El productor de películas como ‘Gernika’ o ‘Viaje al cuarto de una madre’ participará el lunes 29 en una sesión de Los Oficios del Cine que estará dedicada a la producción ejecutiva.

juan antonio bermudez
24 Abr 2019
Juan Antonio Bermúdez
ver trailer

Su amor por el cine le llegó en la infancia y por vía familiar. Su abuelo era proyeccionista en el legendario y ya desaparecido Palacio del Cine, en Málaga. Luego, tras formarse como economista, esa vocación lo llevó a convertirse en productor y a participar de forma muy activa en algunos de los títulos más interesantes del cine español reciente desde Andalucía y desde su productora Pecado Films. El nombre del malagueño José Alba está así detrás de Gernika (Koldo Serra, 2016) y de Viaje al cuarto de una madre (Celia Rico, 2018), aclamada ópera prima que tuvo cuatro nominaciones a los Goya y tres premios ASECAN.

Intentamos conocer un poco más en esta entrevista a José Alba, que participará, junto a Marta Velasco y Álvaro Begines, en ‘Los Oficios del Cine. Producción ejecutiva’, una actividad organizada por FilmAnd y la Fundación Cajasol que se celebrará el lunes 29 de abril, a las 18:00 h. en la sede en Sevilla de la Fundación Cajasol (c/ Plaza de San Francisco, 1, acceso por la calle Chicarreros). La asistencia es gratuita previa inscripción en este formulario.

Empecemos por algo muy básico, ¿cómo le resumirías en qué consiste tu trabajo como productor ejecutivo a alguien ajeno al mundo del cine?

Pues, ¿cómo te lo diría? (risas). Consiste en sufrir y en aguantar el sufrimiento lo máximo posible hasta poder vencer todos los elementos y sacar adelante la película. Básicamente es eso, resistir. Pero bueno, por resumírtelo mucho, lo que hago, creo que como la mayoría de los productores, es buscar, decidir y trabajar primero una idea con un director o un guionista. Y proporcionarle luego al equipo todos los elementos necesarios para que puedan hacer realidad la película.

 

Es, por lo tanto, el oficio que supervisa a todos los demás oficios, ¿no? Cuéntanos algunas tareas concretas en las que te involucres.

Por ejemplo, lo primero es trabajar desde el guion para que la película se pueda rodar. Orientar la película para que pueda ser una realidad, porque muchas veces la gente tiene ideas brillantes pero no se pueden asumir por lo que sea. Luego, otra parte que me gusta mucho, es desglosar la película, pensar cómo se va a hacer paso a paso y presupuestarla. Toda esa parte de números me gusta bastante, la verdad. Y también está la búsqueda de financiación, que siempre es lo más difícil e ingrato, porque no siempre los proyectos salen adelante.

José Alba con la Biznaga de Plata al Mejor Productor en los Premios Málaga Cinema del 21º Festival de Málaga.

José Alba con la Biznaga de Plata al Mejor Productor en los Premios Málaga Cinema del 21º Festival de Málaga.

 

¿Y luego asistes al rodaje?

JA: Sí, me gusta acompañar al director en el rodaje, pero no participo. Normalmente me quedo en una sillita al lado del combo, tranquilo y sin opinar mucho. Creo que la suerte está echada ya el primer día que ruedas y me gusta dejar la película en manos del director, prefiero no meterme, me limito a comer con el equipo y poco más.
Me gusta muchísimo estar en la postproducción: en el montaje, añadiendo los efectos, la música… Me encanta estar ahí siempre, sin aportar nada desde un punto de vista creativo pero disfrutando del proceso.
Y por último es fundamental también estar encima de la distribución. De eso depende la visibilidad que al final va tener la peli, Es una parte también muy chula pero incontrolable por desgracia para la myoría de los productores.

 

¿Cómo llegaste tú al mundo del cine?

Pues de una manera un poco tangencial. Mi abuelo era proyeccionista en el ya desaparecido Palacio del Cine, en Málaga. Y en todo el circuito de la empresa que lo llevaba (el Cine Alexandre, el Cine Regio, lo que hoy es el Albéniz, el Alameda…). Yo me he criado prácticamente en la cabina de proyección, con él, viendo pelis cientos de veces. ET la puedo haber visto 150 veces. De ahí me viene una afición muy grande por el cine. Y luego, en la época del VHS, también estuve con vídeoclubes y tal. Y de ahí, cuando va uno creciendo, viendo la carrera que quiere hacer, decidí que me gustaba mucho el cine pero que yo no era ni escritor ni quería dirigir, que es una cosa que me pone muy nervioso. Y entonces tiré por la producción.

Justo en esa época Antonio Banderas empezó con Andrés Vicente Gómez a desarrollar la MBS (Media Business School) en Ronda. Asistí allí a un montón de seminarios. Y después de acabar Económicas, que es la carrera que estudié, acabé haciendo el máster y ahí empecé a currar ya en el cine. Y desde entonces la verdad es que no he parado.

 

Desde esos años en los que tú empezabas a la actualidad, no ha transcurrido tanto tiempo pero el cine andaluz ha pegado un gran estirón. ¿Cómo ves el panorama actual del sector en Andalucía y qué crees que hay que hacer para que se consolide como industria?

Se ha crecido mucho en estos años porque la verdad es que la base no era muy grande. Y creo que se ha crecido bien, se han hecho peliculones y se están haciendo servicios de rodaje a series que están entre las más punteras del mundo. Ahora el reto y la oportunidad es mantenerse. Yo siempre he creído que la base de una industria son las ideas, los guiones. Por eso hay que apoyar sobre todo a los guionistas, a los creadores de ideas. Se debe ayudar el desarrollo para que las empresas de aquí puedan tener un ciclo de producción relativamente estable. Y, para tenerlo, en una empresa como la nuestra, tienes que tener en cartera unos diez guiones para que luego al año se pueda rodar al menos uno.

 

¿Crees que ese apoyo al desarrollo de ideas debe ser la principal implicación de las instituciones?

Sí, si me preguntas cómo pueden ayudar la Junta o las televisiones públicas, te diré que apoyando a los escritores para que puedan vivir profesionalmente de esto, porque en día no pueden hacerlo, salvo muy contadas excepciones. Incluso, deben ayudar a que las productoras también tengan en su flujo de tesorería un apoyo relativamente estable para poder estar invirtiendo dinero en el desarrollo. Yo creo que ahí está el pilar. Ahora que tenemos visibilidad y que somos capaces de hacer cosas que llaman la atención a nivel mundial, hay que poner los cimientos para que esto tenga estabilidad.

José Alba y Celia Rico, productor y directora de 'Viaje al cuarto de una madre'

José Alba y Celia Rico, productor y directora de ‘Viaje al cuarto de una madre’

Por hablar en concreto de uno de vuestros proyectos más destacados, ¿cómo os animasteis en Pecado Films  a apostar por una película pequeña de una directora novel como Celia Rico?

A mí me envió el guion Ignasi Estapé, de Arcadia Motion Pictures. Lo leí y en hora y media lo llamé de vuelta y le dije que era el guion más bonito que había leído nunca y que quería hacer la peli. Fue así de fácil. Ya había trabajado en otras coproducciones con Ignasi, con otra productora que yo tenía antes, y con él la verdad es que había confianza.

 

¿Qué película de la historia del cine te hubiese gustado producir?

Aliens 2, de James Cameron. Me parece maravillosa. Hay otras muchas, pero mi peli es esa. Siempre he pensado que si el cine se inventó para un género, ese género es la ciencia ficción. Es el que más me hace disfrutar y el que creo que  tiene más posibilidades de hacer locuras, más posibilidades creativas. Algún día me gustaría producir algo que tenga ese perfil, aunque no llegue a ser de ese nivel obviamente.

 

Y para términar, ¿qué nos puedes contar sobre los proyectos en los que estáis trabajando ahora mismo, en abril de 2019, en tu productora?

Estamos terminando de financiar una película que va a dirigir Vicente Villanueva en Sevilla y que se llama Sevillanas de Brooklyn. Y también estamos en fase de financiación del primer proyecto de ficción de Alexis Morante, que se titulará El universo de Oliver.
La primera es una comedia romántica muy divertida. Y la segunda está ambientada en los años 80, en el Campo de Gibraltar, y es una peli de colegas de 12 años que están llegando a la madurez en tiempos jodidos. Nos dieron la ayuda de guion de la Junta y estamos ahí, entre la financiación y terminando nuevas versiones de guion.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *