El sector audiovisual andaluz echa en falta «medidas más contundentes» para el cine en el real decreto de Cultura y busca el apoyo urgente de la Junta de Andalucía para reimpulsar la producción cinematográfica

http://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/avila.jpg
6 May 2020
Alejandro Ávila

Un sabor «agridulce». Es la sensación que ha dejado en el sector del cine andaluz el decreto ley aprobado anunciado este martes por el Gobierno de España. Ayudas a las salas de cine, líneas de financiación para el sector audiovisual, paros para los profesionales en el régimen general de artista y una ampliación de los incentivos fiscales para atraer rodajes internacionales a localizaciones de nuestro país.

Como resume la Spain Film Commission, el porcentaje de devolución aumenta del 20% al 30% para el primer millón de euros y al 25% para el resto del gasto en España y eleva el límite máximo de reembolso a 10 millones de euros. «Con esta reforma, España se posiciona como un destino de rodajes  muy competitivo y rentable para la industria internacional y, entre ellas, la norteamericana», destacan.  Piluca Querol, directora de la Andalucía Film Commission, destaca que con esta medida «se está incentivando la economía y el empleo».

«Medidas más contundentes»

Sin embargo, el tejido productivo cree que los deberes más inmediatos han quedado en el tintero, ya que, por ejemplo, los rodajes internacionales dependen de factores muy afectados por la crisis sanitaria. En este sentido, Querol destaca la «incertidumbre absoluta» del sector productivo ante los transportes, los seguros (que no cubren la paralización económica y de los rodajes por la pandemia) y la búsqueda de inversores que ayuden «a desarrollar su actividad».

En una rueda de prensa online de la Plataforma del Audiovisual Andaluz celebrada este miércoles, Gervasio Iglesias, productor de La isla mínima y El hombre de las mil caras, ha destacado que «a nivel de producción, echamos de menos medidas más contundentes. Las desgravaciones fiscales son una medida interesante, pero puede que los proyectos no se puedan activar hasta 2021. Se ha activado una línea de financiación, pero no es directa, al contrario que en nuestro entorno europeo».

Fotografía del rodaje de 'La peste' de Julio Vergne.

Fotografía del rodaje de ‘La peste’ de Julio Vergne.

Medidas para Andalucía

Ante la limitación de las medidas nacionales, el sector mira a la Junta de Andalucía. Profesionales, empresas, organizaciones y asociaciones del cine andaluz se han unido en la Plataforma del Audiovisual Andaluz, que le ha trasladado a la Junta un paquete de medidas administrativas y económicas.

Agus Jiménez, productora de El mundo es nuestroEl mundo es suyo, pone el acento en que las medidas de procedimiento son fundamentales: «necesitamos que se agilicen los trámites y que se flexibilicen los plazos de rodajes y estrenos, relacionados con la paralización, ya que no vamos a poder rodar en cuanto pase el estado de alarma».

Para que la producción cinematográfica se reactive, le solicitan a la Junta de Andalucía que publique las bases reguladoras de las ayudas de producción para que darle el pistoletazo de salida a la convocatoria «en cuanto pase el estado de alarma».

Jiménez abunda en que «una de las reivindicaciones de la Plataforma es que se activen de manera inmediata los comités de antena de las televisiones públicas y que Junta de Andalucía y Canal Sur cumplan con los plazos, para que podamos tener una previsión de liquidez».

Fotograma del vídeo de la Plataforma del Audiovisual Andaluz

El apoyo «fundamental» de la televisión pública

En ese sentido, Gervasio Iglesias, cree que el apoyo de las televisiones públicas va a ser «fundamental» para reimpulsar el cine andaluz. «Ante el déficit de producción, tanto Televisión Española, como las cadenas autonómicas, deberían realizar compra de proyectos y de producto nacional, cumpliendo con sus obligaciones de inversión en cine europeo. Es la manera de que el músculo (de la producción), que está atrofiado,  no se gangrene y podamos seguir contando nuestras historias».

Iglesias abunda en que»en algunas comunidades autónomas sí ha habido incremento del fondo de ayudas. Galicia está aportando, en Cataluña hay inversión directa y Madrid acaba de iniciar una línea de avales. Nosotros esperamos que desde la Junta haya una sensibilidad especial».

Una actividad económica de 450 millones de euros

El cine andaluz genera 450 millones de euros y 40.000 empleos y, como destaca la actriz y empresaria Mercedes Hoyos (La primera cita, Cuéntame cómo pasó), «el cine devuelve (a través de los impuestos) tres euros por cada uno invertido» por la administración pública. Por esa razón, apuestan por que la Junta de Andalucía garantice los presupuestos de ayudas y agilice los trámites.

En estos momentos, los rodajes están paralizados por la crisis sanitaria. La primera fase de desescalada permitiría que, a partir del próximo 11 de mayo, se pueda volver a rodar bajo estrictas condiciones de seguridad sanitaria. La jefa de producción Manuela Ocón (La peste, La isla mínima), cree que «las producciones independientes, las más pequeñas» van a ser inviables ante unas medidas que pueden encarecer los costes hasta un 30%, según cálculos del sector, mientras que Iglesias también ve «complicado volver a rodar gran ficción este año. Solo podremos rodar documentales o publicidad».

Ayudas de creación y desarrollo

Ante esta dificultad, los profesionales andaluces apuestan también por el apoyo a las ayudas de creación y desarrollo, contempladas en la Ley andaluza del Cine, aprobada en julio de 2018, pero sin ejecución hasta la fecha. Alberto Rodríguez, director de La peste o La isla mínima, apunta que «las ayudas a la creación y el desarrollo son las que van a permitir que podamos trabajar ahora y en el futuro. De ahí van a salir los proyectos que nos permitan partir de cero a nosotros y a las generaciones que vienen detrás».

Benito Zambrano, director de Solas e Intemperie, subraya que «la simbiosis entre la creación y la producción es la clave para poder levantar financiación, presentar en festivales y tener éxito en taquilla.  Tenemos que crear un sector industrial fuerte, con productoras fuertes que tengan capacidad de desarrollo: la relación entre el productor y el director es la clave».

Los técnicos no se han visto especialmente favorecidos por las ayudas del Gobierno central, ya que el paro del real decreto apela al régimen del artista, dejando fuera a muchos de los que se encuentran en régimen general. En el caso de las mujeres profesionales, la productora Agus Jiménez recalca que «todo el tratamiento de la crisis debe tener perspectiva de género. Los cuidados de niños y mayores recaen sobre las mujeres y, sin colegio, no podemos trabajar al 100%. Debemos activar mecanismos para que la conciliación no perjudique tanto a las mujeres».

Festival de Huelva

Salas de cine y festivales

En el eslabón final de la cadena productiva quedan las salas y los festivales, donde el espectador entra en contacto con el cine en su máximo esplendor. Rogelio Delgado, distribuidor y exhibidor, recuerda que la crisis hundirá el negocio de la exhibición entre un 30 y un 50%. Por esa razón, el Gobierno de España ha activado una línea de ayuda directa para las salas.

Al igual que ha ocurrido con los festivales internacionales de gran renombre como Cannes, los festivales andaluces se han visto obligados a rehacer sus agendas y optar por programaciones virtuales parciales o completas.  El Festival de Málaga, que celebrará en agosto finalmente una edición prevista inicialmente para marzo, lo hará prescindiendo de las actividades paralelas y la alfombra roja y centrándose en la proyección de la sección oficial.

Como destaca Manuel H. Martín, director del festival de Huelva, «nos ha tocado vivir un año muy complicado, pero el hilo de esperanza es la unión de todos para buscar soluciones comunes».


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *