Ignacio Gutiérrez
Ignacio Gutiérrez

Un rodaje “intenso” y “exigente”. Así lo describe Jandro, auxiliar de dirección. Persecuciones, explosiones, 70 actores y actrices, 400 figurantes y, además, 40 localizaciones en 32 jornadas de trabajo, según los datos ofrecidos por la jefa de producción Araceli Carrero. Aun así, una de las principales dificultades del rodaje fue evitar que la risa de los técnicos y del director se colase por los micrófonos. Regresan ‘Los Compadres’, Alfonso Sánchez y Alberto López, que del 25 de septiembre al 2 de noviembre grabaron en las calles de Sevilla El mundo es suyo. No se trata de una segunda parte de su anterior película, sino de una historia ambientada en el mismo universo, un reflejo satírico de la vida y las rutinas de Sevilla, o de las muchas sevillas que conviven en la ciudad.

“El resultado ha sido mejor de lo que esperaba”, afirma el director Alfonso Sánchez. “Rodar una película es acercarte más o menos a la idea que tienes en la cabeza”, asegura, “en este caso ha superado con creces todas mis expectativas”. De hecho, ver los resultados del montaje sirvió como aliciente para animar al equipo cuando el cansancio apareció en los últimos días de rodaje, según aclara el director.

Este retorno al mundo de El mundo es nuestro se recrea esta vez con una producción más profesional a cargo de Gervasio Iglesias (La Isla Mínima, Grupo 7). “La diferencia entre las dos películas es el tiempo”, añade el director Alfonso Sánchez. “Antes teníamos que amoldarnos a nuestras posibilidades… y ahora hemos tenido bocadillos de jamón”, bromea. No obstante, aunque en esta ocasión disponen de más y mejores medios que se verán reflejados en el montaje final, para la mitad de ‘Los Compadres’ el grado de profesionalidad en la elaboración de la película es el mismo. “Nuestro compromiso, nuestro divertimento y nuestro gusto por hacer las cosas artesanalmente no ha cambiado”, afirma.

Otra de las diferencias respecto a su predecesora, El mundo es nuestro, ha sido la cantidad de localizaciones diferentes. La mayoría en la ciudad de Sevilla, no solo un decorado, sino una de las protagonistas del filme. “No es una historia sevillana”, matiza Alfonso, “sino una historia universal con acento sevillano”. Una sucesión de episodios que plantea “un recorrido por la ciudad que nunca se ha contado”, señala el director. De lo local a lo universal, afirma Alfonso Sánchez: “Una persona de Nueva York o Los Ángeles verá en este reflejo de Sevilla cosas muy universales”.

 

Una película coral entre la realidad y la ficción

Los caracteres interpretados por Alfonso y Alberto centran la historia, pero un personaje colectivo (que es Sevilla) da color y forma a cada episodio. La selección del reparto ha sido una de las mayores preocupaciones de la producción. Son los actores y las actrices quienes hacen la historia de esta película coral. “Buscamos principalmente algo que fuera verdad”, aclara el productor del filme Gervasio Iglesias, en referencia a la selección del reparto.

De hecho, una de sus características es la aparición de personajes interpretados por personas que no son profesionales de la actuación. “Conocen perfectamente sus papeles, tienen mucho ganado, solo hay que trabajar con ellos los aspectos técnicos”, añade Alfonso, “que comprendan por qué un plano se realiza de un modo concreto, las líneas de posición…”. Un enfoque en la selección del reparto que otorga “verosimilitud y viveza” a la película, según aclara el director. “Estoy harto de ver siempre las mismas caras en el cine”, bromea.

 

Fomentar la cantera

“Es necesario  formar a nuevos trabajadores”, afirma el productor Gervasio Iglesias. Por este motivo el equipo de trabajo de El mundo es suyo lo compone una plantilla que aúna profesionales andaluces con experiencia y jóvenes talentos.  “Tenemos que promover la profesión para que vengan a rodar a Andalucía”, comenta Gervasio. “Si queremos que venga Juego de Tronos a grabar aquí, tenemos que crear puestos de trabajo y dar la oportunidad a gente joven muy valiosa”, afirma.

En esta situación se encuentran Andrea Escudero, de 22 años, y Pablo Brito, de 21. Ambos, becarios en el rodaje. Andrea está en el departamento de vestuario. “La ropa en esta película es muy importante, hace que el personaje se caracterice, expresa su personalidad”, señala. Pablo trabaja en dirección, es su cuarto rodaje y valora el aprendizaje que le ha supuesto participar en la grabación de El mundo es suyo y el buen ambiente de trabajo: “Es como una familia, nos hemos apoyado en todo”, afirma.

 

El frío de Escocia y el calor de Las 3.000

Y quizás la anécdota del rodaje: “A punto de grabar una escena de mucha intensidad, muy dramática, empezó a sonar el himno de Escocia con una gaita”, comenta Jandro, auxiliar de dirección. “Estábamos en el margen del río de Tomares… corriendo tuve que coger el coche para llegar a la margen contraria, que es de donde sonaba la música”. Se trataba de un ciudadano británico casado con una asturiana. “Se iba a esa zona del río a practicar”, recuerda entre risas.

Y una vivencia que ha sorprendido al rodaje. Aunque todo el equipo confirma que la ciudad de Sevilla y todos los vecindarios se han volcado con el rodaje, “el mejor día, sin duda”, afirma Gervasio, “fue el día de rodaje en las 3.000”. El calor y la acogida de la gente del barrio es para la plantilla del rodaje una de las mejores experiencias de su trabajo en El mundo es suyo. “La gente se volcó con nosotros, animaron, estuvimos súper a gusto”, relata el productor. “A Alfonso le decían: ‘cabeza, qué haces con esas patillas”, bromea Gervasio.

El mundo es suyo, que no ha recibido ninguna ayuda pública, ha sido financiada con inversiones privadas, “el modelo de financiación del futuro”, según pronostica el productor Gervasio Iglesias,  ya que permite “más agilidad para producir rápido y eficazmente”. Para Gervasio el público se sorprenderá de la dirección. “Alfonso dirige y actúa en casi todos los planos”, explica. “Se va a valorar la factura de la realización”.  El mundo es suyo se estrenará presumiblemente en abril del año que viene. Una comedia andaluza cuyo objetivo es “hacer reír y pensar a través de la risa”, según la describe su director, Alfonso Sánchez.


Un comentario sobre “Sevilla como decorado y protagonista en el rodaje de ‘El mundo es suyo’

  1. Para mi ha sido un orgullo rodar con tantísima buena gente…SUSCRIBO cada una de las frases que comentáis. Sois geniales #mundoficcion #elmundoessuyo. Y si que es verdad que en las 3.000 fué la reostía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *