El sevillano Gervasio Iglesias se reúne con Marta Velasco y Carlos Rosado Sibón para hablar sobre ‘Los productores ante el reto del futuro. El papel de las plataformas digitales’. Ha sucedido en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona (Sevilla).

maría ángeles ávila león
12 Jul 2017
María Ángeles Ávila León

«Los nuevos modelos de producción también van a cambiar el perfil del productor: los productores seremos creadores. La producción no es sólo una cosa de números, en nuestra profesión lo que valen son las ideas». Así lo ha asegurado el productor sevillano Gervasio Iglesias (Grupo 7, La isla mínima), en el marco del curso de verano De las webseries a las plataformas digitales, el futuro del audiovisual, celebrado estos días en la sede de Carmona de la Universidad Pablo de Olavide. En este encuentro han participado además Marta Velasco, productora de Áralan Films, y Carlos Rosado Sibón, productor de La Claqueta.

La mesa, moderada por el doctor en Comunicación Audiovisual, crítico de cine, autor de varios libros sobre cine español e iberoamericano y profesor de Lenguaje Audiovisual, Miguel Olid, a la sazón director del curso, ha interrogado a los invitados acerca de hacia dónde creen que se va a encaminar el audiovisual en el futuro.
En este sentido, Rosado expresó: «lo que más me preocupa de la entrada de las plataformas es el mercado único digital, porque si ahora buscamos las subvenciones públicas a nivel autonómico y nacional, con mucho trabajo, y después lo vendes a cualquier plataforma con presencia europea, te están pagando un precio irrisorio por la cantidad de países en la que se está emitiendo. Me preocupa que se rompa la territorialidad de los derechos», y añade: «plataforma sí, pero vamos a regular su entrada porque si no corremos el riesgo de que sólo apoyen proyectos de gente consagrada, o porque van a pagar nuestros proyectos a precios ínfimos».

En esta cuestión, Iglesias apunta que «lo más interesante de lo que está pasando es que se abre un abanico de posibilidades: está habiendo mucha más producción, empieza a haber una gran demanda de gente que trabaja en un equipo de cine. Además, tu producto se puede estar estrenando en 190 países a la vez». En este sentido, Velasco concluía que «gracias a esto nos abrimos al mercado internacional, que es abrirse al mundo entero».

Posteriormente, Olid preguntó a los ponentes cómo de optimistas se muestran en cuanto al futuro y los cambios que trae. Velasco explicó bajo su perspectiva que «depende del proyecto y de la plataforma», matizando que «las plataformas te piden nombres cuando presentas un proyecto, y esto puede ser un obstáculo para los nuevos».
Por su parte, Iglesias planteó el debate sobre si las plataformas digitales, que están deslocalizadas, tienen que cumplir o no con el porcentaje obligatorio que las televisiones tienen que invertir en cine nacional. «Ahora se está trabajando en una normativa, es fundamental que seamos nosotros quienes contemos nuestras historias», concluyó haciendo referencia al porcentaje establecido en 1998 «para proteger nuestro cine de la invasión del cine americano».

Democratización tecnológica

En cuanto al tema de una posible democratización tecnológica, Iglesias opina que «la facilidad de la producción hace que tiremos más planos y pensemos menos, y es muy bueno que antes de hacer algo, lo pienses», y añade: «con las plataformas tenemos mucho más definido el gusto del espectador y así se puede pensar cuando se quiere hacer lo que el público demanda a algo completamente diferente sabiendo que eso no se hace».

Por otro lado, Velasco apunta que «cuando haces una serie de televisión, según los picos de audiencia, los guionistas van cambiando la trama en función de lo que funciona, mientras que en las plataformas se vende la temporada cerrada, y eso es un riesgo».

Finalmente, uno de los oyentes planteó una cuestión en torno a lo difícil que resultaba conseguir una ayuda si no contabas ya con una trayectoria, lo que, según Iglesias, «va a ser siempre así», y explicaba que «para captar la atención de un productor que esté más o menos establecido, la carta de presentación te la tienes que hacer tú». Así concluía que «ahora es un momento en el que los nuevos realizadores lo tienen bastante difícil porque las plataformas buscan firma y no se está cuidando la cantera, pero va a tener que cambiar».

Asimismo, Velasco apuntaba que «todos empezamos haciendo cortos, y es verdad que en algunas plataformas ha gustado una idea y han pedido que se cambie el director por uno más conocido». «Hay un problema de fondo, y es que no hay dinero: nos repartimos 30 millones entre un montón de gente, por eso se va a caballo ganador», ha concluido.
En esta línea, Rosado exponía el caso de ‘Ánimas’, la próxima película que se va a producir desde La Claqueta, «no tenemos televisión en la financiación, salvo Canal Sur, pero tenemos muy difícil conseguir a televisiones con dos directores que están haciendo su segunda película».

Así concluía esta mesa redonda, generando una reflexión a raíz del debate sobre los cambio que trae a la industria audiovisual la aparición de las plataformas digitales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *