redaccion
Redacción filmAnd

La televisión se mantiene en Andalucía como el principal medio de comunicación, con una media de consumo de 175 minutos por persona y día, por encima de la radio (134 minutos), según datos referentes a 2016 y recogidos en el Barómetro que ha hecho público el Consejo Audiovisual de la comunidad (CAA), en un acto en el que ha estado la presidenta del CAA, Emelina Fernández Soriano, y una de las consejeras del mismo, Cristina Cruces Roldán.

La televisión sigue teniendo una implantación casi general, el 97’6 de los andaluces afirma verla a diario, pero aumentan las diferencias de consumo por generación: los mayores de 65 años rozan las 4 horas y los más jóvenes apenas llegan a las 2. Internet también sigue ampliando su implantación y alcanza ya al 75% de la población andaluza.

A la izquierda, Emelina Fernández (presidenta del CAA) y a la derecha Cristina Cruces (consejera del mismo organismo), en la presentación del Barómetro del Audiovisual en Andalucía.

A la izquierda, Emelina Fernández (presidenta del CAA) y a la derecha Cristina Cruces (consejera del mismo organismo), en la presentación del Barómetro del Audiovisual en Andalucía. Foto: Twitter del CAA.

Con respecto a los contenidos televisivos, hay uno que destaca especialmente: la ficción desbanca a la información y al entretenimiento, en un adelanto histórico (siempre encabezaban los informativos este ránking) en el que pesa también mucho el cambio generacional. Un 66,9,% elige las series y las películas como “los programas que más suele ver”, superando a los informativos (seleccionados por un 54,1%), los programas de entretenimiento (variedades, telerrealidad…, que alcanzan un 36,7%). Le siguen, en orden de preferencia, los programas culturales (16’3), los concursos (15’7), y los deportivos (14,8), entre otros.

El visionado de televisión online ha crecido de manera asombrosa en los últimos dos años (30 puntos porcentuales desde 2014), alcanzando ya al 45 por ciento de los internautas y al 34 por ciento de la población andaluza. El soporte más utilizado para este visionado sigue siendo el ordenador (52%), aunque pierde cuota con respecto a las tablets (39%), los móviles (19%) y las smart TV (15%, con una subida también considerable).

Otras conclusiones muy significativas de este Barómetro del Audiovisual Andaluz son las referentes al hábito de consumo colectivo de televisión, que confirma una tendencia a la baja. Solo mantiene una frecuencia diaria en el 54% de las familias que cuentan con menores de 18 años. Por el contrario, se refleja un aumento del consumo simultáneo en varias pantallas de los diferentes miembros de la familia, tanto en un mismo espacio como en los distintos espacios de la casa. Y se asocia claramente el visionado del televisor principal de la casa con los miembros mayores de la casa mientras que los más jóvenes están conectados en ese mismo momento a otros dispositivos como ordenadores, tablets o móviles.

En otro de los apartados recogidos por el Barómetro, se detalla cuáles son las principales preocupaciones de los telespectadores con respecto al medio: el exceso de programas del corazón queda señalado por el 26,5% como el principal problema, mientras que el 15,3% apunta a una sobreabundancia de la publicidad y el 10,6% destacan la “falta de educación y civismo”.

El Consejo Audiovisual de Andalucía se define en su web como “una autoridad audiovisual pública, de autogobierno e independiente”. Su misión es analizar los contenidos y la publicidad que emiten las radios y las televisiones, tanto públicas como privadas, para garantizar que se adaptan a la ley y respetan los derechos de la ciudadanía. Cuenta con una Oficina de Defensa de la Audiencia y otra de sus funciones es la mediación entre los distintos agentes del sector audiovisual y la sociedad para mejorar la calidad de los contenidos.

El Barómetro del Audiovisual Andaluz es un documento anual (cumple su décima edición, desde que se publicara el primero en 2007) que desarrolla e interpreta un estudio demoscópico en el ámbito de la Comunidad Autónoma Andaluza, con una muestra de 2452 entrevistas y un cuestionario de 72 preguntas formales. Puede consultarse todo el documento completo (en formato PDF) en este enlace.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *