Juan Gabriel García
Juan Gabriel García

Charlamos con Enrique Iznaola, director del Festival Internacional de Cine de Almería (FICAL) y, sobre todo, una persona que piensa en formato panorámico. Repasamos algunas de las propuestas de la programación que se han presentado ya, e Iznaola deja la posibilidad de soñar con las que todavía están por llegar. Organizada por la Diputación Provincial de Almería, la edición XVI del FICAL nos revelará del 12 al 18 de noviembre si, como promete el séptimo arte, algunos sueños se hacen realidad. Aunque por ahora nos vale con disfrutar de ellos en pantalla grande.

El nombre de Clint Eastwood siempre está sobre la mesa. Para los almerienses, su regreso a la tierra que lo vio nacer como mito a través de las disruptivas películas de Sergio Leone, se convierte en una especie de sueño colectivo que nos permite fantasear con poder escuchar de sus labios la célebre frase que su compañero de aventuras, el genial Eli Wallach, “El feo”, dijo en un repleto Teatro Cervantes cuando recibió el homenaje del Festival: “¡Almería, Tuco (Clint) ha vuelto a casa!”.

Al margen de este sueño, el Festival Internacional de Cine de Almería ofrece al público un completísimo programa compuesto por actividades de toda índole, desde los mencionados homenajes –ya se ha anunciado el que recibirá Alex de la Iglesia–, a debates, proyecciones paralelas, talleres, el Maratón 48×3, proyecciones por la provincia, música… Y las dos secciones oficiales que se erigen en el eje central  de la cita: Ópera Prima, con 6 largos a concurso, y los cortos internacionales, con 36 pequeños filmes de todo el mundo.

 

¿Por qué se caracterizará la nueva edición del Festival Internacional de Cine de Almería?
Es prematuro valorarlo porque el Festival está empezando a desvelar sus contenidos. Seguirá caracterizándose por una apuesta por el cine español, ya sea a través de largometrajes o cortometrajes, e intentando que la ciudad viva el cine de una u otra manera.

Sí sabemos, por ejemplo, los títulos que se podrán ver en la sección Ópera Prima, el espacio para el largo en el Festival, ¿qué se va a encontrar el público?
No me gusta destacar a ninguna película sobre otra dentro de las que hay, porque creo que todas son excelentes. Ha habido más de cien películas presentadas, lo que denota el alto interés por esta sección. Estamos muy satisfechos por haber conseguido que se presenten películas como Verano 1993 (Carla Simón) que va a representar a nuestro país en los Oscar. También es un motivo de orgullo tener películas muy conocidas, o que están o han estado recientemente en cartelera, como La llamada (Javier Ambrossi) o La niebla y la doncella (Andrés Koppel). Otras propuestas como un filme hecho en Almería, No sé decir adiós (Lino Escalera), con un Juan Diego en estado de gracia…, o propuestas que rozan la vanguardia como Pieles (Eduardo Casanova), u otro tipo de cine de gran presupuesto como la coproducción hispano-argentina Sólo se vive una vez (Federico Cueva), protagonizada por Gérard Depardieu y Santiago Segura.

Un nombre propio que ya se conoce en el apartado de homenajes es el de Álex de la Iglesia.
Creo que es romper una lanza a favor de un cineasta muy personal, que hace un cine totalmente diferente, que ha marcado un camino…, y que tiene un título, 800 balas, que rinde homenaje al pasado de Almería. Es una forma de combinar presente y pasado, una idea que me parece bonita, y muy acertado proponer su nombre para que lleve una estrella.

¿Cómo se lo ha tomado?
Está muy contento. Él quiere mucho a Almería. Tiene muy buenos recuerdos del rodaje. Siempre va a guardar en un rincón especial este premio, que sirve como reencuentro con una tierra en la que pasó unos meses inolvidables rodando.

Ahora toca la pregunta obligada que ya sé que no va a tener respuesta. ¿A los cinéfilos nos gustará el homenaje internacional Almería, tierra de cine?
Estoy seguro de que sí. Algo que siempre ha caracterizado a la Diputación ha sido traer a grandes nombres a Almería que han formado parte de la historia del cine, no solo en esta tierra sino en todo el mundo. Ya han venido Arnold Schwarzenegger, Ursula Andress, Raquel Welch, Catherine Deneuve… Muchos nombres. Y se está trabajando para que sea una gran presencia la que acuda a Almería. No se puede decir nada, desde luego.

Y vamos con la segunda, y eterna, pregunta obligada. ¿Clint Eastwood se ha dado por descartado?
No, nunca es una batalla perdida, pero sí es una batalla difícil. Es un nombre que siempre se baraja y se intenta, por una u otra vía. Te garantizo que se ha intentado por muchísimos cauces. Es una persona con muchísima edad y, a pesar de estar rodando película tras película, y que este año ha ido a Cannes, no es una persona que se prodigue en los viajes.

Este año de nuevo se contará con una representación de cortos de casi todo el mundo.
El Festival también se caracteriza por la búsqueda de esas pequeñas joyas de 15 o 20 minutos que están ahí. Hay propuestas de directores consagrados que miran al corto de vez en cuando como Santiago Zannou, Mabel Lozano, Rodrigo Sorogoyen, Chiqui Carabante…

El Festival también ha contado con actividades previas, como el ciclo de proyecciones de cortos almerienses bajo el título: ‘Almería, tierra de cortometrajes’.
El objetivo creo que se está cumpliendo: proyectar en pantalla grande los cortometrajes almerienses que se han presentado en ediciones pasadas al Festival pero que, al ser un certamen con dos mil cortos inscritos, no pudieron entrar. Hemos hecho varias proyecciones en el Teatro Cervantes que han ido muy bien, y también nos han servido para calentar motores.

Que se presenten más de dos mil cortos habla de la consolidación internacional del Festival.
Sin duda. Hablamos de un Festival con una larga tradición y gran reputación. Este dato es una prueba más de ello.

Otra novedad de este año es el concierto que ofrecerá la Orquesta de RTVE.
Gracias a TVE, que amablemente se vuelca con el Festival, hemos conseguido que venga su Orquesta. Creo que es un lujo. Vamos a tener un programa en el que va a haber desde clásicos, que se han hecho más populares gracias a su presencia en películas, a temas de bandas sonoras que hoy día son temas de música clásica.

¿Cuál sería la sensación con la que le gustaría quedarse una vez finalizado el Festival?
Que Almería tenga el Festival que se merece.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *