La tacita de plata se afianza como escenario cinematográfico con el rodaje de largometrajes, cortos y, sobre todo, documentales. La capital gaditana es valorada por sus escenarios naturales, su patrimonio histórico y cultural y por poseer una luz especial que enamora a la cámara

http://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/robles.jpg
30 Jul 2019
Mª Angeles Robles

El cine siempre ha mirado con cariño a la capital gaditana. Desde los años 60, en los que Cádiz fue escenarios de películas como La viudita naviera de Luis Marquina, hasta el rodaje de grandes producciones como Muere otro día, Alatriste o Knight and Day, Cádiz ha sabido hacerse un hueco importante como escenario cinematográfico natural.

La presencia de la ciudad en la gran pantalla se ha reforzado desde que Cádiz se incorporó a la Red de Oficinas Virtuales de Gestión del Territorio de Andalucía Film Commission para promociones audiovisuales. Desde la Cádiz Film Office se da apoyo y cobertura a todos los rodajes que se realizan en la ciudad y, a lo largo de todos estos años, se ha apostado por convertir a la capital gaditana en un escenario cinematográfico competitivo.

Los datos hablan por sí solos: en los seis primeros meses de este año en la capital gaditana se han rodado más de diez producciones que incluyen largometrajes, cortos, series de televisión y, sobre todo, documentales. Además, se ha contado con localizaciones de la ciudad para la realización de spots publicitarios y programas de televisión.

Frente a los tres largometrajes rodados en la ciudad el pasado año –The Rhythm Section, Antes de la quema y Mi vida– en 2019 se han rodado dos: Operación Camarón, la película de Carlos Therón que se estrenará previsiblemente en 2020, y Mi gran despedida de Antonio Hens y Antonio Álamo, que se adelantó en el Festival de Málaga.

Las calles aledañas al barrio del Pópulo, los alrededores del mercado o la recurrente playa de La Caleta dan la talla como escenarios de cine en estas dos producciones. También podemos reconocer algunos espacios de la capital gaditana en el cortometraje Amén, una comedia negra dirigida por Lucía Laguna y David Martín.

‘Operación Camarón’.

Pero si hay un género recurrente en los rodajes de 2019 es el documental. La ciudad ha acogido el rodaje de siete proyectos en lo que va de año. La importancia de Cádiz como encrucijada histórica y cultural y su riqueza patrimonial son especialmente valoradas por las productoras de documentales como Lion TV, que ha contado con la capital gaditana para rodar Pulse of the planet, o Doctora House, que ha rodado en la ciudad parte de La vuelta al Mundo Magallanes y Elcano.

Avanzando en la Igualdad (Asociación Páginas Violetas), Faces of the Fleet (ClickOnMedia), Cádiz Fish Marquet (INT Productions) y Un viaje profundo en Europa (NHK Educational Corporation) completan la lista de documentales rodados en Cádiz capital, a la que se suma Los últimos días del Capitán Veneno de Beson Señora Producciones. También se ha solicitado permiso de rodaje para la serie de televisión La Templanza de Atresmedia Studios.

Para Carlos Paradas, que está al frente de la concejalía de Fomento del ayuntamiento gaditano, los beneficios que los rodajes suponen para Cádiz son significativos “de forma directa desde el momento en que la productora viene buscando localizaciones”, aunque el impacto real se produce “con la llegada de los equipos de producción”.

La repercusión positiva de los rodajes en la ciudad se refleja en “la reserva de hoteles y la contratación de servicios de profesionales, en la contratación de figurantes, lo que supone la creación de contratos temporales; la contratación de bienes y servicios a proveedores locales y el propio consumo que genera el despliegue de técnicos y profesionales durante el tiempo que los equipos permanecen en la ciudad”.

Como contrapartida, Paredes admite las “dificultades que pueden ocasionar algunos rodajes y la necesidad de coordinación de los servicios cuando se producen cortes de tráficos y es necesario el uso de espacios públicos”.

‘Mi gran despedida’.

Que Cádiz sea un escenario de cine supone también una importante promoción para la ciudad. Carlos Paredes destaca que el cine es “una ventana” que permite mostrar la ciudad al mundo, “desde su trama urbana a su patrimonio natural y su cultura y, por qué no decirlo, un bien muy apreciado en Cádiz que es su luz”.

Desde la Cádiz Film Office se trabaja desde hace muchos años “para dar a conocer las inmensas posibilidades de Cádiz como localización idónea para el rodaje de producciones audiovisuales” y desde el ayuntamiento gaditano se reconoce el “importante potencial económico de este sector”, ya que se estima que “entre un veinticinco y un treinta por ciento del presupuesto asignado al proyecto, se queda en el lugar de localización elegido”.

Pero la repercusión de los rodajes en la capital gaditana va más allá de su impacto económico puntual porque esta actividad también se refleja en una importante promoción turística. Como comenta Paredes, “cada vez es mayor el turismo inducido por el cine. Es un turismo de motivaciones que busca alternativas a los destinos tradicionales”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *