Andalucía en juego de tronos Almeria
Fran Barquilla
Fran Barquilla

Si una frase identifica a ‘Juego de Tronos entre su millones de fans es la que repiten como un mantra los Starks y el resto de norteños: “Se acerca el invierno”. El primer episodio de la temporada uno lleva ese nombre y desde ahí se escucha capítulo sí y capítulo también. Con ese lema, parecía difícil que Andalucía en Juego de Tronos fuese a ser en escenario emblemático de la ya mítica serie de HBO, que lejos de recibir al invierno y enfriarse bajo la amenaza de los caminantes blancos, se fríe en la calícula estival justo antes del estreno de la séptima (y penúltima) temporada. Aquí “el invierno no se acerca”; aquí en Andalucía pareciera que la Khalessi, esa Daenerys de la Tormenta que ha mostrado en sus redes lo que le gusta esta tierra, estuviera todo el día animando a sus dragones a lanzar llamaradas: ¡Dracarys!

Ya en la quinta temporada, Andalucía en Juego de Tronos se convirtió en Dorne. Como reconoció el propio autor de la saga literaria en la que se basa la serie, R. R. Martin, para describir este reino en sus novelas se inspiró en Andalucía, La ciudad libre de Volantis también fue andaluza.

Sevilla y su Alcázar fueron los Jardines del Agua de la casa de los Martell. Sin salir de la provincia, en Osuna, su plaza de toros transformó su albero en arena de combate como la Fosa de Daznak en Meereen. 2.500 extras andaluces volcados con Daenerys Targaryen y con el ‘pequeño’ de los Lannister. Córdoba también fue protagonista: el Puente Romano, se convirtió por unos días el Puente Largo de Volantis.

Andalucía en Juego de Tronos

En la sexta temporada, el rodaje viajó hacia Andalucía oriental. Almería recordó su época dorada del Spaguetti Western y prestó algunos de sus espacios más simbólicos para acoger la tierra de los dothraki, los jinetes que secundan a Daenerys, la Khalessi. En Pechina, en el paraje del Chorrillo de Sierra Alhamilla, se rodaron escenas de Vaes Dothrak, la capital comercial de los dothraki. El Desierto de Tabernas, a medias con las Bardenas Reales navarras, fue el Mar Dothraki, que no tiene agua y sí una inmensidad de pastos.

Sin salir de Almería, la Torre de Mesa Roldán, en el Cabo de Gata, fue parte de Meereen, y la Alcazaba terminó de hacernos una idea de cómo imaginó Martin la capital de Dorne.

Andalucía en Juego de Tronos

En resumen, Andalucía en Juego de Tronos es muy de Khalessi o ella de Andalucía. Al menos hasta ahora. Porque la duda es, con tanto secretismo para evitar spoilers, ¿qué veremos de Andalucía en esta nueva entrega? Todo lo que rodea los escenarios de la serie suelen ser un misterio, y aunque sabemos la lista de localizaciones, los fans no dejan de imaginar correspondencias.

Se sabe que Almodóvar del Río, en Córdoba, es uno de los enclaves elegidos. Como pista tenemos su castillo medieval del siglo XIV. De Sevilla han vuelto a elegir el Alcázar y se han rodado escenas en las Atarazanas, los astilleros de los siglos XIII, XIV y XV. En la provincia, Santiponce y sus ruinas de la ciudad romana de Itálica pueden ser espacios para recrear Pozo Dragón, un gran edificio con una cúpula derrumbada en Desembarco del Rey donde encerraban a los dragones.

Y para confabular, sabemos también los actores que pasaron por aquí el pasado invierno: Emilia Clarke (Daenerys), Peter Dinklage (Tyrion), Kit Harington (John Snow), Nikolaj Coster-Waldau (Jaime Lannister), Conleth Hill (Varys), Gwendoline Christie (Brienne de Tarth), Liam Cunningham (Davos Seaworth), Hafþór Júlíus Björnsson (La Montaña), Iain Glen (Jorah Mormont) y Pilou Asbæk (Euron Greyjoy), entre otros.

Se admiten apuestas mientras esperamos ver Andalucía en Juego de Tronos como alguno de sus Siete Reinos. Que empiece la temporada. ¡Dracarys!

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *