Gustavo Fuentes
avila
Alejandro Ávila

Gustavo Fuentes es el último fichaje de La Claqueta, la productora andaluza responsable de documentales como La vida en llamas o Nacido en Siria y que se acaba de lanzar a la producción del largometraje de ficción con Ánimas, Parking, Tu hijo y La trinchera infinita. Fuentes asume dos cargos en la empresa fundada por Olmo Figueredo y Manuel H. Martín: director general y responsable del área de negocio televisivo.

Asegura que Olmo lo convenció “en dos almuerzos” para regresar a una empresa de su Sevilla natal, donde estudió Ciencias Económicas y abandonar su puesto en Barcelona en el grupo Lavinia, donde fue responsable de la estrategia de internacionalización.

Ligado al sector financiero hasta hace 12 años, asegura que el mundo del cine y la televisión le parece “maravilloso, sobre todo la parte creativa”.

Su despacho se encuentra en el cuartel general de La Claqueta, un adosado en el apacible barrio de Los Bermejales. En la habitación contigua, Fátima de los Santos monta Parking, mientras en el despacho de Gustavo, un compañero le ayuda a instalar una televisión táctil. Está todo por hacer… incluido el plan estratégico para dar el salto a las series de ficción.

 

Cuando La Claqueta cumplió 15 años en 2017, Olmo Figueredo hablaba de que la empresa había pasado por tres etapas. ¿Entra contigo en una nueva era?

La Claqueta va cambiando de etapa, pero siempre con los pies en la tierra. Empezamos con la publicidad, nos metimos a los cinco años en documentales y, a los cinco años, empezamos con los largometrajes. Hemos producido cuatro largos. Ahora mismo tenemos dos líneas básicas: entrar en la ficción seriada y la internacionalización. Queremos que el tejido empresarial andaluz crezca lo máximo posible y nuestro sueño es traernos toda la producción que podamos para que el sector crezca.

 

¿Cuál va a ser tu labor en esta productora?

Aquí hay tres patas: cine, publicidad y televisión. Mi función va a ser poner orden en las tres partes: creemos que la del cine está muy bien cubierta, queremos crecer en televisión y afianzar la publicidad. Queremos apostar por a internacionalización: que una producción extranjera que tenga pensado rodar en la Costa del Sol, piense en nosotros.

 

¿Cómo ves el panorama de las series de ficción?

Se nota que hay brotes, no sé si verdes, rojos o azules, pero se está moviendo mucho a través de las nuevas plataformas, que están despertando a las que llevan más años. Se cree más en el contenido de ficción seriado y están entrando muchas productoras y grandes grupos. Hace tres años, no me imaginaba a Amazon queriendo hacer series. Todos quieren hacer ahora lo mismo que Netflix y, en ese camino, vemos que hay muchas oportunidades. En nuestro caso, estamos preparando ideas… es el inicio de una gran aventura.

 

¿Y cómo os planteáis esa aventura?

Somos andaluces y nos encantaría crear historias con un hilo andaluz. El otro día escuché al CEO de Netflix, Reed Hastings, diciendo que buscan historias cuanto más locales, mejor. Ellos tienen una red de captación, pero no controlan lo local. Queremos crear cosas que tengan nuestras raíces, pero que sean internacionales. Me gusta mucho lo que hace Alberto Rodríguez, por ejemplo.

 

Acabas de llegar de Conecta Fiction, donde han acudido los directivos de Movistar, HBO, Netflix… ¿Qué productos buscan las nuevas plataformas?

El Conecta ha sido un descubrimiento buenísimo. Deberíamos plantearnos hacer algo parecido en Andalucía. Conecta Reality o algo así. Lo que buscaban las grandes plataformas era ver qué ideas traíamos: desde las ideas locas a las del día a día. Van buscando la producción 6.0: thriller, investigación, misterio. Ahora toca la segunda parte: volver a conectar con ellos, mandarles ideas y crear jornadas de trabajo.

 

¿Cómo atraes la atención de estos gigantes?

Tienes que tener suerte y estar en el momento y el sitio justos, como el Conecta. Tienes 15 o 30 minutos para hablarles de cuatro o cinco proyectos. Estaban en un momento más abierto de mente. Luego llegarán a su oficina y nos llamarán si están interesados. Se han dado cuenta de que necesitan muchos productos y están entrando como coproductores y negociando la ventana de exhibición.

 

¿En qué crees que se diferencian sus series de los formatos de televisión tradicionales?

Las temporadas tienen menos capítulos y son conclusivos. Buscan temporadas de 6 a 9 capítulos, pero conclusivos. Es decir, que dejes una puerta abierta, pero cierres (el arco argumental). Buscan además una creatividad máxima. Le han dado frescura a todo el sector y una nueva forma de producción. Las inversiones están más controladas por capítulo, pero cuentan con una creatividad mucho mayor. Todas las plataformas buscan lo mismo: el consumidor, pero lo hacen con mucho tacto, con un buen contenido.

 

¿Hay riesgo de que se esté creando una burbuja con la generación exponencial de contenidos de Netflix?

No tengo ese temor. Lo que está haciendo Netflix es incrementar el consumo del contenido. No creo que exista una burbuja. Creo que casi todo el contenido se consume y se consume bien.

 

¿Ante este nuevo panorama, cómo pueden competir/colaborar las televisiones públicas y privadas españolas?

Se tienen que dar cuenta de que las plataformas han venido para quedarse. Más que competir, hay que adaptarse al nuevo ámbito de consumo de las personas. Primero fue un shock y ahora están viendo las opciones de coproducir. Televisión Española, Telecinco y Atresmedia están creando una plataforma. La convivencia va a ser sana: van a colaborar más que competir. Los contenidos son diferentes, porque las televisiones convencionales buscan un share y complementar una fracción de su horario, mientras que las plataformas buscan consumidores mensuales. Unos viven de la publicidad y otros, por ahora, no.

 

¿Qué productos puede ofrecer la industria andaluza?

Si empezamos a pensar en la producción andaluza de los últimos 5 años, estamos en la vanguardia a nivel nacional e internacional. Andalucía va a incrementar su tejido y va a ser líder a nivel nacional. La gente se está cansando de que todo se centre en Madrid o Barcelona. Se acabó eso de que los que hablan andaluz sean la chacha y el portero. Creo firmemente que en 5 años, el tejido empresarial habrá avanzado muchísimo. Es es el momento.

 

¿La crisis ha sido un acicate?

Con la crisis, el sector andaluz se ha dado cuenta de que no se puede vivir solo de Andalucía. Canal Sur y la Junta nos tienen que ayudar a crecer y que traigamos producciones a Andalucía, pero no debemos vivir sólo de eso. Debemos traer más de lo que nos dan. Tenemos que conseguir que las productoras pequeñas crezcan, tengan su creatividad… No se nos deben caer los anillos por ir a trabajar a Madrid, Londres o Rumanía, aportando nuestra sensibilidad y creatividad andaluza.

 

¿Qué fortalezas y debilidades le ve al sector audiovisual andaluz?

Veo brotes, soy muy optimista y cada vez veo menos debilidades. Como decía antes, el localismo se puede convertir en una fortaleza. El sector andaluz ha estado muy en desunión, pero veo que ahora estamos unidos y que podemos hacer cosas fuera para que crezca el tejido industrial.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *