El actor británico ha visitado Sevilla para recibir un premio honorífico de la Academia del Cine europeo y presentar su tercera película como director, ‘The White Crow’. Algunos de sus papeles más memorables han sido como villano en Harry Potter o ‘La lista de Schindler’ o como desvergonzado manager del ‘Gran Hotel Budapest’

http://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/avila.jpg
21 Dic 2018
Alejandro Ávila

Los papeles de villanos lo han encumbrado como uno de nuestros actores británicos favoritos. Una de las interpretaciones más famosas de Ralph Fiennes es como el comandante nazi de un campo de concentración en La lista de Schindler (Steven Spielberg). Aunque los más jóvenes lo tienen sobre todo en su memoria como el archienemigo de Harry Potter: Lord Voldemort.

Pero Fiennes, que ha visitado Sevilla para recibir el premio EFA del cine europeo honorífico, también se mueve como pez en el agua en otros océanos más cómicos. Así, los fans de Wes Anderson lo siguen imaginando como Monsier Gustave, el pícaro manager del Gran Hotel Budapest de Wes Anderson.

La lista de Schindler

En un encuentro en el Teatro Alameda de Sevilla, en las vísperas de la gala de los EFA, Ralph Fiennes hizo gala de esos atributos que se le atribuyen, como un cliché, a los británicos: el humor y la compostura. Y, por si fuera poco, desveló que volverá a ser M, la mano derecha de Daniel Craig en la próxima película de James Bond.

‘The White Crow’, su tercera película como director

Tras su premiere en el Festival de Londres, Fiennes presentó en Sevilla su tercera película como director, The White Crow, donde interpreta a un apocado maestro de ballet ruso, cuyo discípulo, Rudolf Nureyev es el gran protagonista de la película.

“Cuando Nureyev desertó de la Unión Soviética empecé a obsesionarme con él. No entré por el ballet, sino por el deseo de mostrar la vida de un joven ávido de arte. Era alguien muy conocido para nuestra generación. Nunca lo vi bailar, pero el personaje me atraía mucho”, explicó ante la audiencia sevillana.

The White Crow

Fiennes buscó a un bailarín que pudiera interpretar a Nurevey, porque “no deseaba un doble de ballet, ya que quería bajar la cámara y mostrar al bailarín completo. Fue un riesgo, sobre todo para levantar la financiación”. Oleg Ivenko, bailarín ucraniano, fue el elegido. Y termina solventando con muchas tablas su actuación en el largometraje de Fiennes.

El británico asegura que aprendió a dirigir gracias a Anthony Minghella, el director de su primer gran éxito, El paciente inglés. Un papel que le valió la nominación al Oscar. “Minghella era un director generoso y colaborador. Dirigía con mucha naturalidad y suavidad, involucrando al equipo técnico y artístico. Todo el mundo participaba, era una forma única de dirigir”.

El paciente inglés

Con su primera película como director, Coriolanus, aprendió que dirigir y actuar era muy estresante, pero en la segunda, La mujer invisible, repitió el mismo ‘error’. “No quería actuar y dirigir, porque es muy estresante, pero me puse a darle órdenes a Felicity Jones, me salió el actor que llevo dentro y terminé haciéndolo yo”, explica.

Con esta tercera “no me pude decir que no a mí mismo. No conseguía levantar la financiación y terminé sucumbiendo, así que ya no digo más que no voy a participar como actor”, bromea.

De su experiencia Wes Anderson, al que el texano dirigió en Gran Hotel Budapest, cuenta que tuvo la oportunidad de elegir su papel. “Me sentí muy halagado. Me incluyó en el reparto con el que suele trabajar. El trabajo de Wes es muy preciso y meticuloso, hace doce tomas de lo mismo. La verdad es que lo pasé muy bien y disfruté mucho del ambiente que creó”.

Lord Voldemort

Del Voldemort de la saga Harry Potter dice que “no sabía nada” hasta que le ofrecieron el papel y que fue su hermana y sus sobrinos los que le convencieron de que tenía que hacerlo.

Al igual que hizo en su discurso de agradecimiento, el actor británico apostó por la unión de Europa en tiempos de Brexit y el auge de la ultraderecha y recordó que “el cine es una herramienta para comunicar y transcender fronteras, idiomas y prejuicios”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *