cielo sobre Berlín!”) y, en fin, jugaron en esos irreverentes terrenos que tan bien se les dan. Que tan bien sientan. Y que tan bien nos vienen en estos momentos.

El festival, en fin, no solo ha celebrado la excelente cosecha de cine europeo, sino que ha correspondido generosamente al puzzle de cinematografías que lo han respaldado a lo largo de estos meses en esta compleja edición.

Gervasio Iglesias, Mercedes Hoyos, Antonio Dechent, Paco Baños, Marta Velasco, Alberto Rodríguez, Antonio Pérez, Piluca Querol

Consolidar nuestra industria

El cine andaluz cuenta con Panorama Andaluz, una importante sección -competitiva desde este año-, que engloba una diversa programación de obras comprometidas con la cultura, la política y la sociedad, como, por ejemplo, Los días azules de Laura Hojman (Premio Mejor Cineasta de Andalucía 2020), que revisa la enorme actualidad de la figura del poeta Antonio Machado.

Por su parte, la presidenta de la Academia de Cine de Andalucía, la productora Marta Velasco (Intemperie), acompañada del director Alberto Rodríguez (La isla mínima), la actriz Mercedes Hoyos (La primera cita) y el productor Antonio Pérez (Solas), le ha rendido homenaje a la producción andaluza La trinchera infinita, que ya acaricia la alfombra roja de Hollywood, ha reconocido la labor de Asecan y sus 32 años organizando los Premios del Cine Andaluz y ha recordado que la academia se ha creado “para consolidar nuestra industria, aupar y defender a nuestros creadores y técnicos, favorecer y promocionar nuestras producciones y revisar y mantener viva la historia de nuestro cine”.

En cuanto al resto del cine español, el festival cuenta en esta edición con obras como El arte de volver (Pedro Collantes), El año del descubrimiento (Luis López Carrasco), La vida era eso (David Martín de los Santos) o Karen (María Pérez Sanz), entre otros títulos.

Pilar Távora, Jorge Naranjo, Paco Baños, María Cañas

El cine español “más estimulante”

Por esa razón, Beatriz Navas, directora del ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales), ha hablado de Sevilla como el festival que ofrece “el cine español más estimulante”  y que supone un importante punto de encuentro para los cineastas españoles. Este año, la Academia de Cine española servirá de sede periférica en Madrid, para dicho encuentro, debido al cierre perimetral de la ciudad de Sevilla.

Aunque la lectura de las nominaciones de los Premios EFA del Cine Europeo se celebrará por primera vez de manera telemática, su presidente, Mike Downey, sí ha podido acercarse a Sevilla. Acompañado de la intérprete y maestra de ceremonias Concha Ortiz, Downey ha tirado de su humor habitual para apoyar el cine europeo, lanzar ánimos y, de paso, contarle al respetable una buena nueva: que, antes de salir de su hotel, había visto que “Joe Biden sacaba al payaso de la Casa Blanca”. Cosas del directo.

La nota melancólica (“Espera y esperanza”) la ha lanzado desde Berlín, Christoph Petzold, director de Ondina, una de las mejores películas de esta añada de cine europeo y la cinta de inauguración de esta 17ª edición inaugurada este viernes… que no es poco.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *