Amalia Bulnes
Amalia Bulnes

Pionera, de vanguardia y avanzada. Han sido los calificativos más repetidos por el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, que finalmente ha llevado al Consejo de Gobierno, para su aprobación, la Ley del Cine de Andalucía. Único texto normativo autonómico de estas características en todo el país, la futura Ley del Cine será remitida inmediatamente al Parlamento para su aprobación y puesta en marcha “antes de que termine la legislatura”, confía Vázquez; y suponga “el respaldo definitivo que necesita este sector”.

Pero vayamos por partes. ¿Por qué es una ley pionera? Tras la celebración del Consejo de Gobierno, el consejero ha comparecido ante los medios de comunicación y ha asegurado que “esta ley crea un cauce de diálogo y comunicación permanente con el sector”, al tiempo que contempla un marco financiero estable a través de la creación de una cartera de recursos económicos, “que no existe en la Ley estatal”, según Vázquez, y que se nutrirá de los presupuestos autonómicos, del Fondo de Apoyo a las Pymes Culturales y de los fondos estatales para el cine cuya gestión corresponda a la Junta, así como de donaciones, transferencias y aportaciones, entre otras fuentes. Tan sólo en la Consejería de Cultura, la futura Ley del Cine prevé una inversión presupuestaria superior a los 48 millones de euros en el periodo comprendido entre 2017 y 2022.

Y es que, el texto normativo que recoge la Ley del Cine de Andalucía es a día de hoy un marco general de actuación que se irá concretando a través de la que han venido en llamar Estrategia Andaluza para el Impulso de la Industria Cinematográfica -léase: un periodo de implantación y de desarrollo de las medidas concretas y el reglamento de la ley- que se trabajará durante los próximos seis años.

Esta estrategia será la que establezca tanto las líneas de trabajo concretas como los compromisos económicos y será el principal instrumento de coordinación de las políticas públicas recogidas en la ley. Su labor se centrará en incentivar la creación, el desarrollo y la producción cinematográfica y audiovisual; mejorar las condiciones de exhibición, y fomentar la atracción de rodajes y la distribución, la promoción y el acceso a festivales y mercados nacionales e internacionales.

Este proceso del desarrollo reglamentario de la ley será supervisado por una comisión de seguimiento que el gobierno autonómico ha bautizado como el Consejo Asesor de Cinematografía: órgano consultivo en el que participarán, no sólo miembros de las diferentes instituciones implicadas en el desarrollo de la ley, sino “profesionales del cine andaluz de muy reconocido prestigio”, ha avanzado Vázquez.

Y así las cosas. ¿Por qué es una ley avanzada?

La nueva Ley del Cine de Andalucía incluye medidas para impulsar la alfabetización audiovisual, acercar la creación cinematográfica a las aulas, aumentar la presencia de las mujeres en la industria, favorecer los rodajes en la comunidad, incorporar al sector en las políticas autonómicas de internacionalización, mejorar el acceso de las personas con discapacidad al cine y reforzar la protección del patrimonio vinculado a la actividad.

“Se trata de reivindicar el papel de la mujer en la historia del cine de Andalucía y fomentar que tenga una mayor presencia en producciones futuras. Y en cuanto a la igualdad de oportunidades, uno de los objetivos es que las salas de cine estén adaptadas para personas con movilidad reducida, con la obligación de reservarles un 3% del aforo”, ha detallado el consejero.

Otro de los objetivos de la futura la ley será el apoyo a la exhibición y a la creación de nuevos públicos, ámbitos en los que se incluirán ayudas novedosas como las destinadas a apoyar la digitalización de las pantallas de cines. El nuevo marco jurídico también prevé la creación de una red cultural de salas de cine públicas y privadas para la difusión de obras andaluzas y europeas de calidad.

Otras novedades, que ahondan en el elemento participativo de una ley que ha sido redactada en plena comunicación con los profesionales del cine de Andalucía, será la creación del Centro de Información y Seguimiento de la Actividad Cinematográfica y Audiovisual, que se encargará de realizar trabajos estadísticos y de tratamientos de datos; y el Registro Andaluz de Empresas Cinematográficas, “que hasta ahora no existía”. Entre otras funciones, este instrumento facilitará el acceso a incentivos y a la calificación y certificación de nacionalidad de las obras. También se prevé la constitución de una red de archivos con el fin de conservar el patrimonio en este ámbito.

Finalmente, tal y como hemos apuntado al inicio de la información, el consejero de Cultura ha destacado que se trata de una ley avanzada. ¿En qué?

En cuestiones como que esta ley recoge una realidad innegable: la existencia del llamado Cine Andaluz, “un sector que está tirando del carro de la recuperación económica en Andalucía”. Según los últimos datos disponibles, correspondientes al año 2016, Andalucía cuenta con alrededor de 1.400 empresas dentro del sector audiovisual, de las que 625 están centradas en actividades cinematográficas y televisión. Estas sociedades generan unos 10.000 empleos directos y 20.000 indirectos. Por otro lado, el año pasado se batió en Andalucía el récord de número de rodajes, con un total de 1.336 que generaron un impacto económico de 118 millones de euros y dieron trabajo a unos 15.000 profesionales. También aumentó la cifra de salas de cine hasta llegar a las 561(un 3% más que en 2015), con 15,5 millones de espectadores y una recaudación de 85 millones de euros.

“Vivimos en un momento de revolución de la industria audiovisual y el gobierno andaluz ve una oportunidad en el cine como exponente del modelo productivo”, ha explicado el consejero que ha hablado de “pleno empleo” een algunas de las áreas profesionales más demandadas en esta industria. “Existe un nicho de trabajo cualificado que puede dar de sí mucho más de lo que está dando”, ha reconocido Vázquez, para lo que se está trabajando, como así lo recoge también la ley, en ampliar y/o crear nuevas disciplinas formativas y académicas.

Participación del sector y consenso

En la redacción de la ley han participado entidades como la Asociación de Empresas de Producción Audiovisual y Productores Independientes de Andalucía (Aepaa-Apria); la Plataforma de Empresarios y Creadores del Audiovisual Andaluz (Pecaa); la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA); la Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales (Aamma); la Asociación de Empresas de Distribución Audiovisual de Andalucía (Aedava) y la Asociación Profesional de Técnicos Audiovisuales y Cinematográficos de Sevilla (Tesea), además de Asecan (Asociación de Escritores y Escritoras de Cine en Andalucía).

Miguel Ángel Vázquez ha confiado en que el mismo consenso que se ha producido con el sector se pueda dar también con los grupos políticos en el Parlamento andaluz, de manera que sean “sensibles” ante lo que representa esta ley “pionera” y que situará a Andalucía como una referencia en España.

 

 


Un comentario sobre “La Ley del Cine de Andalucía garantizará un marco estable de financiación

  1. La Asociación de Productores de Cine de Málaga PROCINEMA también es partícipe y ha colaborado en la nueva Ley del Cine. Ya que no se cita en la noticia y tampoco se consulta después de recibir su publicidad puntualmente, aquí dejo la nota aclaratoria.
    Un saludo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *