Sevilla organizará los Goya 2019
avila
Alejandro Ávila

Se acabaron las estreches en la gala de los Goya: 3.500 butacas para la gran noche del cine español. La próxima gala de los Goya contará con 1.500 butacas más que en la edición de 2018, ya que se celebrará en el Palacio de Congresos y Exposiciones (FIBES) de Sevilla. El 2 de febrero es la fecha elegida para la 33ª edición de los premios de la Academia del Cine española, tal y como ha anunciado hoy su presidente, Mariano Barroso.

Lo ha hecho en el Ayuntamiento de Sevilla, acompañado por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, el delegado de Cultura, Antonio Muñoz, y el consejero de Cultura andaluz, Miguel Ángel Vázquez. El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha definido Fibes como las “mejores instalaciones” y la gala de los Goya como “una ventana de oportunidad para proyectarnos al mundo”.

Barroso ha destacado que la decisión “no ha sido fácil”, porque es la segunda vez que la gala de los Goya sale de Madrid. La primera ocasión fue en el año 2000 en Barcelona. Precisamente aquel año, los Goya fueron muy andaluces, porque Solas, la película que impulso hace casi 20 años el sector audiovisual de Andalucía, estaba nominada a 11 estatuillas y se terminó llevando 5 cabezones.

Barroso: “Vamos adonde nos quieren”

El nuevo presidente de la Academia del Cine, que apenas lleva un mes en el cargo, ha subrayado que “es importante ir a los sitios donde nos quieren. Se nos da mal ir al los sitios donde no nos quieren y jugárnosla”.

Barroso ha destacado que Sevilla es una “ciudad llena de talento” y ha citado nombres como el actor Jesús Carroza, el productor Gervasio Iglesias o el director Alberto Rodriguez. “Estamos encantados de celebrar la gran fiesta del cine español en Sevilla. Se ha barajado muchas veces, pero era muy complicado. Todo han sido facilidades”.

Tres son las razones que ha destacado el presidente de la Academia del Cine para que los próximos Goya se celebren en Andalucía: el reconocimiento a la industria andaluza del cine, las facilidades ofrecidas por el Ayuntamiento hispalense y la necesidad de que la gala salga fuera de Madrid. “Tenemos unos espectadores muy exigentes. Hay que visitarlos, salir (de la capital). Es la Academia de todos los cineastas del Estado”.

El consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez ha apuntado precisamente que es necesario “descentralizar, porque hay más cine aparte del que ocurre en Madrid. Es bueno que otras comunidades puedan ofrecer, a través de los Goya, el buen cine” que producen.

Barroso: “Reivindicar y reconocer nuestro cine”

Barroso no ha descartado que Sevilla pueda repetir como sede en próximas ediciones (“Estamos abiertos a que tenga continuidad”) y ha señalado que, aunque el guion de los presentadores, Silvia Abril y Andreu Buenafuente, no está preparado, sí tiene una premisa clara: “reivindicar y reconocer nuestros cine”.

Ni el Ayuntamiento de Sevilla ni la Academia de Cine han revelado el presupuesto de la gala ni cuál ha de ser la inversión de la administración local. “Los costes no están definidos. La idea es que haya un saldo cero y que los gastos sean patrocinados por las empresas habituales y por las andaluzas y sevillanas, a la vista del escaparate que se ofrece”, ha afirmado Antonio Muñoz, delegado de Cultura del Ayuntamiento, asegurando además que el escaparate para los anunciantes es de 4 millones de espectadores y un share del 20%, en la gala televisada por Televisión Española.

Premios del Cine Europeo

La gala de los Goya se une a otras grandes celebraciones culturales como los premios Forqué, Ondas y Max. Los Goya tendrán lugar el 2 de febrero, un mes y medio después que los premios del Cine Europeo (EFA), que se celebrarán el 15 de diciembre. A todo esto hay que añadir, el Festival de Cine Europeo de Sevilla, que se celebra en noviembre, y la gala de los premios Asecan del cine andaluz a finales de enero.

El sector del cine andaluz ha arropado el acto con productores como Sara Santaella, Gervasio Iglesias, Guillermo Rojas, José Carlos de la Isla, Olmo Figueredo o Arturo Menor; los directores Alberto Iglesias, José Ortuño; el compositor Pablo Cervantes; el director del Festival de Sevilla, José Luis Cienfuegos; el guionista Rafa Cobos; la directora de producción Araceli Carrero; el presidente de Asecan, Javier Paisano; el  gestor cultural Eduardo Trías o la directora de la Andalucía Film Commission, Piluca Querol, entre otros.

“Se rompe el eje Madrid-Barcelona”

El director Alberto Rodríguez afirmado que cree que ve “positivo que la Academia se mueva y haga partícipe a todo el mundo. Se ha aludido a muchos profesionales que llevamos mucho tiempo trabajando desde el sur como una de las razones de que la gala venga a Sevilla. Es placentero que algo que comenzamos hace mucho tiempo y, que contra todo pronóstico (ha seguido adelante), sirva para que el cine se haga más visible”.

El productor Gervasio Iglesias lo entiende como “un reconocimiento al trabajo que se está haciendo aquí. El eje Madrid-Barcelona se amplía a Madrid-Barcelona-Sevilla con mucha potencia. Vivimos en un Estado muy plural y con culturas muy diferentes. Poner en valor tu cultura al máximo nivel es positivo”. Afirma que el paro de los técnicos andaluces en estos momentos es “nulo. Es un dato maravilloso. Muchas veces los productores nos tenemos que organizar entre nosotros. El haber asumido a todos los estudiantes que salieron escupidos como palomitas es una noticia excelente”.

Araceli Carrera, directora de producción, cree que esta gala permite dar a conocer “el talento que hay aquí. Esto va a permitir que haya más estudiantes de cine y que se genere el ambiente cinematográfico que se respira en otras ciudades. ¡Ojalá haya más ediciones!”.

El cineasta Guillermo Rojas lo considera una noticia estupenda para la industria andaluza en general y sevillana en particular. Hay que entenderlo como una apuesta por los autores, los productores y el apoyo institucional que rodea el mundo del audiovisual y el cine en Andaucía”.

La productora Sara Santaella, que vivió la primera vez que el Goya salía de Madrid gracias a las 11 nominaciones de Solas (Benito Zambrano), asegura que “Barcelona se volcó con la gala. Estoy segura de que Sevilla, una ciudad muy dada a vivir la calle y participar de todos sus eventos, va a hacer algo muy acogedor”.

El gestor cultural Eduardo Trías entiende que la digitalización ha favorecido que “se atomice y se reparta por el territorio” la industria española del cine. “Mucha gente está viniendo a hacer cine a Andalucía y lo mismo está ocurriendo con los premios. Tiene mucho sentido que la Academia se descentralice y salga de un centralismo que cada vez responde menos a la industria real”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *