avila
Alejandro Ávila

Las heridas del viento es una película de paradojas: es un filme basado en una obra teatral y rodado en dos teatros. Lo protagoniza una mujer, Kiti Mánver, que interpreta a un hombre de aspecto andrógino. Su estreno mundial, no podía ser de otra manera, se hará en un teatro adaptado para proyectar películas durante el Festival de Cine de Sevilla: el Lope de Vega. El cordobés Juan Carlos Rubio debuta como director de cine y bajo la producción de Bernabé Rico. Lo hace con una adaptación de una obra teatral en la que ha dirigido durante tres años a su amiga Kiti Mánver, premio RTVA en el certamen cinematográfico andaluz.

 

Alejandro Ávila (AA): ¿Qué dificultades le ha supuesto colocarse por primera vez detrás de la cámara?

Juan Carlos Rubio (JCR): He estado detrás de la cámara como guionista. Mi relación con el cine era muy amplia, aunque no hubiera dirigido antes. Es decir, no llego como un desconocido. Lo hago con mucha ilusión. La dirección de actores es algo que llevo haciendo desde hace mucho como director de teatro. Además tenía la facilidad de tener a grandes actores como Kiti Mánver y Daniel Muriel. Me he rodeado de un equipo fantástico: uno puede arriesgarse cuando cuenta con red.

 

AA: ¿Qué esencia destila la película de la obra teatral?

JCR: Me considero un contador de historias, me da igual si es en teatro, cine o televisión. En esta obra persiste la importancia de la comunicación, el valor del perdón, el dar un paso adelante y vivir la vida intensamente. Amar es tener las ganas de amar, esa era la esencia de la obra teatral y lo es también de la película.

 

AA: Llama la atención la localización: ¿Dónde está rodada la película?

JCR: Está rodada en tres lugares distintos: el interior de dos teatros, el Teatro Lara de Madrid y Coliseo de Carlos III de El Escorial. Hemos rodado en camerinos, pasillos y salones, creando ese mundo particular donde situamos a los dos personajes. Por último, hemos rodado en los exteriores de una playa andaluza.

 

AA: ¿Cómo es trabajar con una actriz con la trayectoria de Kiti Mánver?

JCR: Maravilloso. Llevo dirigiéndola doce años en siete espectáculos. El último se llama Sensible y estamos ahora de gira. Llegamos a la película con una relación íntima. Es extraordinaria, hiperdotada. El suyo es un personaje complejo, porque es una mujer que interpreta a un hombre, pero es un hombre con características andróginas. Hace un trabajo finísimo y complicadísimo, que ella resuelve con verdad, naturalidad y brillantez. Tanto ella como Dani son unos actores fabulosos, dirigirlos es muy fácil porque tenemos mucha relación. Ha sido un rodaje muy corto, pero con un ensayo de tres años.

 

AA: ¿Suele hablar con Kiti Mánver, chica Almodóvar, del director manchego?

JCR: Los dos admiramos muchísimo a Pedro Almodóvar, ella ha trabajado en cinco películas suyas. Es un grande de la historia del cine mundial y a los dos nos gusta muchísimo su universo. Es un creador que, como Fellini,  ha logrado tener un sello muy personal. Es un hallazgo estético impresionante.

 

AA: ¿Le ha resultado complejo trasladar una obra teatral al lenguaje cinematográfico?

JCR: No, porque realmente el teatro es múltiple y el cine también. Las barreras se han traspasado muchas veces. Hay películas que tienen un aroma teatral muy potente, como Dogville (Lars von Trier), La soga (Alfred Hitchcock) o La venus de las pieles  y Un dios salvaje (Roman Polanski). Lo importante son los personajes y las historias. En el cine lo haces en una pantalla y en el teatro jugamos con el aquí y ahora, pero las sensaciones se transmiten igual.

 

AA: ¿Es el blanco y negro un homenaje al programa Estudio 1?

JCR: No, en todo caso sería un homenaje a Casablanca, que estaba antes. Siempre pensé que era una obra teatral en blanco y negro. El vestuario, el póster y la iluminación eran en blanco y negro, quería preservar esa sensación de que en el amor hay luces y sombras. No quería color. El trabajo que ha hecho Roberto Fernández es sensacional, refleja esa zona gris en la que muchas veces nos movemos los seres humanos. Es difícil definir los sentimientos como blancos o negros.

 

AA: ¿Cree que este tipo de historias de personas que ocultan su homosexualidad irán desapareciendo?

JCR: Creo que en esta cuestión se ha avanzado muchísimo. Hace 40 años, había una ley que te podían encarcelar por ser gay. Imagínate cómo han cambiado las cosas, que ahora te puedes casar. Las nuevas generaciones lo vamos a afrontar de otra manera, aunque pedimos a nuestros padres que se comporten de una manera que no es posible. Creo, en cualquier caso, que siempre va a haber secretos ocultos en las familias.  Lo que plantea la película es el problema de la comunicación. A pesar de Internet y Whatsapp, en el fondo sufrimos una profunda incomunicación sentimental.

 

AA: Los andaluces Dani de Zayas, Bernabé Rico… forman parte del equipo de tu película. ¿Hay talento en el cine andaluz?

JCR: ¡Hombre (se ríe), no seré yo el que te diga otra cosa! Tanto en la parte técnica, como en la artística. Vivimos un momento brillante, siempre ha habido mucho talento. Esto es tierra de creación. Hay que destacar el papel de Canal Sur, que ha apostado por una película distinta.

 

AA: ¿Cuáles son las fortalezas del cine hecho en Andalucía?

JCR: Me gusta pensar que lo más importante para hacer cine es el impulso creativo y creo que hay mucho material, originalidad y profundidad. La parte técnica depende del presupuesto. Excepto en casos aislados, se manejan presupuestos muy por debajo de lo necesario. Muchas veces tienes que ajustar y contar con lo que tienes. Lo esencial, la fuerza creativa, de eso hay de sobra.

 

AA: ¿Cuáles son sus debilidades?

JCR: Tiene que ver con el nivel presupuestario, las inversiones públicas si fueran mayoresayudarían mucho. Hace falta más apoyo público y privado, mejorar la ley de mecenazgo. El cine es la seña de identidad de un pueblo. La audiovisual es la segunda industria más grande de Estados Unidos. En España, hay miles y miles de personas que han puesto el foco en España, gracias a Almodóvar.

 

AA: ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

JCR: Estamos de gira por Andalucía y España con Sensible. Estoy colaborando con Bernabé Rico en un guión para su debut en el largometraje. Está basado en un texto teatral mío, que se llama 100 metros cuadrados, el inconveniente. La película se llamará El inconveniente y se rodará el año que viene.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *