Juan Gabriel García
Juan Gabriel García

Vengadores: Infinity war se presenta como la película definitiva de superhéroes. Y no es para menos cuando uno pierde la cuenta de los personajes que aparecen en esta cinta de los hermanos Russo sobre el universo Marvel. La nueva entrega de Los vengadores ya ha conquistado la taquilla, donde se le presuponen muchas semanas en el primer puesto. Se trata de un producto concebido para el éxito, objetivo conseguido al margen de la calidad de la obra.

En cuanto a la historia, la paradoja con la que nos encontramos es que ésta casi ni existe, o resulta tan básica que la trama avanza a golpe, nunca mejor dicho, de decenas de peleas sin sentido en las que los distintos personajes demuestran sus habilidades para derrotar al villano Thanos, por otro lado uno de los mayores atractivos de Vengadores: Infinity war. Acción sin rumbo, sin trasfondo, sin contenido…, en una constelación de estrellas del séptimo arte como no se recuerda.

La película podrá complacer a los incondicionales de las adaptaciones cinematográficas de Marvel y, sobre todo, a un público joven. Si algunos hubiésemos visto este largometraje en nuestra infancia, sencillamente habríamos quedado fascinados, absortos por el deslumbrante espectáculo que desfila ante nuestros ojos. Pero para un público no entregado, o que simplemente espera del cine una experiencia más allá de batallas y explosiones gratuitas, Infinity war se queda muy limitada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *