Reales Alcázares de Sevilla en 'Juego de Tronos'
redaccion
Redacción filmAnd

Más protagonismo para los escenarios de cine españoles. La reducción fiscal a los rodajes internacionales en España permitirá una mayor rentabilización turística de las localizaciones. Según la enmienda acordada por Ciudadanos con el Partido Popular (PP) el pasado miércoles 17 en el Congreso de Diputados, las producciones extranjeras que superen un millón de euros además de beneficiarse de una reducción fiscal del 20 por ciento, deberán incluir en los créditos la localización y la Film Commission correspondiente, así como ceder imágenes para promoción turística.

En concreto, esta enmienda que formará parte del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, determina que los productores que se acojan a este beneficio fiscal, por su parte, deben explicitarlo en los títulos de crédito y en la publicidad de la producción, así como señalar las localizaciones de rodaje en España, la colaboración del Gobierno, las comunidades autónomas correspondientes y la Spain Film Commission y las Film Commissions territoriales.

 

Rentabilizar las superproducciones extranjeras

En declaraciones a Filmand, el presidente de la Spain Film Commision, Carlos Rosado, manifiesta que se trata de igualar la normativa a las exigencias de otros países. Es una obligación para los productores, es decir, una “reciprocidad” entre los empresarios y la administración que hasta ahora “sorprendentemente” no recogía la ley, ya que solamente atendía a la reducción fiscal del 20%, que lleva ya en activo dos ejercicios.

Para Rosado, los beneficios son claros: “Primero, las localizaciones que aparecen en las películas se beneficiarán del esfuerzo que hace el Estado al devolver dinero a las producciones internacionales. Y segundo, podremos utilizar las imágenes de la serie o película para promover más rodajes y mejorar la rentabilidad turística de los territorios”, según afirma el presidente de la Spain Film Commissions.

En la reforma fiscal del 2014, a petición de la Spain Film Commissions, se modificó el impuesto de sociedades para ofrecer un beneficio fiscal a las producciones extranjeras del 15% para promover la inversión. En el 2016 esta reducción fiscal aumentó al 20%. Para Rosado es fundamental no solo una reforma económica, sino cualitativa, que permitirá “rentabilizar mediáticamente e internacionalmente el impacto de una serie o película que se ha beneficiado del beneficio fiscal”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *