redaccion
Redacción filmAnd

Juego de Tronos regresa a Sevilla. Lo hace por última vez y a un destino conocido: las ruinas romanas de Itálica, situadas en Santiponce (Sevilla). El equipo de rodaje de la superproducción de HBO tiene previsto trabajar durante más de un mes recreando el anfiteatro de Pozo Dragón.

En la séptima temporada, las ruinas de Itálica se convirtieron en el escenario de una de las escenas más ansiadas de la serie. Reconvertida en Pozo Dragón, unas ruinas situadas en la Colina de Rhaenys del imaginario reino de Desembarco del Rey, Daenerys Targaryen y Cersei Lannister se vieron por fin las caras. No fue en una cruenta batalla, sino en una negociación para hacer frente común contra el temible ejército de muertos del Rey de la Noche.

Una tarima sobre la arena del anfiteatro

Para la ocasión, los especialistas de Juego de Tronos colocaron una gran tarima sobre la arena del anfiteatro, donde Cersei recibió a sus enemigos. Por esa razón, no se trata solo de usar las ruinas romanas, sino de intervenir en ellas, ya que las escenas  requieren, al igual que sucedió en el rodaje de la séptima temporada, la instalación de un andamiaje y levantar una estructura de madera sobre el que debe ir colocado un decorado conformado por un estrado y otros elementos menores.

Escena de Juego de Tronos en Itálica (Sevilla)

Escena de Juego de Tronos en Itálica (Sevilla)

En declaraciones a Filmand, José Manuel Girela, delegado territorial de Cultura en Sevilla, ha explicado que “hemos negociado para que no se tenga que cerrar el enclave durante la preparación ni el rodaje. Se ha facilitado el acceso al monumento desde la parte de arriba, el cementerio de Santiponce. El anfiteatro sí va a estar cerrado”.

Entre el 3 y el 18 de mayo sólo se podrá visitar el teatro, que no se encuentra dentro del recinto principal. Desde el 19 al 27 de mayo, se podrán visitar todas las ruinas, menos el anfiteatro. Desde comienzos de abril, el anfiteatro se ha cerrado parcialmente, para permitir los preparativos del rodaje.

El teatro se abre para compensar el cierre del anfiteatro y que normalmente sólo acoge funciones del ciclo de Teatros Romanos de Andalucía y el Festival Internacional de Danza de Itálica.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *