Juan Gabriel García
Juan Gabriel García

Jota Bayona demuestra con Jurassic World. El reino caído (Universal Pictures, Amblin Entertainment,  The Kennedy/Marshall Company, Perfect World Pictures, Legendary Pictures) que está capacitado para afrontar cualquier proyecto cinematográfico, por ambicioso que sea. Con esta película ha realizado un trabajo impecable, y ha logrado dotar a esta franquicia de su personalidad fílmica, que queda reflejada por el tono gótico de numerosas escenas, su facilidad narrativa y el concepto universal del cine espectáculo que posee.

De alguna manera nos ha devuelto las sensaciones de asombro y emoción que experimentamos los que en 1993 éramos púberes, cuando vimos la cinta que abrió esta saga impulsada por Steven Spielberg. Bayona se muestra soberbio al llevar a la gran pantalla un guión escrito por Colin Trevorrow y Derek Connolly, basado en el universo creado por Michael Chrichton.
Jurassic World. El reino perdido

Jurassic World. El reino caído

El aspecto más positivo lo situaría en el montaje, el ritmo de la película. Se nos presenta frenético, sin dejarnos espacio para tomar aire y todo, dentro de los estándares que determina el cine espectáculo ‘palomitero’, con una estructura de guión que justifica lo que vemos, donde cada paso está justificado, especialmente en la primera mitad del filme. Con una magistral secuencia de arranque.
Muchos aciertos
En cuanto al pero, pues hablamos del problema habitual que terminan desarrollando estas secuelas, que en algún momento corren el riesgo de convertirse en una especie de remake. Algo de eso también encontramos en esta propuesta, pero no supone un lastre tan pesado como para echar por tierra los numerosos aciertos que tiene.
Jurassic World. El reino perdido

Jurassic World. El reino caído

En cuanto al argumento, el guión le da dos vueltas de tuerca a las premisas en las que se sustenta la saga. Por un lado, el dilema moral respecto a qué hacer con los dinosaurios, ¿hay que protegerlos, tienen algún tipo de derechos, deben actuar los gobiernos? Por otro, surge una vez más, y con mayor fondo filosófico, el debate de los límites de la manipulación genética y la clonación que la ciencia permite al ser humano.
En definitiva, una película muy interesante que a buen seguro satisfará las expectativas de los admiradores de este tipo de cine y gustará a aquellas personas que alguna vez han mostrado atracción por el mundo de Parque Jurásico. Jurassic World. El reino caído pugna por convertirse en la mejor película de esta taquillera franquicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *