juan antonio bermudez
Juan Antonio Bermúdez

En nuestra segunda entrega de esta serie, seguimos repasando la trayectoria de mujeres andaluzas que trabajan en distintas áreas del audiovisual, con la esperanza de que esta ventana aporte visibilidad a su talento y a su esfuerzo, y contribuya a ir reduciendo la descomunal brecha de género que sufrimos en este campo. Hoy le toca el turno a la montadora Ana Álvarez-Ossorio, la guionista Remedios Crespo y las productoras Irene Hens y Sensi Nuevo.

 

Ana Álvarez-Ossorio

Tras licenciarse en Comunicación Audiovisual y especializarse en montaje en la prestigiosa Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, en Cuba, la sevillana Ana Álvarez-Ossorio ha desarrollado su carrera en esta área, tanto en la pequeña como en la gran pantalla, aunque también se ha atrevido a dar ocasionalmente el salto a la dirección de documentales.
En cine, destacan sus trabajos como montadora de las dos primeras películas dirigidas por Paco León, Carmina o revienta (2012)Carmina y amén (2014, por la que estuvo nominada en los premios ASECAN), así como en la coproducción El futuro (Alicia Scherson, 2013) y en De chica en chica (Sonia Sebastián, 2015). Y ha montado asimismo cortos muy reconocidos, entre ellos el multipremiado Un billete a nunca jamás (Jorge Naranjo, 2016). Entre sus próximos trabajos para cine, está el largo Contigo no, bicho (Álvaro Alonso y Miguel Ángel Jiménez), cuyo estreno está previsto para 2018.
Como directora, ha firmado hasta el momento dos títulos: una de las piezas del trabajo colectivo Tebraa: retrato de mujeres saharauis (2007) y el documental Mirarse el ombligo (2010, codirigido con Pilar Gómez), una reflexión colectiva sobre la maternidad.

 

Remedios Crespo

Sevillana y afincada en Madrid desde 1997, Remedios Crespo tiene una prolífica trayectoria como guionista y analista de guiones sobre todo en televisión, con algunos trabajos también para cine. En este último medio, destaca su escritura del largometraje Miel de naranjas, que obtuvo el Premio Julio Alejandro de la SGAE y finalmente fue llevada a la pantalla por Imanol Uribe en 2012.
En televisión, ha trabajado como guionista en series tan conocidas como Al salir de clase, Yo soy Bea, El síndrome de Ulises o Allí abajo.
También ha ejercido funciones de ayudante de dirección en numerosas series y programas para la pequeña pantalla. Y como realizadora ha dirigido cinco cortometrajes (a partir de guiones propios), sobresaliendo especialmente Flexibility, una distopía sobre el trabajo seleccionado en numerosos festivales internacionales.

 

Irene Hens
Licenciada también en Comunicación Audiovisual, la cordobesa Irene Hens ha orientado su carrera hacia la producción cultural y sobre todo la audiovisual. En los últimos años, su nombre está vinculado de manera muy concreta a La Maleta, empresa de creación cultural que ha impulsado numerosos trabajos institucionales y documentales en los que Hens ha asumido las funciones de dirección de producción. En sus propias palabras como fundadora de La Maleta es una empresa “de arte comprometido”, que define entre sus intereses las historias “que sufren invisibilidad o que tienen que ver con la supervivencia, la dignidad o el tránsito, otro concepto que nos interesa mucho”.
Entre sus trabajos como productora audiovisual, destacan muy especialmente El desorden de los sentidos (2013),  y Bolingo, el bosque del amor (2016, Premio ASECAN y segundo premio en el certamen Imagenera). En ficción, destaca el cortometraje 412 pasos.
Más allá de su dedicación a los proyectos de La Maleta, Irene Hens trabaja también en el área de producción de otras películas y así, por ejemplo, recientemente, ha sido secretaria de producción en El autor (Manuel Martín Cuenca, 2017) y en la actualidad trabaja también en el rodaje de Sin aliento (Tudor Giurgiu).

 

Sensi Nuevo
Desde su formación como filóloga, la malagueña Sensi Nuevo dio hace casi una década el salto al audiovisual, creando su propia productora, Caleidoscopio Films, y ejerciendo en ella tanto funciones de producción ejecutiva como de dirección de producción en muchos proyectos.
Con una trayectoria vinculada sobre todo al documental y al cortometraje, Nuevo aparece así en diferentes funciones relacionadas siempre con la producción en los créditos de numerosos cortos que han tenido un exitoso recorrido, como Tránsito (2013) o Marta no viene a cenar (2017), ambos dirigidos por su socia en Caleidoscopio, Macarena Astorga; Last Story (Juan Luis Moreno Somé, 2015), Leica Story (Raúl Mancilla, 2016) o Adila (Rubén Llama y Alejandro Manzano, 2016).
También ha trabajado como productora en el documental Los ojos de Brahim (2011) y en la actualidad, desarrolla, junto con Macarena Astorga, el primer proyecto de largometraje de ficción que asumirá Caleidoscopio, que tiene como título provisional Namasté.
En 2016, el Festival de Málaga reconoció a Caleidoscopio Films, productora fundada y dirigida por Sensi Nuevo, con una Biznaga de Plata a la Mejor Productora Malagueña.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *