redaccion
Redacción filmAnd

Manuel H. Martín (Huelva, 1980) afronta del 10 al 18 de noviembre su segunda edición al frente del Festival del Cine Iberoamericano de Huelva. En esta entrevista repasa con nuestro redactor Ignacio Gutiérrez la relación de enriquecimiento del cine iberoamericano y el cine andaluz, la función de los festivales y el lugar que ocupa en la ciudad de Huelva su festival de cine y su programación.

 

Ignacio Gutiérrez (IG): ¿Existe un vínculo entre el cine andaluz y el cine iberoamericano?

Manuel H. Martín (MH): Yo digo que el idioma y sus variantes. Partimos de la universalidad del cine y del intercambio cultural. Ahí encontramos la riqueza del Iberoamericano, que es un festival con acento argentino, chileno, andaluz, colombiano, de República Dominicana, de Brasil… El cine tiene una capacidad de comunicación brutal porque es una fusión de muchas artes, la imagen es muy poderosa. Lo interesante es que en una sala oscura nos cuentan historias y ver al final que en el otro lado del mundo hay gente que comparte muchas de tus inquietudes, los mismos dramas, las mismas comedias, muchos ‘Lugares comunes’, por citarte ese título protagonizado por Federico Luppi.

 

IG: ¿Se trata de contar historias universales desde el punto de vista local?

Así es el buen cine andaluz: ser global pensando en lo local. Como espectador, lo maravilloso es que te cuenten historias con personalidad propia. Por ejemplo, en el festival se proyectarán películas como Una mujer fantástica, (fuera de concurso) que trata el tema de la transexualidad de forma muy actual. Es una historia muy universal que viene de Chile, pero que podría contarse en cualquier parte del mundo. Dentro de la sección oficial, tenemos dos documentales españoles, uno de ellos andaluz, Luna Grande, que trata sobre el viaje de Lorca por argentina. Es decir, precisamente la relación de un poeta andaluz con el otro lado, Argentina. Lo interesante del festival es que es una mezcla de miradas, de culturas.

Fotograma de 'Una mujer fantástica'

Fotograma de ‘Una mujer fantástica’

 

IG: ¿Cuál debe ser la función de los festivales de cine en la actualidad?

La cantidad de plataformas que existen permiten ver cine muy diverso. El festival es una oportunidad para disfrutar de títulos únicos y, sobre todo, para ver cine en pantalla grande. Todo es compatible en su contexto. Esas plataformas, muestran películas de todo el mundo. Los festivales, como eventos culturales, tienen una función más importante en esta sociedad: dar una oportunidad a los ciudadanos de disfrutar un tipo de cine que es complicado ver, especialmente en pantalla grande.

 

IG: ¿Qué otras actividades completan el festival además de las proyecciones y las diferentes secciones?

MH: Tenemos el 525 Aniversario con sesiones de proyección de proyectos que versan sobre aquella época del descubrimiento, vinculados o bien rodados en Huelva, incluso de solidaridad y cooperación. También, Huelva Capital Gastronómica 2017, una serie de actividades donde degustar la gastronomía, sobre todo para los visitantes. Para nosotros, un pilar básico: Cine y Valores, en la Universidad de Huelva, sobre cineastas mujeres en sus diferentes vertientes del cine. Vamos  a hacer un encuentro en el Centro Andaluz de Emprendimiento (CADE) de Huelva. Reuniremos a Assumpta Serna y  a Scott Cleverdon, dos cineastas, con empresarios, para mostrar que el cine es una industria cultural interesante en la que invertir y que las herramientas de comunicación del cine se pueden aplicar en las empresas.

Manuel H. Martín (a la izquierda), junto a Gabriel Cruz Santana, alcalde de la ciudad, en la presentación del cartel de la 43ª edición del Iberoamericano.

Manuel H. Martín (a la izquierda), junto a Gabriel Cruz Santana, alcalde de la ciudad, en la presentación del cartel de la 43ª edición del Iberoamericano

IG: ¿Se trata de acercar el cine a otros sectores?

MH: Queremos abrir el festival. Las secciones Nuevos Realizadores, Cortometrajes Internacional y Cortometrajes Nacional tendrán un jurado joven formado por estudiantes de esta ciudad. Queremos que los premios tengan una mirada joven más fresca. Además, habrá exposiciones, encuentros, cursos de formación para profesionales del medio… Queremos que el festival tenga una utilidad cultural y educativa. Generar nuevos espectadores también es industria.

 

IG: ¿Cómo es el público del festival? ¿Cuáles son las expectativas del festival esta edición?

MH: Sin contar las actividades paralelas, el año pasado fueron 27.000 espectadores solo en las proyecciones en una ciudad de 145.000 habitantes. Esperamos acoger  este año un número similar de personas. Hay un público muy interesado en el festival. El Festival de Cine Iberoamericano de Huelva tiene un público muy amplio y diverso. Les une las ganas y el hambre de cine.

 

IG: ¿Cuáles son las líneas del festival desde tu llegada? ¿Hacia dónde se dirige?

MH: Apostamos por un cine variado, por la educación, la cultura y los valores y, sobre todo, nos planteamos crecer moderadamente, de acuerdo con la ciudad.  No buscamos un crecimiento desmesurado. Queremos un festival sensato y coherente con la ciudad en la que está y, sobre todo, que tenga más programación a lo largo del año. Depende de la financiación y las instituciones que podamos tener ciclos. Este año hemos empezado en octubre, hemos dado los primeros pasos para conseguir lo que queremos: seguir programando.

 

IG: ¿Qué papel juega el cine andaluz en el festival?

MH: Es parte fundamental. Tenemos los premios Luz, dedicados a talentos nacionales y andaluces con mucha proyección, gente que está en la carretera rodando con proyectos detrás muy interesantes. Este año lo reciben Alfonso Sánchez y Alberto López, que todo el mundo conoce como ‘los compadres’. Tienen una primera película interesante con mucha personalidad, que generó mucho público. Ahora están trabajando en la segunda y les deseamos muchísimo éxito. También Talento Andaluz, que se proyecta en el mismo espacio que la sección oficial. El Festival de Cine Iberoamericano de Huelva quiere ser el festival del cine andaluz.

 

IG: ¿Por qué se ha decidido separar la sección cortometrajes en Internacional y Nacional?

Primero, por la gran cantidad de cortometrajes que había. Segundo porque somos uno de los festivales que tiene el sello para los premios Goya. Si programo cuatro puedo dar la oportunidad de que haya muchos más cortos, hemos subido el volumen, el hecho de tener nacional e internacional es darle espacio a los dos.

Federico Luppi en un fotograma de 'Lugares comunes'

Federico Luppi en un fotograma de ‘Lugares comunes’

IG: ¿Este año habéis querido homenajear al actor recientemente fallecido Federico Luppi?

Luppi fue Premio Ciudad de Huelva. Su fallecimiento lo hemos lamentado mucho. A mí me cogieron muchas películas de él cuando estudiaba en la facultad,  Martin H… para mí era, lo digo como lo siento, era el Robert de Niro de argentina, lo más grande. Tiene muchos títulos interesantes en su filmografía, Cronos es una de mis películas favoritas porque está él. Para nosotros era muy importante dedicarle el ciclo. Fue premio Ciudad de Huelva y, claro, dedicarle este ciclo al gran actor era para nosotros como una deuda.

 

IG: ¿No coinciden demasiados festivales en Andalucía en esta época del año?

MH: Creo que hay que diferenciar los festivales por tamaño. Más allá de eso, los que nos movemos en determinados presupuesto y repercusión internacional sí puede ser que coincidamos algo en las fechas. Hay que entender que por programación, por el propio clima, en Andalucía existe mucha concentración de festivales en otoño e invierno. Como tenemos buena relación con el resto de festivales, para nosotros no es un problema. Tratamos de encajar, que no coincida la inauguración con la clausura de Sevilla, pero si hay invitados que podemos compartir, contactos, películas, si se crea una sinergia para nosotros es estupendo. Estamos cerca, debemos colaborar lo máximo posible.

 

IG: ¿Cómo se inserta el festival en la vida de la ciudad?, ¿en qué espacios se desarrollará?

MH: Las sedes principales son el Gran Teatro y la Casa Colón, que acogerán todas las secciones a competición. Luego, tenemos el Museo de Huelva, que se estrena como sede y donde se mostrarán los ciclos de Cine Imaginera, Cine Argentino y Cine Andaluz. Para nosotros son muy importantes las sedes provinciales, donde la sección Talento Andaluz se abrirá a diferentes puntos de la provincia de Huelva como la Sociedad Cultural Harina de Otro Costal Casino de Rociana, Harina de Otro Costal en Trigueros, y la Casa Natal de Zenobria y Juan Ramón Jiménez en Moguer.

 

IG: Entonces, ¿la actividad del festival está concentrada geográficamente?, ¿será sencillo abarcar todas las proyecciones para alguien que no quiera coger el coche?

MH: Yo creo que una de las apuestas que hemos hecho es centrar mucho la programación de las sedes oficiales. Hay más actividades paralelas en la universidad, en las cocheras del puerto, en las sedes provinciales…  El hecho de tener mucha programación en el centro implica revitalizarlo, que el festival sea un motor cultural de la ciudad. Queremos conseguir una repercusión internacional del festival y de la ciudad y la provincia de Huelva.

 

IG: ¿Cuál es el valor del Festival Iberoamericano de Huelva?

MH: Sobre todo, que la gente sepa que merece la pena porque tiene 43 años de historia. Fue uno de los pioneros en tratar con tanto cariño y dedicación al cine iberoamericano. Estamos viviendo un momento bonito, dulce, de vuelta a los orígenes. La gente siente el festival como suyo, la ciudadanía. Tenemos muchos elementos interesantes para que el público tenga ansias y ganas de ir a las salas y disfrutar del cine, del ambiente, que tengan encuentros, que vean a Darío Grandinetti  por las calles de Huelva. Queremos trasladar la pasión que tenemos todos los que estamos dentro, queremos que las cosas salgan bien, que el festival salga bien y que la gente se enamore del festival tanto como lo estamos nosotros.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *