Miguel Ángel Vázquez Berdumez, Consejero de Cultura. Firma: Juan José Barrio
Ignacio Gutiérrez
Ignacio Gutiérrez

Comenzó su carrera profesional en el periodismo y hoy lidera como consejero de Cultura de Andalucía el proyecto de creación de la Ley del Cine. Miguel Ángel Vázquez Bermúdez (de 52 años) nos comparte su compromiso con el sector audiovisual para fortalecer y crear una industria cinematográfica solvente que se convierta en un factor estratégico del modelo productivo de Andalucía. Cinéfilo y lector, Vázquez Bermúdez apoya la cultura como un medio de crecimiento personal y social. En esta entrevista el consejero nos habla sobre los retos a los que se enfrenta la industria cinematográfica, la futura Ley del Cine y la estrategia de colaboración entre el Gobierno y el sector.

 

Ignacio Gutiérrez (IG): Cuando muchos lectores lean esta entrevista usted estará en la Gala de los Premios Goya, un año más el cine andaluz está muy presente con varias nominaciones. ¿Cómo ve usted la situación del cine andaluz?

Miguel Ángel Vázquez (MAV): El cine andaluz ahora mismo es referencia nacional y, si me permites, incluso internacional. Tenemos un plantel de actores y actrices de reconocido prestigio, empresas con presencia en el panorama internacional. A eso se une que Andalucía es un plató incomparable y recibimos multitud de rodajes. La situación actual no es fruto de un momento sino de una trayectoria de años y tenemos que saber aprovecharla, primero, para consolidar el tejido productivo del cine y del audiovisual y segundo, para seguir creando y proponiendo producciones que sigan generando riqueza y empleo para Andalucía.

 

IG: Y en este contexto, ¿por qué una Ley del Cine? Y sobre todo, ¿para qué?

MAV: El cine además de una herramienta de difusión cultural es una oportunidad de crecimiento económico. Andalucía tiene la materia prima para hacer del sector audiovisual y cinematográfico una de las patas del desarrollo futuro del modelo productivo de Andalucía. Tenemos talento, tenemos capacidad y cualificación técnica… pero necesitamos crear industrias que no sean fácilmente deslocalizables. El talento se tiene o no se tiene y hay que crear oportunidades para que el talento se quede en Andalucía. Sin ningún tipo de chovinismo le podría decir que si no se hubiera inventado el cine se crearía en Andalucía.

 

IG: Una de las cosas que ya ha conseguido el proyecto de ley es ilusionar al sector y a los profesionales, ¿cómo se va a mantener esta credibilidad una vez que se apruebe? ¿Puede hablarnos sobre el calendario de implantación?

MAV: La Ley del Cine está ahora mismo en trámite parlamentario. Con casi toda seguridad en el último trimestre de este año estará aprobada y entrará en vigor. Hemos redactado y elaborado el proyecto de ley con el sector y lo vamos a aplicar y a desarrollar con el sector. El proyecto de ley define un marco jurídico estable, un horizonte de financiación y una colaboración permanente entre la administración y el sector. La ley nos debe permitir todas las herramientas y los instrumentos para hacer del sector del cine un sector sólido y con un enorme potencial de crecimiento.

Ley del Cine de Andalucía.

El consejero de Cultura visita el rodaje de ‘Sin aliento’.

IG: La financiación es uno de los temas recurrentes, pero se discute el modo, ¿qué propuestas hay al respecto?

MAV: En muchas ocasiones, de manera perversa se criminalizan determinados instrumentos de financiación. Las subvenciones son una herramienta muy válida. El sector público tiene que apoyar a la cultura. Si queremos una cultura inclusiva que se dirija a todos tenemos que apostar desde lo público para llegar a toda la población. Tenemos que seguir avanzando en mecanismos más ágiles de financiación y colaboración entre lo público y lo privado, pero las herramientas actuales funcionan y dotan al cine de estabilidad. La ley exige una planificación estratégica que se irá renovando cada seis años para establecer las prioridades y necesidades de inversión. Hay que apoyar al sector en todo su conjunto.

 

IG: ¿Y la cuestión del IVA, una de las principales quejas de los exhibidores?

MAV: Es una situación insostenible. Fue inasumible e inaceptable que se subiera el IVA de la cultura, pero también que se reduzca al 10 % en manifestaciones culturales en vivo y se mantenga en el cine. Es un castigo inmerecido (y posiblemente caprichoso) por parte del gobierno de la nación que ve en el cine un enemigo en vez de un aliado o un embajador de España en el mundo. Para nosotros, el Gobierno de Andalucía es, desde luego, el mejor embajador que puede tener esta comunidad tanto dentro de España como fuera de ella.

IG: Otra de las asignaturas pendientes del sector es la igualdad de género, ¿cómo incidir para que aumente la presencia de la mujer en todo el sector del cine?

MAV: La Consejería de Cultura tiene una línea de trabajo transversal que comparte todo el gobierno de Andalucía: visibilizar a la mujer en todos los ámbitos. El conjunto de iniciativas que pone en marcha la Consejería de Cultura se enmarcan dentro de la premisa de la igualdad de género y esa es también otra de las líneas generales que atraviesa la ley. Desde la Consejería de Cultura vamos a poner de nuestra parte para hacer real la igualdad también dentro del mundo del cine. La igualdad se milita, hay que creerla.

 

IG: ¿Y qué opina usted sobre el movimiento ‘Me too’ a través del cual muchas mujeres encuentran apoyo para denunciar abusos sufridos precisamente en la industria audiovisual?

MAV: Es una reacción lógica. Cuando hay discriminación, cuando hay agravio, cuando hay explotación o abuso es lógico que acabe aflorando. Desde luego, hay que saber utilizar esta reivindicación para establecer una igualdad real en todos los campos de la vida y también en el cine, lógicamente. El feminismo es una expresión de la igualdad un movimiento fundamental para transformar esta sociedad donde el machismo mata. Pero el machismo no solamente tiene esta cruel manifestación.

 

IG: Otra de las cuestiones que regulará la ley es la promoción y facilitación de rodajes nacionales o internacionales en Andalucía…

MAV: Tenemos unas posibilidades únicas desde el punto de vista paisajístico como patrimonial, jugamos con cierta desventaja, vemos que otras comunidades tienen incentivos fiscales autorizados por el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Hacienda, el Gobierno de la Nación… Nos están haciendo ‘dumping’ para traer rodajes a nuestra comunidad autónoma. Sería buena una unificación de criterios para que no haya comunidades que tengan beneficios fiscales por encima de otras. Aun así, Andalucía es desde luego una auténtica referencia para las grandes producciones que buscan un escenario de gran valor y belleza. Los últimos datos del año 2016 hablaban de 1336 rodajes que dejan un impacto económico de 118 millones de euros, es decir, una gran oportunidad: genera riqueza y genera empleo.

IG: Recientemente usted ha estado en los Premios del Cine Andaluz de Asecan donde le trasladaron que el sector está decidido a crear por fin la Academia del Cine de Andalucía, ¿qué tiene que decir la consejería al respecto?

MAV: Creo que la necesidad de avanzar hacia la academia es un deseo unánime en Andalucía, tanto en el sector como desde la Consejería de Cultura. La academia nos puede servir para aunar fuerzas y voluntades y tener una voz con fuerza o con energía que defienda en foros nacionales lo que representa el cine andaluz.

 

IG: Según usted, ¿cuáles son las claves para que Andalucía se consolide como un referente en la industria cinematográfica?

MAV: Primero, tenemos que intentar que Andalucía tenga una estructura permanente, un tejido productivo estable y sea una industria. Dar el paso del talento, de la creatividad hacia una sólida y potente industria cultural. Tenemos, le decía antes, todos los mimbres, hay talento creativo, hay talento técnico, tenemos que seguir fortaleciendo este tejido productivo y yo creo que esa es una de las primeras tareas que tenemos por delante. También tenemos que aumentar el grado de internacionalización de nuestros productos, mejorar la distribución y exhibición que es otra de las líneas de la Ley del Cine. Y por último, nos autoimponemos desde la administración de aumentar nuestra capacidad de financiación a todo el tejido productivo cinematográfico.

 

IG: La Radio Televisión Andaluza (RTVA) ha sido un elemento fundamental en la creación del sector, a partir de ahora, ¿qué papel debe jugar en este proceso?

MAV: Creo que hay un antes y un después de la RTVA. Antes del nacimiento de la Radio Televisión Pública de Andalucía había iniciativas espontáneas desorganizadas, no había tejido. RTVEA ha servido como un motor que ha hecho crecer una cada vez más pujante y solvente industria audiovisual. Siempre se puede ir a más, desde luego. La apuesta de financiación es importante, no tengo los datos, pero creo recordar que los últimos cinco o seis años andamos en torno a unos 40 millones de euros.

 

IG: La formación es un aspecto fundamental para el futuro de la industria. Las nuevas necesidades exigen nuevos sistemas, ¿cuál debe ser el modelo?

MAV: Este año tenemos el primer grado de cine en Córdoba. Tenemos también la escuela de formación pública de Andalucía con sede en Sevilla, Málaga y Granada. Tenemos también presencia en la formación profesional reglada. Ya hay en la actualidad posibilidades de formación. Posiblemente tengamos que dar un paso y tengamos que copiar alguna iniciativa o alguna experiencia de éxito que se están desarrollando en otras comunidades autónomas y dar ese paso a un modelo de formación mixto con presencia de la administración y del sector. Ya tenemos programas en marcha. Aula de Cine, por ejemplo, que lleva muchos cursos académicos como una actividad extraescolar que ofrece esa formación y esa alfabetización cinematográfica a los alumnos durante su etapa en educación obligatoria. Los niños y niñas de hoy serán el público del mañana y lógicamente, el sistema educativo ya está implicado y en esta ley lo reforzamos y lo fortalecemos.

 

IG: El cine es cultura pero también industria. ¿Qué alianzas son necesarias liderar desde la Consejería de Cultura para lograr una política trasversal de gobierno de apoyo al sector?

MAV: Hemos unido todas las acciones que hacemos en torno al cine y al audiovisual en una comisión interdepartamental donde estamos representados todas las consejerías que tienen algún tipo de relación. Intentamos sacar el máximo rendimiento a la inversión pública a través de la sinergia de todos los esfuerzos que hace la administración. Queremos conseguir la máxima rentabilidad social y económica al dinero público que invierte y al mismo tiempo, fortalecer al sector del cine. La otra alianza debe ser con el sector. Tenemos que ir de la mano en el desarrollo de la ley, en la definición de la estrategia y todos los instrumentos que permitan conseguir el objetivo que es crear buen cine y que además genere oportunidades de crecimiento económico y que genere riqueza y empleo, ese es el objetivo.

IG: Otro reto de la industria cinematográfica es la falta de protección económica de la creatividad y la cultura, especialmente en internet, ¿qué se puede hacer al respecto? ¿Cómo aprovechar el cambio de paradigma social y tecnológico para que el cine andaluz siga creciendo como hasta ahora?

MAV: Hay que proteger los derechos de autor. Un producto cultural que supone una inversión muy importante no puede ser pirateado. Eso no puede hacerlo solo una comunidad autónoma. En la última conferencia sectorial de cultura se empezó a trabajar un modelo para evitar la piratería, que es uno de los principales problemas que tiene ahora la protección del cine y otras manifestaciones culturales. Ese es el gran reto que tenemos, nos hemos acostumbrado a creer que en internet todo es gratis y lógicamente no todo puede ser gratis.

 

IG: Qué importancia le concedes a la capacidad del cine como generador de identidad y cohesión desde la cultura.

MAV: El cine nos une. Pero nos une de manera global. No solo en Andalucía. El cine es una herramienta global que permite eliminar estereotipos, que nos permite tener nuestro acento propio (aunque a algunos no le guste) y nos permita manifestarnos y difundir cultura y valores y educar a la sociedad, formar, crear nuevas tendencias, el cine es una herramienta perfecta de educación completa. Además, el cine andaluz está dejando atrás los estereotipos. Ha habido una vocación general en España de situar a lo andaluz en lo tópico o en lo folclórico y yo creo que los nuevos cineastas, los nuevos creadores apuestan por un cine de calidad que puede competir con cualquier producción europea incluso americana.

 

IG: A la vista de grandes producciones como La Peste, parece que el capital privado se muestra interesado en invertir en el sector…

MAV: En Andalucía intentamos poner en marcha una Ley de Mecenazgo que tuvimos que paralizar porque requiere de una normativa básica nacional que no existe. El Gobierno de España a través del secretario de estado en marzo del 2017 anunció una ley de mecenazgo. Nosotros exigimos que esa ley llegue. Hace falta que las iniciativas de la empresa privada de apoyo a la cultura tenga ese respaldo y al mismo tiempo esa normativa básica que afecta a figuras tributarias deben tener desarrollo en las comunidades autónomas para que podamos tener una ley incluso más avanzada dentro del marco nacional. Sin esa ley de mecenazgo la colaboración público-privada se resiente y se reduce.

 

IG: De forma breve, que cree usted que supone el cine para el futuro del cine andaluz a corto, medio y largo plazo 

MAV: Éxito.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *