redaccion
Redacción filmAnd

Reyes Abades, diseñador de efectos especiales y personalidad fundamental de la historia del cine español contemporáneo, ha fallecido casi en la víspera de la 32ª edición de los Goya, en la que está nominado por dos películas, Zona hostil y Oro. Nacido en la pequeña localidad extremeña de Castillblanco, Abades deja un hueco enorme en la cinematografía española que sin duda se hará visible en los premios de la Academia, en los que ha estado nominado en 31 ocasiones, consiguiendo el galardón en nueve de ellas. 

Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, Medalla de Extremadura, Premio Ricardo Franco en el Festival de Málaga y Premio de Honor del Almería Western Film Festival, entre otras distinciones, Reyes Abades ha participado en más de 350 películas españolas y extranjeras, entre ellas Mujeres al borde de un ataque de nervios,  ¡Ay, Carmela!, Beltenebros, Tierra, Abre los ojos, Goya en Burdeos, El corazón de la tierra, El laberinto del fauno, La piel que habito, Blancanieves o Julieta, por citar solo unas cuantas.

Reyes Abades, en primer término, supervisando los efectos especiales en un rodaje.

Reyes Abades, en primer término, supervisando los efectos especiales en un rodaje.

Inscrito en una tradición que ha dado grandes especialistas al cine español, desde el legendario Segundo de Chomón a destacados técnicos más jóvenes que él como Juan Ramón Molina, Raúl Romanillos o el andaluz Juan Ventura Pecellín, además de en su sobresaliente carrera cinematográfica, Reyes Abades también ha trabajado en muchos proyectos de televisión, publicidad y artes escénicas, así como en grandes eventos internacionales, como las ceremonias de apaertura y clausura de Barcelona’92 (con el famoso encendido del fuego olímpico por un arquero) o la Cabalgata de la Expo’92.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *