Álvaro Begines cuenta desde dentro la historia del mítico grupo No me pises que llevo chanclas en ‘Por humor a la música’, documental que se estrenará en unos días en el Festival de Málaga

http://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/jabermudez.jpg
16 Mar 2017
Juan Antonio Bermúdez

Por Juan Antonio Bermúdez

El mítico grupo No me pises que llevo chanclas, inventores del agropop, cumplen más de un cuarto de siglo «aproximado» sobre los escenarios. Y lo celebran con un disco, una gira y una película: un documental que parte de un concierto compartido con otros artistas.

Por humor a la música, la película, puede considerarse un «autorretrato». La dirige el guitarrista del grupo desde sus inicios, Álvaro Begines, que en las últimas décadas ha compaginado su faceta musical con una carrera como cineasta en la que destacan dos largos (¿Por qué se frotan las patitas? y Un mundo cuadrado), varios trabajos para televisión y una esforzada labor de producción al frente de La Mirada Oblicua, empresa audiovisual radicada en el pueblo sevillano de Los Palacios y Villafranca, cuna del agropó.

Hablamos con Álvaro en un palacio del siglo XVIII que alberga la franquicia en Sevilla del Hard Rock Café.  Justo antes han presentado el disco, la gira y la película con un breve concierto en el que hemos podido oír algunos clásicos del grupo, como «¿Y tú de quién eres?» o «Japón».

«Tú sabes, contar desde dentro es más complicado», nos reconoce. «Pero ayuda el tiempo que nos llevamos separados y sobre todo el hecho de tener ya una edad y mirar las cosas de otra forma, con más honestidad y menos brillo que antes».

El término «honestidad» sale en la conversación continuamente. «La idea es mostrarnos con mucha honestidad: qué es lo que éramos, de dónde veníamos, cómo fue nuestro recorrido y cómo fue también nuestro fracaso como grupo, cuando nos desunimos y nos fuimos. La idea era contar todo eso, no solo las flores».

Por humor a la música recoge un concierto celebrado en el Teatro Quintero de Sevilla hace justo un año y los testimonios de numerosos artistas que acompañaron ese día al grupo de los hermanos Begines (Pepe y Álvaro), entre ellos Kiko Veneno, Pablo Carbonell o el vocalista de The Refrescos, Bernardo Vázquez. «También quería contar, en cierto modo, algo que no se había hecho todavía: la historia de la música que tiene humor. Y contarla con todos estos músicos con los que hemos coincidido en diferentes momentos, que nosotros fuésemos los que menos hablásemos, aunque quería que mi hermano Pepe fuese el narrador, creo que su voz tenía mucho fundamento aquí»

El estreno llega el martes 21 en el Festival de Málaga. Luego, Álvaro Begines nos cuenta que su intención es que la película pueda verse en certámenes de documentales musicales y además están en negociaciones con varias plataformas de televisión. Pero lo que más ilusión le hace es la posibilidad de programar el documental en algunas salas de cine, seguida de un pequeño concierto acústico.

Y como productor de La Mirada Oblicua, ya está pensando también en otros proyectos: un largometraje de ficción que espera dirigir de forma inminente, otra película aún sin título en la que van a repetir el esquema de coproducción que tan buenos resultados les dio con A cambio de nada y, quizá lo más sorprendente, el desarrollo de un guion que tiene mucho que ver con Por humor a la música: una comedia ficcionada protagonizada por unos amigos que montaron un grupo musical en su juventud, se pelearon y se volvieron a reunir pasados los 50 años, «con las secuelas propias de la vida, tanto psicológicas como físicas». Nos revela incluso el título de ese guion pendiente de desarrollo: «Rock and Love». Y aunque Álvaro nos insiste en que no debe verse exactamente como la historia de su grupo, la verdad es que nos parece que resume bastante bien el espíritu de estos músicos de pueblo que tanto nos han hecho bailar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *