Rogelio Delgado en Cannes.
Martín Cuesta
Martín Cuesta

Uno de los aspectos menos conocidos por el público en general, dentro de todo lo que engloba el Festival de Cannes, es, paradójicamente, uno de los espacios más amplios y con más visitantes del certamen. Hablamos del Marché du Film, uno de los mercados de cine más importantes del mundo y donde diariamente tiene lugar un gran volumen de transacciones entre las compañías que de él participan. Es la otra cara de Cannes, la que sustenta las alfombras rojas y los cientos de proyecciones en las diferentes salas.

España y Andalucía tienen una presencia destacada en dicho mercado y, entre sus asistentes, charlamos con Rogelio Delgado, presidente de la Asociación de Empresas de Distribución Audiovisual de Andalucía (EADAVA) y director de CADA Film.

El productor sevillano, que además forma parte del Jurado Europa Cinema Labels de la Quincena de los Realizadores, nos habla de la importancia de los mercados, del conflicto entre Netflix y la muestra cannoise y de su rol como Jurado pero antes comenzamos charlando sobre la situación actual, a nivel institucional del cine y el audiovisual andaluz.

 

Ya casi está lista la nueva Ley Audiovisual de Andalucía. ¿Qué aportará al panorama cinematográfico de la Comunidad?

Va a suponer un gran avance, es una ley que nace como consecuencia del estatuto del 2007 donde se estipulaba que las competencias del cine se trasladaban a Andalucía. Esa ley se encuentra actualmente en fase de ponencias y, según nuestros cálculos, estará aprobada antes del verano.

Hay varios factores por los que nos parece positivo su desarrollo, lo principal es que establece un marco legal de fomento de las tres ramas que componen la industria del cine, es decir, producción, distribución y exhibición. Se crea un consejo formado por la Consejería de Cultura y los representantes profesionales del sector. La idea es formar un foro de debate donde participen todos los agentes interesados y también se elaborará un plan estratégico que establecerá una serie de objetivos que el sector debe de cumplir, los medios para facilitarlo, etc.

Este plan no sólo vendrá determinado por la Consejería de Cultura sino por todas aquellas que tengan participación, de una manera u otra con el cine. Además la ley también tendrá influencia a nivel formativo a través de la alfabetización audiovisual en los colegios y del fomento de público con dos objetivos: que la gente acuda al cine y que lo haga principalmente a películas europeas.

 

¿Qué se puede aportar desde esta comisión, en el tema fiscal, al no estar las competencias transferidas a Andalucía?

Nosotros estamos planteando crear un marco fiscal donde los beneficios no vengan dados por los impuestos estatales sino sobre impuestos propios de la Comunidad Autónoma. Es imposible entender que en un país como España, la duodécima potencia industrial del mundo, no exista una Ley de Mecenazgo en condiciones. El mecenazgo es eficiente porque elimina todos los costes de operación de las ayudas oficiales, no conlleva carga burocrática, en definitiva, es algo que se debe desarrollar sin dejar pasar más tiempo.

 

Hablando del Festival y del Marché du film, ¿hasta qué punto siguen siendo interesantes para el negocio los mercados cinematográficos?

Lo son mucho menos que hace unos años. Tenemos este mercado de Cannes, el de Berlín, al American Film Market, el Asian Film Market y los demás carecen de relevancia real en cuanto a ventas. Otra cosa es si hablamos de coproducciones u otros negocios, pero si nos referimos a las ventas, pues muy poco relevancia. Alguien que sí lo está haciendo bien es el MAFIZ, el Mercado de Málaga, hay que resaltarlo.

 

Uno de los temas estrella de este Festival está siendo el conflicto a tres bandas entre el propio Festival, los exhibidos franceses y Netflix. Tú que participas de las tres ramas del negocio del cine (producción, distribución, exhibición), ¿qué opinión tienes sobre esto?

Voy a decir una cosa que suena muy fuerte: Netflix no es una empresa de gestores del sector audiovisual, es una empresa de financieros y no se han dado cuenta que una película que va a salas gana en dos aspectos: el de la recaudación y el de la imagen. La media de calidad de las películas que se exhiben directamente en estas plataformas (Netflix, HBO, Hulu, etc.) es todavía muy inferior al de las películas que tienen un estreno previo en salas. Movistar, que sí está llevada por gente que conoce del negocio del cine, obliga a sus películas a tener cierto número de pases en salas. Con esto te quiero decir que si una película va a un festival de cine, obligatoriamente debe tener una moratoria, una ventana para exhibirse en salas. La propia lógica del mercado va a terminar convenciendo a Netflix de forzar este tipo de situaciones.

 

También estás en Cannes como parte del Jurado Europa Cinema Labels de la Quincena de los Realizadores, que además cumple su 50 Edición. ¿Qué tal la experiencia?

Muy buena, además me siento muy feliz de ser el primer andaluz que forma parte de un Jurado de la Quinzaine. El nivel está siendo muy elevado, combinando propuestas muy vanguardistas junto a otras muy clásicas. Al ser jurado aún no te puedo dar mi opinión sobre las películas que he visto pero pronto veréis los resultados de nuestras deliberaciones. Hablándote con más amplitud de la Sección Oficial etc. sí que echo de menos más cine sudamericano que. desde mi punto de vista, es la cinematografía que más está renovando y apostando por nuevas ideas a nivel fílmico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *