Además de ofreceros unos apuntes básicos para seguir del 17 al 28 el que para muchos es el festival más importante del mundo, nos la jugamos y proponemos nuestros favoritos en una competición que está más reñida que cualquier otro año.

redaccion
18 May 2017
Redacción filmAnd

El Festival de Cannes celebra del 17 al 28 de mayo su 70ª edición. Ya repasamos aquí y aquí su impresionante sección oficial, llena de talentos de todo el mundo. Ahora os dejamos diez notas para poder seguir esta imprescindible cita cinematográfica con una orientación básica.

1. Cartel polémico
La 70ª edición nació con polémica cuando se dio a conocer su cartel hace unos meses. La protagonista del mismo, la mítica actriz Claudia Cardinale, aparece en el mismo en una versión de una fotografía de 1959. La crítica apunta a ls decisión de estilizar aquellas zonas del cuerpo de la diva italiana, sus muslos y su cintura, por obra y gracia del retoque digital.

Desde luego, es cuestionable esta opción “artística”, ya que reproduce una vez más el tiránico encomio de la delgadez. Pero es también importante valorar la opinión de Cardinale, que en un comunicado la dejó muy clara: “Se trata de un póster que, más que representarme a mí, representa una danza, un vuelo. La imagen ha sido retocada para destacar ese efecto de ligereza y transportarme hacia un personaje de sueño: es una sublimación. La preocupación por el realismo aquí no tiene sentido y, como feminista convencida, no veo ningún ataque al cuerpo de la mujer. Hay cosas mucho más importantes para debatir en este momento en el mundo. No nos olvidemos de que esto no es más que cine”.

2. Almodóvar, presidente
Pedro Almodóvar es el primer español que preside el Jurado Oficial de Largometrajes del Festival de Cannes. Poco más que añadir. El director manchego, con casi cuatro décadas de carrera (su primer largo es de 1980) ha alcanzado las máximas cotas de notoriedad internacional, especialmente en el ámbito de los festivales. Y esta responsabilidad lo confirma.

Ha participado antes en cinco ediciones, con diversos premios, entre ellos el reconocimiento como Mejor Director por Todo sobre mi madre en 1999. Pero se le resiste el galardón principal, la codiciada Palma de Oro.

Acompañarán a Almodóvar en el Jurado Oficial de largos los actores Will Smith, Jessica Chastain, Fan Bingbing y Agnès Jaoui (esta última también guionista y directora), los directores Maren Ade, Park Chang-wook y Paolo Sorrentino, y el compositor Gabriel Yared.

3. Sin participación española
La presidencia almodovariana será prácticamente el único rastro español este año en el festival. Ninguna película española participa en las secciones a concurso, algo que resulta si cabe más triste en la sección de cortometrajes, donde el año pasado Timecode, dirigido por el barcelonés Juanjo Giménez Peña, se llevó la Palma de Oro e inició una carrera triunfal que le ha conducido hasta los Oscar. Esperemos que esta ausencia sea una casualidad y no un síntoma.

En las secciones retrospectivas, podrán verse, eso sí, dos filmes españoles que casi pueden considerarse ya clásicos: El sol del membrillo (Víctor Erice, 1992) en Cannes Classics, en una copia digitalizada en 6K a partir de los negativos en 35 mm. y con algunas variaciones con respecto al mensaje original introducidas por Erice; y Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999) en Cinéma de la Plage.

4. Triplete de Nicole Kidman
Kidman, que ya sabe lo que es ganar un Oscar (tras conseguirlo por Las horas en 2003) tiene este año dos oportunidades para alcanzar esa otra gloria cinematográfica que supone la Palma de Oro. Pero serán en total tres películas protagonizadas por ella las que participen en la Sección Oficial: es la estricta institutriz de La seducción, lo nuevo de Sofia Coppola; es la esposa de un tétrico cirujano en The Killing of a Sacred Deer, de Giorgos Lanthimos; y es por último una alienígena en la esperadísima marcianada de John Cameron Mitchel To Talk Girls at Parties, que podrá verse fuera de concurso.

5. El cisma Netflix
Por primera vez en la historia del que muchos consideran el festival más importante del mundo, películas que tienen previsto su estreno en televisión participan en la sección oficial. En concreto dos filmes cuyos derechos pertenecen a Netflix: Okja, de Boon Jong-Hoo y The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach. La protesta de parte de las distribuidoras ha desembocado en el anuncio, por parte del festival, de que esta situación no volverá a repetirse el próximo año, ya que sus bases recogerán el requisito de que las películas que entren en competición no podrán tener vetado su estreno en sala. Netflix, por su lado, ha aprovechado este anuncio para situarse en una posición victimista. Su fundador, Reed Hastings publicó un tuit muy definitorio: “The Establishment closing ranks against us” (“El establishment cierra filas contra nosotros”).

Por debajo de la guerra de intereses, hay casi un debate filosófico que también ha calado en el jurado. Will Smith y Pedro Almodóvar se han posicionado, con opiniones muy dispares. El primero defiende la postura de Netflix y pone de ejemplo a sus hijos para explicar que es compatible ir al cine con ver películas en cualquier plataforma digital. Almodóvar, por su lado, ha sido rotundo: “Estas plataformas digitales, estas nuevas formas, no deberían sustituir a otras existentes como las salas de cine. Bajo ninguna circunstancia, deben cambiar los hábitos de los espectadores. La única solución que se me ocurre es que acepten y obedezcan las reglas que ya son adoptadas y respetadas por todas las cadenas existentes. Creo que ésta es la única manera de que sobrevivan porque, personalmente, no concibo dar la Palma de Oro o cualquier otro premio a un film que no pueda ver en una pantalla grande”.

6. Una cierta mirada
Más allá de la alfombra roja y los nombres consagrados de la Oficial, si hay una sección que los cinéfilos esperan con absoluta devoción cada año en Cannes es Un certain regard. Recoge un abanico de filmes distinguidos por su carácter “innovador” que marcan la vanguardia cinematográfica mundial. En la práctica, en las últimas décadas, la sección ha sido en muchos casos una primera puerta abierta al mercado internacional para cineastas como Rodrigo García, Cristi Puiu, Yorgos Lanthimos, Hong Sang-soo o Kim Ki-duk.

Uma Thurman preside el jurado de una sección con 18 títulos muy prometedores, entre los que se puede encontrar desde L’Atelier, última propuesta de Laurent Cantet (que ya ganó la Palma de Oro en 2008 con La clase) hasta el debut en el largo de Annarita Zambrano con Dopo la guerra, recuperación del cine político italiano, pasando por Walking Past the Future, del chino Riujun Li, otro joven talento llegado de Oriente, o Las hijas de abril, del mexicano Michel Franco, hijo predilecto de un festival que lo ha visto crecer en los últimos años al compás de sus cuatro largos. En esta última, además, sí hay presencia española, ya que está protagonizada por Emma Suárez.

7. Nuestra apuesta en cortos
Los nueve cortometrajes que participan en la selección oficial de cortometrajes son canela en rama. El jurado de este apartado, presidido por el cineasta rumano Cristian Mungiu, tendrá que mojarse. Y nosotros también vamos a hacerlo, apuntando nuestros tres favoritos: Lunchtime, desesperada peripecia de una chica que quiere acceder a un deposito de cadáveres para identificar a su madre, del iraní Alireza Gashami; A Gentle Night, inversa historia de búsqueda en la que una madre recorre la ciudad para localizar a su hija, del chino Qiu Yang; y por último, Across my Land, historia familiar en la frontera entre EEUU y México dirigida por Fiona Godivier.

8. Nuestra apuesta en largos
Como ya os contamos aquí y aquí, la Selección a Competición de largometrajes es realmente impresionante este año, con un ramillete de estrenos de grandes nombres del cine contemporáneo, de Haneke a Lanthimos, pasando por Hazanavicius, Sofia Coppola, Zvyagintsev, Hazanavicius, Hong San-soo, Ozon o Fatih Akin. Nadie se atreve a hacer quinielas, pero ya puestos, nosotros sí nos lanzamos, aunque especular con la voluntad de un jurado tan variopinto y plural es como saltar sin red. Por eso, abrimos nuestro abanico de favoritos a cuatro y anteponemos condiciones.

Si pesa el criterio de Almodóvar, es posible que la Palma de Oro 2017 se quede en casa y vaya para François Ozon por L’amant double, turbio romance protagonizado por un psicoterapeuta con doble vida que muy bien podría aparecer en alguna película del manchego. Sería el primer galardón para Ozon en Cannes, en su cuarta participación.

Si aparcan ciertas veleidades barrocas que definen la obra de varios miembros del jurado (pensamos sin duda en el propio Almodóvar y en Sorrentino), Michael Haneke puede estar muy cerca de conseguir su tercera Palma de Oro y su enésimo paseo triunfal por Cannes con Happy End, su visión de la Europa de los refugiados a través del retrato de una familia burguesa.

Si se dejan cautivar por la mitomanía para todos los públicos (algo en lo que podrían reconciliarse Will Smith y Almodóvar), apostarán por el peculiar biopic de Jean-Luc Godard que Michael Hazanavicius se ha marcado en Le redoutable.

Si les puede su lado más autodestructivo, se rendirán al ciervo sagrado de Lanthimos (The Killing of a Sacred Deer).

El 28 de mayo tendremos la solución.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *